Javier Milei prometió eliminar el Banco Central a través de una medida inviable

NACIONALES

El economista y precandidato a presidente libertario aseguró que esquivará a “la casta política” llamando a consultas populares para evitar pasar por el Congreso Nacional. Sin embargo, la ley obliga a la aprobación por mayoría de ambas cámaras para el procedimiento.

El diputado y economista Javier Milei, actualmente uno de los principales precandidatos con aspiraciones presidenciales, reiteró horas atrás su propuesta de eliminar el Banco Central. “Creo que tienen que admitir que tengo razón. Hay que cerrarlo. El Banco Central es un mecanismo de estafa que favorece a la casta política y está generando un problema enorme”, aseguró.

Sin embargo, y ante la pregunta de los periodistas, el líder del partido La Libertad Avanza dejó traslucir un grueso error en el conocimiento de la constitución nacional. “La fuerza a mí me la va a dar la gente. Porque cuando yo lleve el proyecto para eliminar el Banco Central y la casta política no lo quiera entregar, porque saben que de ahí roban, yo llamo a consulta popular, ni siquiera les tengo que pedir permiso”, explicó.

Sin embargo, y muy a pesar de las intenciones del precandidato presidencial libertario, las consultas populares no están habilitadas para saltear al congreso nacional. En efecto, y de acuerdo a la ley 25.432, tanto la consulta vinculante como la no vinculante deben contar con la aprobación legislativa.

Le mencionada ley fue sancionada el 27 de noviembre de 1996 y promulgada de hecho el 21 de junio de 2001, cuando la crisis dejaba asomar los primeros vestigios del caos.

De acuerdo a la misma, las consultas populares vinculantes, o sea, aquellas en las que el voto del electorado es obligatorio, deberán tratarse en una sesión especial y ser aprobadas con el voto de la mayoría absoluta de los miembros presentes en cada una de las cámaras. Además, para que sea considerada válida y eficaz, deberán participar de la misma no menos del 35 por ciento de los electores inscriptos en el padrón electoral nacional.

Las consultas populares no vinculantes, por el contrario, son aquellas en las que el voto del electorado no es obligatorio. Sin embargo, también deberá ser convocada a instancia de cualquiera de las cámaras del Congreso Nacional y aprobada por el voto de la mayoría absoluta de los miembros presentes en cada una de ellas.

De este modo, la propuesta de Milei de “sortear a la casta política” a través de una consulta popular resulta tan imposible como inconstitucional. Quiera o no, de ser favorecido por el pueblo en las elecciones presidenciales, deberá sentarse a negociar con la política a la que tanto critica para poder eliminar el Banco Central.

Total Page Visits: 19 - Today Page Visits: 1