Sobre el cierre del mercado el BCRA recompró bonos e hizo caer a los dólares alternativos

GENERAL

A mitad de la rueda, cuando el dólar MEP no encontraba obstáculos, llegó a cotizar a $360 pero sobre el final una orden muy importante de recompra de títulos destinada a bajarlos lo hizo cerrar a 352,21, muy por debajo de su cotización anterior

Al Gobierno no le alcanzó con la recompra de bonos para contener al dólar y acudió a la suba de tasas de los pases pasivos a 1 día, con lo que generó una confusión en el mercado porque esta medida favorece a los fondos de inversión pero perjudica a los bancos.

Esta tasa subió en 2 semanas 30 puntos. Para los fondos ahora está a 95% de la tasa de pases pasiva de las entidades financieras. “Esto es una suba muy importante para los fondos de inversión porque atrae inversores nuevos y es un dolor de cabeza para los bancos porque puede haber una caída de depósitos en cajas de ahorro para pasarse a fondos money market. El tema es que los bancos pagan 8% de Ingresos Brutos con lo que quedan en desventaja ante las tasas de los fondos”, señaló el analista financiero y experto en agronegocios, Salvador Vitelli.

Lo cierto es que el mercado se transformó en una montaña rusa. Por momentos dejaron deslizarse al dólar MEP mientras caía el contado con liquidación, con lo que el “canje” quedaba negativo. Es decir, era más caro tener dólares en cuentas argentinas que mandarlos al exterior a través del contado con liquidación.

Las distorsiones de precios entre ambos dólares, que alcanzó a una diferencia de $10 de acuerdo al bono con el que se operara, permitió todo tipo de arbitraje a los traders para hacerse de la diferencia cambiaria. La rueda fue caótica porque no había señales firmes del Banco Central. Por caso a mitad de la rueda, cuando el MEP no encontraba obstáculos, llegó a cotizar a $360, pero sobre el final apareció una orden muy importante de recompra de bonos destinado a bajarlos que hizo que cierre a 352,21, un precio 36 centavos inferior al del viernes. El contado con liquidación terminó la rueda con un alza de $2,21 (+0,6%) a $363,19. “Es muy complicado operar así”, admitió un operador.

El dólar “blue” también tuvo sus oscilaciones. Bajó a $335, se recuperó a $337 y cerró al mismo precio del viernes de $336. En el mercado de futuros cayó drásticamente la intervención del Banco Central en los distintos fines de mes. Esto implica que el mercado no ve una devaluación y que van a intentar llegar como sea hasta el final.

En el informe diario de Andrés Reschini, se hace notar que el precio del dólar a fin de este año, el primer mes de mandato del nuevo Gobierno, refleja una devaluación de 9% respecto a noviembre.

En la plaza mayorista, el dólar aumentó 93 centavos a $184,38 con lo que el ritmo devaluatorio se ubicó en 5,3% mensual. Otra vez el Banco Central tuvo que vender dólares. La salida fue de USD 56 millones que hicieron caer las reservas en USD 48 millones. En lo que va de enero, las reservas bajaron USD 1.931 millones.

El panorama hacia adelante no es simple. “La Bolsa de Rosario estimó que la caída de exportaciones de soja este año sería de USD 4.500 millones, 20% menos que la campaña pasada. Estamos en medio de una campaña que tiene el menor ritmo de comercialización de los últimos 21 años. Lo que está negociado y es factible de producir es mínimo porque el productor no quiere asumir compromisos cuando todavía no tiene la mercadería física. En maíz también estaríamos perdiendo y los ingresos del agro pueden caer USD 14 mil millones. Las lluvias del fin de semana no influyeron en la decadencia de la cosecha”, señaló Vitelli.

Para el analista financiero Salvador Di Stefano, “Macri en un momento de su Gobierno trató de vender dólares para contener el precio y subió la tasa. Massa hace lo mismo, pero con otras herramientas: en lugar de dólares compra bonos y sube la tasa. A Macri la estrategia no le sirvió y a Massa no le está resultando, porque lo que está haciendo es postergar una suba del dólar y una caída de los bonos sin una cantidad infinita de dinero para revertir la tendencia. Mi impresión es que el mercado de los bonos se va a ir saturando y la demanda de dólares va a superar a la oferta generando un salto en la cotización. El dólar “blue” está en $376. No pueden mantenerlo por tiempo indefinido. El resultado va a ser una baja de la actividad económica”.

Los bonos de la deuda tuvieron subas de hasta 1,9% por las recompras del Central. De esta manera, el riesgo país retrocedió 33 unidades (-1,8%) a 1.843 puntos básicos.

La Bolsa tuvo una buena apertura y la suba tomó dimensiones importantes en la mitad de la rueda. Después empezó un proceso de toma de ganancias, en particular en los bancos que se pueden ver afectados por la medida de suba de tasas de los pases pasivos, y el S&P Merval, el índice de las acciones líderes, terminó con un aumento de 1,08% en pesos y 0,5% en dólares. El monto de negocios fue similar al del viernes de $6.832 millones.

Los ADRs -certificados de toma de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- operaron $6.595 millones y tuvieron una rueda positiva pero sin alzas destacadas. Lo mejor pasó por Globant (+3,8%) y Telecom (+3,3%).

El clima de negocios cambió y cada rueda es impredecible. La Bolsa reaccionó en las últimas dos ruedas, pero no de la manera esperada. Los bonos, a pesar de las recompras del Banco Central, generan dudas porque los dólares para sostenerlos en este nivel son escasos.

El dólar tiene tendencia a subir, pero sobre el final el Banco Central se encarga de aplastarlos. El mercado sigue apostando a las divisas, porque sabe que este esquema tiene un límite.

Total Page Visits: 10 - Today Page Visits: 1