Organizaciones sociales y ambientales piden medidas para “recuperar el monte”

PROVINCIALES

Enviaron una carta conjunta al Gobierno provincial indicando que “sin monte no hay agua ni suelo productivo”.

Referentes de organizaciones agrarias, sociales, de derechos humanos, gremiales, indígenas y ambientales, advirtieron las complicaciones que enfrenta el monte “sin agua y sin suelo productivo”, luego de cotejar imágenes satelitales que demuestran una grave fragmentación del Corredor Verde, último remanente continuo de Selva Paranaense, cuya conservación fue establecida por Ley para garantizar la disponibilidad de bienes naturales y la biodiversidad.

Los referentes acercaron a la Casa de Gobierno un documento que contiene un diagnóstico del Corredor Verde y propone medidas, como la reglamentación y cumplimiento efectivo de las leyes y de organismos, como el Instituto del Suelo; la restauración del monte y del agua; programas provinciales de cisternas y de sistematización de caminos para almacenar y retener agua de lluvia en las chacras, e iniciativas de prevención de incendios, entre otros puntos.

En la carta firmada por MAM, ATE, CTA Autónoma, CCC, Serpaj, Kaapuera, APAM, Laicrimpo, MEDH, RAOM, y Movimiento Naciones y Pueblos Originarios en Lucha, plantearon que “el Corredor Verde, área establecida por Ley XVI – Nº60 (antes 3631) para conservar el último remanente continúo de Selva Paranaense del mundo, no existe más como tal; está severamente fracturado”.

“Fue creado para garantizar el agua, entre otros importantes servicios ambientales y sociales, cosa que no está ocurriendo. El escenario de desmonte con los suelos desnudos, es propicio para la erosión hídrica, cuyo riesgo está presente en más del 60 por ciento del territorio provincial”, recordaron y añadieron la influencia de “la expansión del monocultivo de exóticas, y al cambio climático, para grandes incendios, como ocurrió en el verano pasado”.

“Está claro que estas condiciones dañan de manera directa a la agricultura familiar, al Pueblo Guaraní y a los sectores sociales más vulnerables, fundamentalmente en lo que respecta a la producción de alimentos y sanidad. Pero también impactan en la economía, en la generación de energía, en la industria del turismo, y en la producción en general”, apuntaron.

Por ello, “las organizaciones agrarias, sociales, indígenas, de derechos humanos y ambientales consideramos urgente la implementación de medidas para recuperar el monte y el agua, y a la par un nuevo modelo productivo, que priorice la inclusión social con la multiplicación de la producción de alimentos saludables y naturales en el territorio, que fortalezca a la familia agraria, limite la expansión del monocultivo de especies exóticas y el uso de agrotóxicos, y resuelva de una vez por todas la situación de los pueblos originarios, a través de la mensura de las tierras que les pertenecen y reconozcan su preexistencia en la Constitución Provincial”, señalaron.

De la misma manera, los dirigentes solicitan al Gobernador que priorice a las organizaciones sociales, agrarias y ambientales en la asistencia por parte del Estado en la asignación de tierras para la producción y multiplicación de alimentos sanos y nutritivos y reforestación con nativas; y el cumplimiento efectivo de la Ley XXIV- Nº11, que establece la expropiación de 600 hectáreas de la empresa Arauco para ser destinadas a Productores Independientes de Puerto Piray para la producción de alimentos. La norma fue sancionada en el año 2013 y hasta la fecha, sólo 160 de las 600 hectáreas fueron transferidas a los trabajadores.

También, piden establecer mecanismos para facilitar la formalización de emprendimientos rurales y el trabajo rural (compatibilidad entre planes sociales y trabajo), el incentivo para la permanencia de jóvenes y adultos en la zona rural mediante la regularización de la tenencia de la tierra, la asignación de tierras fiscales y la creación de “comunidades eco agrarias”, donde el Estado provea viviendas, servicios de agua, luz, conectividad, transporte, insumos y herramientas para la agroecología.

Específicamente sobre pueblos originarios, los referentes plantean la necesidad de un referéndum para que la sociedad de Misiones se expida sobre el reconocimiento de la preexistencia de los pueblos originarios con la enmienda de la Ley Provincial 4.000/03 y que ésta sea incorporada a la Constitución Provincial.

También plantearon que la designación del titular de la Dirección de Asuntos Guaraníes sea consensuada con todos los caciques de las comunidades originarias en Misiones, y que el Gobierno, a través de la dependencia que correspondiere, concrete los planos de mensura de territorios de comunidades originarias.

En ese sentido, Salvador Torres, del Movimiento Agrario de Misiones (MAM) señaló que “los primeros perjudicados con esta situación son los agricultores y las personas de menores recursos”.

“El Corredor Verde como tal no existe más y con la eliminación de la Selva, disminuye la generación de agua en todas sus formas y se incrementa la pérdida de suelo productivo. Si a eso le sumamos sequía, olas de calor y el monocultivo de exóticas, estamos ante un escenario de posibles grandes incendios y de pérdida de producción agraria”, explicó Torres junto a Hugo Sand, integrante de APAM.

Para revertir la situación, las organizaciones proponen un modelo de producción basado en la recuperación de la Selva y en la multiplicación de alimentos sanos y nutritivos. “Necesitamos que el Gobierno priorice la recuperación del monte y destine recursos a extender la producción hortícola y agraria, todo esto generando empleo para la población de menos recursos”, planteó Graciela de Melo, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Por su parte, Raúl Aramendy, del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), destacó: “La agroecología es la gran aliada en esta cruzada que nos involucra a todos, y que es urgente porque hablamos de bienes imprescindibles, como el agua”.

“Todo esto es fundamental para una buena salud”, acotó a su turno Florencia Orlando, de la Red de Agricultura Orgánica y Laicrimpo. En tanto que Cristian Cabrera, de Los Pueblos Originarios en Lucha, volvió a señalar que “el pino nos está haciendo mucho daño”, al ilustrar la pérdida de territorio para el pueblo mbya guaraní y los efectos de un modelo económico que incentiva el monocultivo de exóticas.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 1