“Si el sueldo aumentara al ritmo de los alquileres, la situación sería más llevadera”

PROVINCIALES

Adrián Torres, titular de la Asociación de Inquilinos de Misiones, se refirió al último índice del 73% de aumento en los alquileres. Mencionó las problemáticas que continúan caracterizando al mercado.

El tema alquileres continúa en el centro de la polémica debido a los altos costos y los obstáculos que deben afrontar los inquilinos. El último índice que estableció el Banco Central es del 73%, y uno de los mayores problemas continúa siendo el desfasaje entre los sueldos que se abonan en la provincia y los precios de alquileres.

“Los que renovaron en el mes de octubre tuvieron que pagar un 67% de aumento. “Sucede que en algunos casos llega la finalización del contrato, y en ese momento, en la ejecución de un eventual nuevo contrato, aprovechan para negociar hasta un cien por ciento del alquiler”, expuso Adrián Torres, titular de la Asociación de Inquilinos de Misiones.

A lo anterior, agregó la poca consideración de propietarios e inmobiliarias para mantener dentro de todo un precio en favor del inquilino por su buena conducta respecto a los cuidados del inmueble o por cumplir con los pagos al día. “La mayoría que está gestionado por inmobiliarias prácticamente no tiene ninguna consideración, porque se manejan por el índice o por la renovación de contrato”, y ni hablar de los requisitos para ingresar, criticó.

Además de los costos, Torres mencionó que continúan los problemas relacionados a la negación del acceso a inquilinos que tengan mascotas o niños, y también la escasez de oferta en la provincia. En este punto contó que muchos propietarios optaron por ofrecer sus inmuebles como servicio “temporario” lo cual cambió bastante el panorama.

“El aumento de la demanda y la poca oferta es otro factor que repercute en los precios”, insistió.

Precios de alquileres por las nubes

“Si el sueldo aumentara al ritmo de los alquileres la situación sería mas llevadera, pero hay una brecha muy grande entre los salarios, los precios y la inflación que golpea en todos los rubros”, inició el presidente de la asociación.

Describió que un departamento de una habitación, en promedio, costaría alrededor de 50 mil pesos. Y un inmueble para una familia que necesita más de una pieza superaría los 70 mil pesos.

En este punto, aportó que algunas inmobiliarias reconocieron que actualmente “hay muchos pagos atrasados”, porque a los inquilinos cada vez les cuesta más reunir el dinero necesario. Torres opinó que para pagar mensualmente un inmueble se necesitan al menos dos sueldos, e incluso “gran parte de los ingresos se destinan al alquiler”.

Aseguró que a quienes no les queda más opción que alquilar, directamente optan por “ajustar” en otros gastos o actividades económicas. Otros deciden volver a vivir con sus progenitores o alquilan una pequeña pieza en otras casas; también hay familias que construyen viviendas de madera o se asientan en barrios irregulares, según describió.

“Nada ha cambiado”

Adrián Torres lamentó que la situación en la provincia continúa igual: “evidentemente a partir de legislaciones no habrá solución. No hay un control o regulación seria y eficiente sobre el mercado inmobiliario, está a la deriva, y una sola ley tampoco podrá abarcar todo el control”.

Insistió que este rubro “necesita otro tipo de análisis”, relacionado a la “urbanización de terrenos o adjudicación de viviendas”, aunque el aporte del Estado “no alcanza frente a la creciente demanda”.

“Otra opción es que faciliten créditos accesibles a los trabajadores, para que puedan pagarse poco a poco su espacio propio, pero con los requisitos que piden actualmente se hace imposible”, apuntó al finalizar la entrevista.

Total Page Visits: 8 - Today Page Visits: 1