Con el cuento del nieto estafaron en casi 14.000 dólares a una jubilada

POLICIALES

El hecho ocurrió el jueves en la localidad de Leandro N. Alem. La víctima, de 81 años, entregó sus ahorros para un supuesto cambio por billetes nuevos en el banco

Delincuentes anónimos le sustrajeron casi 14.000 dólares en efectivo a una jubilada de 81 años en la localidad de Leandro N. Alem mediante la modalidad de estafa del cuento del nieto.

Según se pudo reconstruir en base a fuentes policiales, el hecho ocurrió el jueves en horas de la siesta, cuando la mujer recibió un llamado al teléfono fijo de su domicilio.

La propia víctima relató a los policías que del otro lado de la línea habló una persona que se hizo pasar por uno de sus nietos, quien vive en otra provincia argentina. Ésta le consultó si tenía ahorro en dólares, a lo que ella respondió que sí.

Su interlocutor le dijo que en los bancos estaban cambiando la moneda, por lo que había que entregar billetes viejos para recibir nuevos. Amplió que un contador iba a pasar por su casa para llevarlos y poder realizar el cambio. La mujer aceptó.

Momentos después, siempre según la denuncia, se hizo presente un hombre al que describió como de 30 años de edad con cabello negro y alrededor de 1,70 metros de estatura.

El desconocido llevaba barbijo y ropa oscura, por lo que no pudo dar más precisiones.

El delincuente prácticamente no habló, solamente se limitó a recibir el dinero en efectivo, que eran 13.900 dólares discriminados en billetes de 100 y 5. Al cambio blue (291) de la víspera, el monto supera los 4 millones de pesos.

Por el caso intervienen investigadores de la Unidad Regional VI de Alem.

La causa judicial está a cargo del Juzgado de Instrucción Cinco, dirigido por la jueza Raquel Zuetta.

Modalidad conocida
Las estafas de este estilo son una constante, al punto que funcionarios judiciales y policiales advierten que hay denuncias diarias por este tipo de delitos en distintas partes de la provincia de Misiones.

Si bien el cuento del tío o del nieto son los casos más conocidos, el avance de la pandemia y la tendencia a la virtualidad en casi todas las actividades, han volcado a los delincuentes a nuevas formas de cazar vulnerables con diferentes ardides.

“Ningún organismo del Estado, ya sea el banco, Anses o entidades que manejan dinero, tienen gestores particulares que van al domicilio. No hay nadie que vaya a buscar el dinero, eso no está estipulado”, dijo la comisario Sandra Ozuna, de la Dirección de Cibercrimen de la Policía de Misiones en una entrevista realizada hace tres años, lo que marca que esta modalidad de estafa lejos está de acabarse.

Consultada por los recaudos que hay que adoptar ante estas situaciones, detalló: “Hay que corroborar la llamada, devolver la llamada al supuesto nieto, sobrino o tío o por lo que se haya hecho pasar el delincuente para verificar que sea verdad. No actuar en el primer llamado”.

En este sentido, un profesional del Poder Judicial señaló que antes las llamadas se hacían desde las cárceles -como también los secuestros virtuales-, pero desde 2005 las empresas de teléfonos fijos o celulares deben identificar cualquier tipo de comunicación que provenga desde un establecimiento carcelario, por lo que el contacto ahora se hace desde la calle, con la facilidad de los celulares.

Denuncia y antecedente
En cualquiera de los casos, tanto estafas por estas puestas en escena como robos de datos, los especialistas señalan que es importante realizar la correspondiente denuncia.

En mayo de este año, mediante el mismo ardid, una mujer de 83 años fue víctima del cuento del nieto en la localidad de Posadas.

Mediante una llamada telefónica y con la advertencia de un supuesto corralito, la damnificada entregó cerca de 2 millones de pesos entre moneda argentina y dólares.

Por el caso, semanas después la Policía de Misiones detuvo a un joven de 25 años luego de desplegar dos allanamientos en la capital provincial, tal como informó este medio oportunamente.

El implicado, de acuerdo a los datos recabados en el expediente, formaría parte de una banda dedicada a las estafas telefónicas.

Mediante los procedimientos se secuestraron 1.504.300 pesos en efectivo, 1.134 dólares estadounidenses, nueve teléfonos celulares y un arma de fuego marca Taunus.

Así se realizó la estafa

La llamada
La jubilada recibe un llamado al teléfono fijo. Del otro lado de la línea un hombre se identifica como uno de sus nietos, quien vive en otra provincia argentina.

Billetes viejos
Su supuesto nieto le consulta si tenía ahorros en dólares. Ante la respuesta positiva, le dice que en los bancos estaban cambiando la moneda.

El supuesto contador
Le dice que hay que entregar los billetes viejos para recibir nuevos y un contador iba a pasar por su casa para llevarlos y poder realizar el cambio.

La entrega
Momentos después se hace presente un hombre de unos 30 años, de cabello negro y alrededor de 1,70 metros de estatura, quien se lleva el dinero.

Las estafas más comunes y como evitarlas

Pishing
Los pishing o formularios ficticios se generan a través de una página por la cual buscan obtener información personal o de una entidad bancaria. Al linkear, lleva a otra página espejo con logos que simulan ser de una entidad financiera.
Chequear la información o el número de con quién se está comunicando, si es alguien conocido o no. En el caso de que sea una transacción comercial, chequear a quién se está transfiriendo el dinero, el ladrón juega con los tiempos.

Validación de WhatsApp
A través de alguna compra o venta, un desconocido solicita un supuesto código de validación de 6 números con el cual se puede hackear el celular y así tener acceso a todos nuestros contactos. Así crean perfiles falsos para la venta de dólares.
No pasar nunca códigos por WhatsApp y no compartir ni reenviar códigos porque son de validación de otras plataformas. Asimismo, no compartir supuestas promociones de empresas sin antes chequear en páginas oficiales.

Transferencias de más
Un supuesto comprador envía más dinero por una compra y pide que se le envíe la diferencia de más a través de un CBU. El ladrón utiliza audios y mensajes de total desesperación para convencer al damnificado e iniciar un robo de dinero y datos.
Verificar las cuentas a las que se transfiere el dinero o el comprobante de la supuesta transferencia equivocada. No brindar información sensible y no apurarse con las transacciones en las que piden información o realizar trámites.

Tratamientos médicos
Entre los engaños frecuentes, una vez que falsifican una identidad, piden dinero para costear un supuesto tratamiento médico. El estafador dice que no puede retirar el dinero de un banco, por lo que el traspaso debe ser inmediato.
Denunciar inmediatamente. Primero al 0800 de la entidad financiera. Todos los bancos ofrecen un número para llamadas fuera del horario comercial. Con esa denuncia queda asentado el reclamo.

Cuento del tío
Haciéndose pasar por familiares, desconocidos llaman a personas adultas mayores y con la excusa de un cambio de billetes o de un supuesto corralito piden que se entreguen sumas de dinero y objetos de valor.
Después acercarse a cualquier dependencia policial, no necesariamente tiene que acudir a Cibercrimen, cualquier comisaria está en condiciones de recibir una denuncia por estafa o sospechas de movimientos fraudulentos.

Total Page Visits: 43 - Today Page Visits: 1