Dos de cada diez perros padecen leishmaniasis: profesionales apuntan a la prevención

PROVINCIALES

La enfermedad se volvió endémica y aunque tiene tratamiento, insisten en las tareas que combatan la presencia del mosquito transmisor de la enfermedad

La leishmaniasis es una enfermedad parasitaria diseminada por la picadura de un mosquito infectado. Existen varias formas distintas de leishmaniasis. Las más comunes son la cutánea y la viscera.

En la provincia de Misiones se volvió cotidiana la presencia de la enfermedad por lo que el presidente del Colegio de Veterinarios de Misiones, Pablo Castillo, dialogó para referirse al respecto: “Nosotros con respecto a la leishmaniasis, estamos en una situación que se denomina de endemia, es decir con la enfermedad presente, con casos activos que vamos a diagnosticando y con obviamente lo que implica el punto de vista de la prevención de que de que sí o sí tenemos que hacer algo activo porque es una enfermedad que que se puede presentar con frecuencia”.

“Nosotros hicimos un estudio con 500 perros divididos entre Virasoro, San José y Oberá y nos dio un porcentaje de positividad del 22 % es decir, que es bastante homogéneo y podríamos concluir que más o menos esa probablemente sea la la prevalencia. Dos de cada 10 perros tendrían la enfermedad y muchas veces no es que nosotros veamos al perro enfermo, estos estudios detecta el anticuerpo, es decir, que presentan síntomas o puede haber contactado con el parásito y sacárselo de encima y uno estima que más o menos uno de cada diez perros tiene síntomas clínicos”, detalló.

Además remarcó que hay un porcentaje de perros que por una cuestión de funcionamiento de su sistema inmune transitan de forma diferente la enfermedad, “hay perros que se mueren rápidamente, otros que pueden estar años y sobrellevarla, hay muchos que se curan estando enfermos o que no se enferman pero que son el porcentaje más bajo”

“Desde que el parásito ingresa y comienzan los síntomas, es el período de incubación y en el caso de la leishmaniasis es extremadamente variable y uno asume que semanas a meses como mínimo es el tiempo desde que ingresa el parásito hasta que pueden empezar los síntomas”, destacó.

Prevención

Castillo recordó que el mosquito transmisor tiene una característica y es que no necesita el agua para criarse y lo hace en materia orgánica en descomposición, “necesita de un ambiente húmedo y que tenga sombra y el otro lugar son los gallineros domiciliarios o criaderos de cerdos. Fue una buena política de Salud Pública en prohibir esta cuestión y es fundamental recurrir a algún método de prevención y de repelencia para que los animales no sean afectados”.

“Desde el punto de vista de lo económico y práctico lo más efectivo es el collar que es costoso, lo otro es poner las pipetas pero no podemos decir que haya un solo método. Si el perro se infectó hay tratamientos, hoy por hoy Salud Pública no recomienda el sacrificio y los tratamientos que tenemos disponibles el 20 por ciento de los perros tratados se pueden curar de la enfermedad, un 60% se cura de los síntomas pero muchas veces necesita recurrir a medicación y un 20% de los perros aproximadamente la enfermedad sigue su curso y por más medicación que utilicemos el desbalance termina generando daño en el riñón, en el hígado que son los casos que desgraciadamente cobra la vida del paciente”, detalló.

El profesional indicó que siempre que se inicia el tratamiento lo que se busca es evitar que el mosquito vuelva a picar al perro porque justamente el animal es un reservorio de la enfermedad y en la medida que el animal mejore de los síntomas, el tratamiento disminuye el riesgo.

“Una de las condiciones que tenemos que tener en cuenta es evitar que un mosquito le pique para que no transmita la enfermedad siendo que es la única manera conocida de que la enfermedad puede llegar a las personas y con respecto a la situación actual de la provincia es bastante dispar la situación en los municipios, los más relegados son los que no cuentan con un área especializada pero no tenemos indicios que la enfermedad sea más grave en esos lugares, comentó.

Finalmente acentuó en Posadas tuvo un impacto muy positivo todo el saneamiento de lo que es el área costera y “desde el Consejo Profesional de Veterinarios siempre se busca que cada municipio cuente con un servicio de Bromatología y de Zoonosis”.

Total Page Visits: 14 - Today Page Visits: 1