Sin subsidios, la tarifa del transporte podría subir más de 300%: qué pasa en Misiones

PROVINCIALES

Así lo advirtió Juan Manuel Fouce, titular de la CAEMTAP luego de que el Gobierno nacional eliminara hoy el Fondo Compensador del Interior. Las consecuencias serían paros y despidos de trabajadores.

Como si se tratara de la caída de una bomba, las 24 jurisdicciones del país se vieron sacudidas por la decisión del Gobierno nacional de eliminar el Fondo Compensador del Interior al transporte de pasajeros de las provincias y a la reducción de subsidios para los colectivos del AMBA.

En una aparente “venganza” a las provincias que “votaron en contra del pueblo”, la decisión de Nación golpea fuertemente a las empresas prestatarias del transporte de las provincias, quienes dejarán de recibir subsidios nacionales y podrán ajustar tarifas. Pero ¿qué pasará en Misiones?

Juan Manuel Fouce, titular de la Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (CAEMTAP) explicó  que esta eliminación del Fondo Compensador “afectaría a los servicios urbanos y suburbanos del interior del país”.

Concretamente, en la provincia de Misiones “afectaría a los servicios de hasta 60 kilómetros, que tienen subsidios, porque la mitad no tienen. Y después afectaría a algunos servicios que entraron en otra disposición, que son un poquito más largos, pero por su baja rentabilidad y que fueran también como suburbano. Y a los servicios urbanos, y obviamente, eso va a ser trasladado a una tarifa”, explicó Fouce.

El abogado explicó que “liberarse la tarifa no se va a liberar, porque la tarifa la fija el municipio, y en el caso del servicio integrado, la fija la Provincia a través de la Secretaría de Transporte. Y en caso de los servicios suburbanos, también la fija la Secretaría de Transporte”, ratificó

Sin embargo, lo gravedad de esta medida es que, al no haber subsidios ya no hay rentabilidad, entonces las empresas van a elevar las tarifas.

Al respecto, Fouce advirtió que “la tarifa va a tener que subir en los servicios urbanos un 300% más. O sea, va a ser una tarifa importante, va a estar arriba de los 1000 pesos”, resaltó.

Para el titular del CAEMTAP, el presidente Milei entiende que hubo una “traición” con la ley ómnibus, entonces “le va a cortar (a las provincias) todo lo que sea en partidas extraordinarias”, dijo.

Esta reducción en las partidas extraordinarias ya se venían sintiendo. Misiones debía recibir de Nación 3 mil millones de pesos en fondos, solamente recibió 7 millones. Con la eliminación del Fondo Compensador “no va a haber plata, no va a haber forma de subsidiar el transporte, con lo cual hay que llevar todo a tarifas”, alertó Fouce. “Nadie se quejaría si tuviera ingresos, pero como no va a haber circulante, o va a haber recesión, vamos a pasarla muy mal”, advirtió.

“Si el Estado Provincial no inyecta en el Fondo Compensador Provincial para mantener esa tarifa baja, la aplicación del incremento va a tener que ser inmediata. Porque no hay fondos, no solo porque la empresa van a querer eso, sino que no van a poder comprar los combustibles, no van a poder comprar nada, porque hoy por hoy existe un Fondo Nación y un Fondo de Compensación Provincial. Si sacas uno, tenés que o inyectar dinero a través del subsidio, o mandar a la tarifa”.

Despidos, reducción de frecuencias y paros 

Todo esto presagia un futuro muy difícil para el sector del transporte en provincias como Misiones donde las empresas buscarán una salida rápida al conflicto o irán al paro y comenzarán los despidos.

Al referirse al tema, Fouce explicó que “no tenés otra que parar, porque si yo no pago salario, me para el Gobierno. Si yo pago salario y no tengo para comprar combustible, tampoco puedo salir a calle porque el colectivo anda con combustible. De cualquier manera, el mejor escenario es parar”. 

Sumó que las empresas de colectivos tienen más gastos operativos que el salario propio, “entonces, vos parás y eliminás los gastos operativos de eso, obviamente vas a tener un conflicto con el Estado, porque van a querer la prestación de servicios, pero no hay otra forma. El Estado no paga hasta que se para todo, se rompe todo, sale la gente, ahí se van a pagar. Eso está mal. Ya sabemos lo que va a ocurrir“, apuntó.

Anticipó que “va a haber muchos paros. Este año va a ser un año complicado, porque las escalas salariales, más allá de que sean o no legítimas en cuanto a términos de inflación, lo cierto es que hay pagar, no hay dinero. No hay dinero para pagar esos salarios, porque no hay recaudación. Una cosa lleva a la otra. La tarifa baja, no hay subsidio, no hay para pagar el salario. El Estado está pagando con meses y meses de atraso, todavía no se cobró lo de diciembre del año pasado, lo que hace al Fondo Compensador”, explicó.

Por último, explicó que con la quita de subsidios las empresas de transporte urbano y suburbano van a tener que achicar sus plantillas de trabajadores. “Yo calculo que las empresas van a reducir personal y prestar menos servicios, no va a quedar otra”, aseguró.

Así las cosas, “hoy por hoy vamos a ver mucha menos frecuencia, mucho menos ingresos para la empresa, pero solo van a quedar los servicios en lo que es interurbano rentables (…) Hay que hacer una reestructuración del transporte: ver qué recorridos son rentables, cómo se puede mejorar esos servicios, cómo podemos ingresar dinero ahí, porque si vos ingresas el mismo dinero en todos lados, no es lo mismo la situación de Tobuna que la de Oberá.

No hay una correcta redistribución del fondo, y vos estás poniendo dinero en lo que tenés que poner, y estás asfixiando al que tenés que darle”, apuntó.

Total Page Visits: 11 - Today Page Visits: 1