Llegan pocos feriantes y las frutas de estación escasean por la sequía

PROVINCIALES

Pese a las últimas lluvias, continúa la situación dramática para los productores. La mayoría espera que la situación mejore para que la producción pueda sostenerse

El fin de semana llovió en la provincia. Sin embargo, no fue suficiente para mermar las consecuencias que arrastra la sequía de temporadas anteriores. Además, se observó poca concurrencia de los feriantes, lo cual se debe a que tienen problemas con su producción. Algunos productores manifestaron que en sus localidades las precipitaciones no bastaron, mientras que, otros agradecieron que debido al agua de lluvia pudieron cosechar lo que actualmente tienen a la venta. Asimismo, todos claman por precipitaciones que beneficien aún más al sector. También, aseguran que mejoró la producción de hortalizas, pero escasean las frutas como sandía y melón.

En tanto, en diálogo, Fabián Vázquez- productor de Colonia Yacutinga- contó que cada vez es más difícil afrontar los efectos del suelo seco, ya que pese a los riegos constantes la lluvia que cae es poca para la cantidad de producción que debe mantener. “Hay momentos que se hace insostenible, pero se saca lo que se puede y es medianamente rentable poder venir hasta Posadas y vender algo de lo que produzco. Sólo rogamos por prontas lluvias”, manifestó.

El productor mencionó que es imposible reemplazar las lluvias con el goteo constante, y que es un trabajo diario y sacrificado para sacar a flote “por lo menos la mitad de la producción”. Ante este triste panorama, sostuvo que la situación con el verdeo, perejil, acelga y rúcula mejoró ya que las últimas lluvias trajeron alivio para este tipo de verduras. No obstante, no sucedió lo mismo con las frutas de estación como la sandía y el melón: “Se echó a perder la mayoría de estos porque el sol es demasiado fuerte y no aguantan, incluso antes de que salga de la tierra, porque ya salen como para ser desechados”, lamentó.

Feria Franca del miércoles en la Chacra 32-33. Foto: Joaquin Galiano

Por otro lado, indicó que la mayoría de la producción que se está vendiendo viene de provincias aledañas. “Por eso lo poco que se produce lo tenemos que vender a muy bajo costo, porque no se puede competir con una producción a media máquina”, se indignó. Asimismo, detalló que un melón pequeño cuesta  $100 pesos y la sandía parte desde los  $300.

Por su parte, Pedro Rivas, feriante de Roca Chica, aseveró que “trata de amañarse para traer lo más que pueda y vender todo lo que produce”. Además, habló de la inflación, “lo difícil que es mantener los precios cuando todo sube”. Mencionó que lo primero que se venden son las frutas de estación, las cuales, destacó que están con problemas de parte de la producción misionera. Dijo que plantó poco melón y sandía porque no quería tener pérdidas, y que lo poco que trae vende enseguida. En este sentido, acotó que la mayoría de los melones y sandías que se ven en la ciudad provienen de Corrientes y que algunos productores se proveen para revender.  “Tengo faltante de estas frutas, lo mismo está sucediendo con el tomate y lo que está menos perjudicado actualmente es el morrón. Con la banana aún no tuve mayores problemas”, detalló.  Contó que para paliar la situación está practicando el método de goteo por debajo de su producción de zapallito tronco. “Empecé hace poco, y me está yendo bien. De a poco pienso implementar con las otras verduras y frutas que produzco. Hay que ir innovando con las dificultades que se nos presenta”, resaltó. En cuanto a precios, dijo que el melón mediano cuesta $300 y la sandía $350, el kilo del tomate $300 y el kilo de la banana de producción misionera sale $300.

Un panorama más favorable

Luego de que en las semanas anteriores la escasez y faltante de hortalizas se sintió en las ferias francas, mercados y verdulerías; la producción de cebollita de verdeo, perejil, acelga, rúcula, lechuga  y otras hojas verdes mejoró levemente su situación. Es así que Marcelo Vallen, de Gobernador Roca, relató que no sólo llovió durante el fin de semana sino que también los días posteriores. “Fueron chaparrones que si bien no fueron prolongados beneficiaron un poco al suelo y a la cosecha.

Gracias a esa lluvia el verdeo que estaba apagado y medio seco, revivió. Lo mismo el perejil”, afirmó.

Seguidamente, el productor se dedica exclusivamente a plantar hojas verdes, zapallito tronco y pepino. En este marco, afirmó que su producción está bajo cubierta por el sol fuerte, por lo que la lluvia no le pega de manera directa. “Utilizamos todos los métodos posibles para cuidar nuestra producción, tenemos reservorio de agua, un arroyo cerca con bomba de agua, mangueras de goteo y regamos lo necesario”, explicó.

Sobre los precios, dijo que vende tres cebollitas de verdeo por $100, tres de perejil también por $100. Por otra parte, el pepino y/o el zapallito tronco por kilo vale $200.

En cuanto a las ventas, aseguró que suele vender todo lo que trae y para antes del mediodía ya no suele tener más nada para la venta. “El posadeño se siente a gusto comprando en la feria y colabora de esa manera con el productor”, dijo.

Pocos productores

Se observó que desde comienzos de enero la asistencia de feriantes es escasa. Durante estas vacaciones de verano, están funcionando los siguientes días. el martes en el Concejo Deliberante, el miércoles las ferias de Santa Rita y la Chacra 32-33. Los sábados en Itaembé Miní, Itaembé Guazú y Villa Cabello; y los domingos en Santa Rita, Chacra 32-33 y en Rocamora Partido Justicialista.  Todas tienen un horario desde las 6 de la mañana hasta las 13.

Por otra parte, hace días atrás en comunicación con este matutino, José Villasanti, presidente de las Ferias Francas, relató que la ausencia de los feriantes se debe a las vacaciones, pero que en un menor porcentaje algunos no tenían mercadería para ofrecer al vendedor debido a la sequía.

En tanto, el productor de Gobernador Roca, aseguró que muchos de sus compañeros de la feria se vieron afectados este último tiempo en mayor medida por el suelo seco- “A muchos les está costando, su producción se echó a perder. A otros no les sale nada, sobre todo aquellos que tienen mandioca, jengibre, cosas de raíz. Sumale a eso, que a veces hay problemas con el agua para el riego”, analizó. 

Buenas Ventas

Cada feriante afirmó que a pesar de la difícil situación que afrontan día a día por la escasez de lluvias, las ventas son muy favorables. Así lo mencionó, Angelica Marchuk, productora de Cerro Azul, quien sostuvo que son una familia entera de productores y  cosechan variedad de frutas y verduras.  La mujer se mostró alegre y expresó: “Trabajamos mucho para traer la producción hasta Posadas y vender todo lo posible. La mayoría de las veces nos volvemos sin nada y eso es positivo”. Posteriormente, mencionó que cuentan con diversos medios de pago como efectivo, aceptan ticket y mercado pago- “Algo que facilita aún más a que los clientes nos compren. La mayoría viene los miércoles o domingos porque nos conoce que trabajamos con la billetera virtual”-  En otro contexto, manifestó que la sequía los afecta fuertemente porque en Cerro Azul la lluvia fue muy poca, pero que trabajan en conjunto con productores de Colonia Andrade que los asisten con agua. “Más de una vez tuvimos que desechar un 50% de la producción porque estaba quemada por el sol”, expresó. Para cerrar, deseó que “llueva pronto y de manera prolongada”.

Total Page Visits: 14 - Today Page Visits: 1