Trasladaron ejemplares exóticos del Jardín de las Aves de Oberá

PROVINCIALES

Faisanes y una gallina de Guinea fueron llevados a una granja de Los Helechos para resguardarlas y que tengan más libertad

Un grupo de cinco ejemplares de aves exóticas entre los que están cuatro faisanes -especie originaria de Asia- y una gallina de Guinea -nativa de África- fueron retirados esta semana del Jardín de los Pájaros de Oberá y llevados a otra localidad para resguardarlos.

La medida se tomó para proteger y cuidar a las especies, según se informó desde la comuna obereña.

“Como medida de cuidado se produjo el traslado de aves que, por su especie y condición, necesitaban un espacio acondicionado para continuar con su vida”, explicaron desde el municipio.

De esta forma, para la protección, preservación y fundamentalmente para que tengan mayores libertades, se decidió enviar a las especies hacia la granja educativa El Potrero, de la vecina localidad de Los Helechos.

Allí, personal de la Dirección de Saneamiento Ambiental, mediante el departamento de Salud Animal de Oberá, se encargó de acondicionar un espacio adecuado para estos animales.

En la Capital del Monte, el Jardín de las Aves debe su origen a la devoción por los plumíferos de Frida Bunkowski de Wendlinger, quien inició en el patio de su casa el rescate y rehabilitación de distintos pájaros.

Una diversidad de especies conviven en este Jardín, en un ambiente natural rodeado de árboles nativos e implantados, plantas y flores decoran el paisaje ondulado otorgándole una belleza singular.

Quienes lo visiten pueden recorrer los senderos y un pequeño parque con juegos para niños. Actualmente el espacio, que es un pulmón verde para los obereños, está en avenida Italia casi calle Bolivia y depende del municipio.

A mediados del año pasado corrieron diversos rumores sobre el posible cierre definitivo del predio dado su deteriorado estado. Sin embargo, se logró reabrir las puertas al público, se negó el cierre y se acordó comenzar a liberar paulatinamente a todos los pájaros aptos bajo el protocolo de cautiverio, es decir, permitiendo su reinserción en lugares establecidos y afines para que de esa manera puedan adaptarse a un nuevo hábitat natural y de manera progresiva.

En tanto, aquellas aves que no puedan ser parte del protocolo por razones de salubridad deberán permanecer en el Jardín.

Además se comenzó a trabajar en la educación ambiental sobre aves y cómo protegerlas.

Total Page Visits: 17 - Today Page Visits: 1