La suba del combustible deja sin margen de ganancia a los productores más chicos

PROVINCIALES

Los ganaderos advierten que están trabajando a pérdida, los yerbateros que se reduce su rentabilidad y los tealeros aseguran que necesitan un reacomodamiento del precio porque “los números no cierran”. Además de la nafta, suben los neumáticos, los repuestos y la maquinaria.

La permanente suba del combustible, los neumáticos, los repuestos y la maquinaria agrícola viene causando severas complicaciones en la economía de los productores agrarios de Misiones y de todo el país, principalmente en los más pequeños que tienen menores niveles de rentabilidad. Los costos de su rubro se suman a los incrementos generales de alimentos y servicios que afectan a toda la población.

Ante este panorama, diversos productores señalaron que “otra vez estamos pagando el costo del ajuste” y que de continuar esta situación muchos pequeños productores van a desaparecer y abandonar la actividad.

Darío Bruera, presidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Misiones (FARM), indicó que “cuando suben esas cosas que nosotros necesitamos diariamente, o el precio de las maquinarias agrícolas, nos va llevando a una menor inversión del sector”.

“Eso nos va sacando posibilidad de crecimiento y va dejando a mucha gente fuera del sistema”, advirtió.

Bruera recordó que “el fin de semana hubo un remate de hacienda en Montecarlo, donde varios productores estuvieron vendiendo hacienda gorda a la que le faltaba terminación. Esa es una señal de que mucha gente se está yendo de la actividad, está abandonando y está rematando su ganado”.

Alertó que “más allá de un remate podemos decir que fue una liquidación de engordes y eso va a traer consecuencias porque en el corto o mediano plazo va a faltar hacienda bien terminada y se van a disparar los precios de la carne”.

Bruera pidió dejar en claro que “los productores no somos formadores de precios” y dio el ejemplo de que los precios en el caso de la hacienda se encuentran en caída, pero en las góndolas el elevado valor de la carne no sólo no cae, sino que todo lo contrario, aumenta de forma permanente.

“Esto le debe quedar claro a quienes nos gobiernan porque después la primera cosa que hace un secretario de Comercio Interior o cualquier otra persona es tomar medidas en contra de los productores”, criticó y remarcó que el aumento “no lo provocamos nosotros sino que se va haciendo a lo largo de toda la cadena de comercialización”.

“Hoy, terminar de engordar un novillo en la provincia de Misiones arroja un resultado negativo al productor de 20 mil pesos por cabeza”.

“Eso se puede sostener en el tiempo hasta esperar que cambie el panorama, pero llega un momento en que te fundís o tenés que terminar liquidando que es lo que está pasando en este momento”, lamentó.

Suba del combustible

Otros productores yerbateros y tealeros brindaron un panorama de lo que están padeciendo con los incrementos. “El aumento del combustible nos viene golpeando como a todo el mundo. En la parte productiva repercute en el flete”, deslizó Víctor Chamula de la Asociación Ganadera de Andresito.

Dijo que “a los productores nos está afectando en demasía”; y ejemplificó que “el maíz en Chaco cuesta entre $34 mil y $36 mil la tonelada, pero acá nos llega a $60 mil la tonelada, por una cuestión de flete y las cargas impositivas”.

Comentó que están “en tratativas con el Gobierno para ver qué salida nos propone para que no dejemos la actividad. Somos uno de los cinco productores que estamos quedando de 35 que hacemos engorde, pero hoy la actividad no la podemos seguir sosteniendo. Por eso, vamos a terminar de engordar los terneros que tenemos y no vamos a reponer, los vamos a vender a todos al pie de la madre”.

Por su parte, Marcelo Hacklander, del Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), indicó que “si bien la cosecha está parada hasta principio de diciembre, se deben seguir realizando tareas y mucho mantenimiento en los yerbales. Esto automáticamente significa un aumento de costo”.

“Hoy, con el proceso inflacionario que estamos teniendo, cuando lleguemos a marzo este valor será muy bajo con respecto a todo el costo de producción”, dijo en relación al valor del laudo de la hoja verde que fue de $70,08. Agregó que “veremos en qué monto se arrancará la cosecha en diciembre, tenemos la esperanza de que el precio sea mejor que el laudo”.

En tanto, el productor tealero de la zona centro Cristian Klingbeil sostuvo que “es complicado producir y trabajar, es muy duro el golpe del aumento del combustible”.

Recordó que “desde el sector productivo ya advertimos que queremos una mejora en el precio del té porque los números no cierran”. Consideró que “es muy desalentador el panorama”.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 1