Perito que favoreció a García Ramos “espiaba” el expediente vedado a los testigos

PROVINCIALES

Se trataría de la licenciada en psicología y perito de los juzgados de Familia de Posadas, Josefina Mazal, que se aferró a la teoría de que la víctima de 5 años fabuló en su denuncia de abuso contra su padre. La Fiscal Álvarez descubrió que Mazal ingresaba a revisar la causa, donde sólo las partes tienen acceso vía clave de usuario.

A una semana del polémico fallo que declaró la absolución por el beneficio de la duda de José Raúl García Ramos (31) por el caso de “abuso sexual gravemente ultrajante y agravado por el vínculo” contra su hija de 5 años, trascendieron nuevas revelaciones que aumentan las sospechas sobre el manejo arbitrario de la causa.

La fiscal María Laura “Taty” Álvarez descubrió que una licenciada en psicología del Poder Judicial, que con su testimonio ante el Tribunal Penal del juicio favoreció la teoría del “relato inoculado por un tercero” de la pequeña víctima, llegó a revisar el expediente y los testimonios del juicio para elaborar su ponencia que benefició al acusado.

De acuerdo a la versión judicial, legalmente son solo las partes involucradas en el juicio los que tienen acceso -vía remota y con clave-, al expediente de la causa contra García Ramos: los tres jueces del Tribunal que preside Viviana Gladis Cukla, la fiscal Álvarez, el abogado defensor Eduardo Paredes, y el abogado querellante Hugo ZapanaNadie más. El expediente está vedado a todos los testigos y jamás pueden acceder al mismo, salvo que algunas de las partes le faciliten la clave de ingreso al mismo, en forma irregular y pasible de una sanción o investigación penal.

jueza Viviana Cukla

Sin embargo, cuando la Fiscal comenzó a revisar el testimonio de la licenciada en Psicología, Josefina Mazal Cemboraindel cuerpo forense del Fuero de Familia de la ciudad de Posadas, se encontró con que la funcionaria había dejado un largo rastro de ingresos al expediente electrónico para interiorizarse, se sospecha, de lo que habían declarado los demás peritos –oficiales y de parte- en la controvertida causa.

“La Fiscal Álvarez y su equipo de investigación, descubrieron que la licenciada Mazal revisó y espió cada una de las medidas que avalaban y corroboraban la veracidad del relato de la niña abusada en la situación de abuso de la que fue víctima”, indicó una calificada fuente judicial que participó en el juicio.

El dato no es menor si se tiene en cuenta que Mazal, perito de la junta médica interdisciplinaria de los juzgados de Familia de Posadas, fue la misma profesional que alentaba la revinculación de la víctima con sus abuelos paternos, José Garcia y la abogada del Iprodha Silvina Ramos, y la estadía temporal en el hogar donde presuntamente fue abusada por su progenitor.   

Fiscal María Laura Álvarez

Lo había hecho a mediados de 2015 –el caso fue denunciado en mayo de 2013- cuando se impulsó la demanda civil por la revinculación parental, en el juzgado de familia 1, a cargo de la ex magistrada Liliana Bertolotti. Cabe recordar que en ese momento se impidió la presencia de la madre y la abogada de la niña en la audiencia donde trataron, sin éxito, definir el pedido de revinculación.

“Ramos denunció impedimento de contacto, originándose demanda civil, pidiendo revincularse ella, su marido y la hija con mi nieta. Pero en la entrevista con Bertolotti, con la defensora de menores, Patricia Esperanza y la psicóloga Josefina Mazal, no permitieron entrar ni a la madre ni a su abogada (de entonces). La niña fue maltratada”, aseguró en aquel momento Doris Faría, la abuela materna de la víctima y querellante en el caso, indicando que una grabación probó la manipulación operada por Bertolotti, Esperanza y Mazal.

Psicóloga Josefina Mazal

¿Quién la autorizó?

En dos semanas se conocería los fundamentos del fallo que favoreció a García Ramostras un duro pedido de condena que había requerido la Fiscal Álvarez, de 15 años de prisión, y de 16 años por parte de la querella que representa el penalista Zapana. 

Durante el juicio, fueron los abogados defensores Eduardo Paredes y Mauricio Vergara los que insistieron en introducir el testimonio de la perito Mazal, cuando ya se habían caído los plazos y los tiempos de la producción de pruebas. De todas maneras, la jueza Cukla y sus pares Ángel de Jesús Cardozo y Juan Manuel Monte (subrogante) habilitaron ese testimonio, contra lo que indica el “contradictorio” o las reglas del debido proceso.

La Fiscal Álvarez, que ya anunció que apelará el fallo ante el Superior Tribunal de Justicia, descubrió que la licenciada Mazal accedió al Sistema de Gestión de Expedientes (SIGED) con claves de usuarios que no corresponden ni a su despacho, y obviamente tampoco a la oficina del abogado querellante.

Incluso, para que las partes accedan a SIGED necesitan sí o sí la venia y autorización de la presidenta del Tribunal Penal“Alguien del Poder Judicial le facilitó una clave para que la Licenciada se vincule con el expediente. Y la fiscal Álvarez ya presentó un escrito para que la expulsen del mismo, ya que se está violando la reglamentación que impuso la Corte misionera sobre el uso del sistema de expedientes”, precisó un portavoz del Palacio de tribunales de la avenida Santa Catalina de Posadas.

Total Page Visits: 41 - Today Page Visits: 1