Juntaron 1.700 libros para pintar y colores para oncología de Pediatría

GENERAL

La fundación Virginia Fidelli, en homenaje a Marina Muntaner, logró un récord en su colecta 2022. Además de los ejemplares, recolectaron 775 cajas de lápices de colores para alegrar a los más pequeños.

A pesar del dolor ante la pérdida, el amor prevaleció en estas familias que hoy componen la fundación Virginia Fidelli de Rosario, quienes acompañan a las familias con niños y jóvenes enfermos de cáncer.

En el caso de Misiones, esta organización tiene una referente, Juana Margarita “Tany” Espíndola, quien en homenaje a su hija Marina Muntaner comenzó a trabajar y año tras año, desde el 2015, se encarga de completar el bibliomóvil que se encuentra en el sector de oncología del hospital de Pediatría con libros para pintar, cuentos y fotocopias, además de colores.

Con gran alegría, “Tany” contó que este año la colecta fue un récord. “Gracias a las personas, instituciones, medios de comunicación logramos juntar 1.700 libros para pintar, de cuentos, fotocopias y 775 cajas de colores”.

La acción solidaria fue posible gracias a que numerosas personas realizaron gestiones, donaron dinero, compartieron las publicaciones, entre otros gestos, que como los define esta valiente mujer, “el amor crece cuando se comparte”.

A modo de anécdota, durante la entrega en el Pediátrico, “fue muy emocionante, como siempre y un poco más por los niños que se acercaron a elegir sus libritos para pintar y lápices. Y uno de ellos, Fran que se encuentra haciendo tratamiento, eligió uno para él y pidió otro para su hermanita. Y el otro pequeñito con timidez no sabía con cuál quedarse”, relató con alegría “Tany”.

En sus redes sociales, la hermana de Marina, Virginia Muntaner resaltó la valentía y fuerzas de su mamá “por no aflojarle nunca, aunque hay instantes donde parece muy poquito, cada año llega un momento de explosión y los libros aparecen. Te recordamos hermana en este hermoso momento solidario porque siempre has tenido una onda especial con los niños”.

Acciones de amor

Si bien Juana Margarita Espíndola de Muntaner es una madre como muchas otras, que carga sobre sus espaldas con una historia de vida muy dura por la temprana pérdida de su hija Marina, producto de un melanoma, que es un cáncer de piel muy agresivo, logró transformar ese dolor y por el amor a su pequeña, comenzó a impulsar acciones solidarias en favor de otros niños, jóvenes y sus familias, que atravesaron por la misma situación que ella vivió en carne propia con su heredera.

Total Page Visits: 19 - Today Page Visits: 1