Alberto Fernández y su último mensaje como Presidente: “Me reprocho no haber sido capaz de terminar con la grieta”

NACIONALES

El mandatario se despidió con un útimo discurso en Cadena Nacional. Defendió la herencia que deja su gobierno y le hizo un pedido a Milei: “No es razonable pensar en un ajuste”. Este domingo hará el traspaso de mando con el líder de La Libertad Avanza.

Alberto Fernández brindó este viernes su último discurso como presidente a poco más de un día de entregar el mando del país a Milei.  Realizó su última Cadena Nacional, en la cual realizó un balance de su gestión, hizo autocrítica y defendió la “herencia” que deja su gobierno.

El mensaje que duró media hora, se grabó a las 11 de la mañana de este viernes. Fue escrito por el propio mandatario en colaboración de sus funcionarios Gabriela Cerruti, Julio Vitobello y Juan Manuel Olmos. Cuando este concluyó, el jefe de Estado saliente se emocionó.

El Presidente comenzó su discurso haciendo mención a los 40 años del retorno de la Democracia y al traspaso de mando que se llevará adelante en las próximas horas. “La generación que esperó aquel día con el dolor por quienes ya no estaban, con la fuerza de quienes habían resistido y la esperanza de lo que íbamos a construir, tal vez no podía imaginar que cuatro décadas más tarde estaríamos frente al traspaso institucional del gobierno de una fuerza política a otra de un símbolo diferente, ambas elegidas por el pueblo”, destacó.

Siguiendo se refirió al próximo domingo y exclamó: “El 10 de diciembre es el símbolo inapelable de un consenso democrático que en cuatro décadas de vigencia sostuvo, aún con dificultades, la convivencia plural y el fortalecimiento de las instituciones republicanas”.

Hizo hincapié en las dificultades que enfrentó su Gobierno en estos cuatro años -con énfasis en la pandemia, la guerra de Rusia y Ucrania y la sequía- y detalló la situación económica del país que le dejará el líder libertario, que fue electo el pasado 19 de noviembre en el balotaje y quien tomará el mando a partir de la semana próxima.

En medio de esto, resaltó que gracias a su mandato, el país recibirá una importante suma de dinero en 2024: “El año entrante ingresarán, producto de nuestras exportaciones agrícolas y ganaderas, de nuestras exportaciones de gas y de litio, alrededor de 35.000 millones de dólares. Además, gracias al gasoducto que construimos, dejaremos de gastar 5.000 millones de dólares para importar gas licuado. De aquí hasta el 2030 las estimaciones marcan que las exportaciones sumadas de bienes y servicios crecerán el 80%”, dijo.

También habló de la como se desempeñaron los medios y aseguró que la libertad de expresión fue absoluta y “quien quiso manifestar sus quejas en el espacio público pudo hacerlo. Nuestras fuerzas de seguridad jamás fueron acusadas de haber ejercido violencia institucional”.

El mandatario también resaltó su postura contraria a la de su sucesor al referirse con halagos a las empresas estatales, a las cuales les reconoció su capacidad de trabajo y les agradeció por “demostrar el crecimiento que tiene el Estado”.

En la misma línea, defendió las obras públicas -que Javier Milei aseguró que dejarán de realizarse durante su gestión- y señaló: “Si el plan de viviendas que nosotros impulsamos continuara, el año entrante otras 50 mil familias estarían accediendo a una vivienda propia. Ahí está la trascendencia de un Estado presente. Si el Estado no lo hace no habrá nadie en el mercado que se preocupe de hacerlo”.

Su mensaje concluyó con agradecimientos a su equipo político y una mención especial a Cristina y Néstor Kirchner. “Actuamos de buena fe y hemos trabajado honradamente. He dejado todo de mí en estos cuatro años de esfuerzo y solo me he llevado el enorme honor que me han concedido de presidir esta Patria que tanto amo. Lo he hecho junto a un extraordinario equipo de colaboradores y quiero hoy agradecerle a quienes me acompañaron en la función pública desde el gobierno nacional y también a las y los gobernadores, intendentes y a todos quienes dedican cada día de su vida a la única herramienta real de transformación en democracia: la política”.

“A 40 años de democracia, defendámosla cada día, como nos enseñaron las Abuelas y las Madres de Plaza de mayo, y todos y todas quienes nos marcaron el camino. Más y mejor democracia, siempre”, cerró Fernández.

Total Page Visits: 12 - Today Page Visits: 1