Baja concurrencia en los talleres de VTV en Posadas

PROVINCIALES

Pese a que en temporada de vacaciones los conductores solían hacer la revisión técnica de sus vehículos, ahora la demanda es inestable, sostienen

Llega el período de vacaciones de verano, un tiempo en el que los conductores suelen buscan tener sus vehículos en regla para viajar sin inconvenientes. No obstante, los talleres de Verificación Técnica Vehicular (VTV) en Posadas mantienen poca demanda y creen que es consecuencia de la crisis económica que se vive a nivel país, por lo que se priorizan otros gastos.

Avelino Gigena, gerente de uno de los talleres de VTV de la ciudad capital, dialogó con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7 y contó: “La demanda de servicios ha decaído bastante pese a que estamos en plena temporada. Aumenta un par de días el número de vehículos y otro día hay una quietud asombrosa. Suponemos que puede ser sencillamente al aspecto económico, por lo que la gente se controla y mide en cuanto a los gastos que va a hacer, más allá de arriesgarse a que le hagan una multa porque tienen la verificación vencida”.

La misma situación se avizora en los demás talleres donde se realiza esta revisión para poner a punto los vehículos en la ciudad.

“El tema de la verificación en general está funcionando medianamente bien, en este tiempo estamos brindando un servicio mucho más adecuado a la demanda y a la necesidad de la gente, ya que hemos ampliado las instalaciones, tenemos comodidad para atender mayor cantidad de gente, tenemos en trabajo dos fosas en forma simultánea de manera que eso acorta muchísimo los tiempos de espera”, dijo.

Por otra parte, sostuvo que el problema que se presenta en ocasiones son por las que llegan al taller sin tener turno. Desde hace un par de años, para evitar las largas filas que se ocasionaban, se pueden gestionar los turnos en el sitio vtvmisiones.com y elegir el taller donde hacerlo.

“Acá siempre fue inusual el tema del turno porque antes era por orden de llegada. Entonces, llega el que tiene turno y hay cuatro personas adelante, pero se lo atiende a él primero. Inclusive se atiende sin turno porque hay mucha gente que no se maneja con los turnos por teléfono, no lo entienden entonces va directamente”, comentó.

“No hay una afluencia de gente que justifique el tener abierto todo el día porque realmente llega una hora en que ya prácticamente no hay gente dentro del galpón. En cuanto al desarrollo del trabajo se observan algunas falencias que son emergentes de la situación y de particularmente de la necesidad y del aprieto económico en que se ve el automovilista”, continuó.

Cubiertas gastadas y luces

Gigena por otra parte destacó que el problema que se presenta de manera repetida es el mal estado de las cubiertas “que están peladas, porque no tienen dibujo, no tiene agarre y el costo de éstas es realmente inalcanzable para algunos”.

Asimismo, se detectan problemas relacionados con el funcionamiento de amortiguadores, el sistema de polarizado de los vidrios que no es reglamentario, las luces “ya que hay gente que le agrega faritos o le pone un vidrio de color en los faros principales, pero la ley dice otra cosa. Entonces por ahí a veces se suscitan discusiones, pero en general tratamos de sobrellevar y entender desde el razonamiento de todos”.

En ese sentido, explicó que siempre tratan de no ser demasiado exigentes, sin embargo, no dejan de aplicar lo que dice la ley respecto de la seguridad de los vehículos, que fue el motivo principal por el cual se dispuso la revisión técnica obligatoria a los vehículos.

En referencia a la modalidad de aplicación, el gerente dijo que dura un año y si tiene algún inconveniente se le da un plazo de gracia para que pueda solucionarlo.

“Hay dos calificaciones: está el vehículo que no tiene arreglo en lo inmediato sin un desembolso considerable, presenta anomalías que son serias, entonces está rechazado; luego están los otros vehículos que presentan fallas que son normales, a los que se les da la opción de un plazo de 30 días para que vuelva al taller. Esto no quiere decir que se pueda hacer uso de su vehículo mientras está con un certificado condicional”, subrayó.

Costos según vehículo

Sobre los costos, el gerente del taller señaló: “Estamos en este momento tratando de lograr una equiparación con las provincias vecinas. En cuanto a la aplicación de tarifas estamos bastante quedados, en Corrientes, Chaco, Formosa tienen una tarifa para el auto de uso particular a 6.000 pesos y nosotros estamos en 3.600”.

“No obstante, nuestro servicio se sigue brindando en las mismas condiciones porque entendemos que el precio no es un motivo que genere o que justifique irresponsabilidad para hacer el trabajo que tenemos que hacer. Nosotros trabajamos en horario corrido de 8 a 16 y si vemos que realmente la demanda justifica permanecer mayor tiempo, lo vamos a hacer”, finalizó.

Total Page Visits: 37 - Today Page Visits: 1