Misiones se prepara para dar inicio al megaoperativo de vacunación

PROVINCIALES

Empieza mañana e irá hasta el 13 de noviembre. En la provincia son más de 88 mil los chicos desde 13 meses y hasta 4 años en condiciones de recibir las vacunas

Mañana en todo el país se da inicio a la Campaña Nacional de Vacunación contra el sarampión, la rubéola, las paperas y  la poliomielitis, que se extenderá hasta el 13 de noviembre y tendrá lugar en todos los Centros de Atención Primaria de la Salud (Caps) y hospitales del territorio nacional.

La población objetivo son niños desde los 13 meses hasta los 4 años inclusive, lo que para Misiones representa 88.400 chicos, en tanto que a nivel nacional son más de 2 millones.

Esta campaña, que se realiza fuera del contexto habitual, busca mantener la erradicación de estas enfermedades en el país, teniendo en cuenta que se están registrando casos en países como Brasil, Venezuela, Estados Unidos y algunos de Europa, lo que supone una amenaza de reintroducción inminente.

Se trata de una dosis adicional, por lo que se la deben colocar también los pequeños que ya tengan el esquema de vacunación completo, advirtieron los profesionales de la salud.

En ese contexto, Misiones ya recibió las dosis de las vacunas triple viral (contra sarampión, rubéola y paperas) e IPV (contra poliomielitis) y organizó la logística que no se quedará sólo en los centros de vacunación, sino que también tendrá a agentes sanitarios que saldrán a buscar niños casa por casa e instalarán puestos en los lugares más concurridos de las localidades para captar a la mayor cantidad de niños posible.

“Como acá tenemos un tiempo más limitado, estamos concentrados, además de la vacunación, en la carga, que es donde se refleja nuestro trabajo. Se realizaron reuniones con todos los referentes de inmunizaciones para planificar el trabajo en terreno para que el que tenemos listas nominalizadas y vamos a ir directamente a buscarlos. Tratamos de abarcar el máximo de lugares y estrategias de vacunación para hacerlo en menor tiempo posible”, comentó María Silvia Rodríguez, directora de la Zona Sur de Salud del Ministerio de Salud Pública provincial.

Rodríguez explicó que se trata de dosis adicionales o de refuerzo y si bien desde 1984 la polio está erradicada, desde 2009 la rubéola congénita y el sarampión desde el 2000, hay casos en otros países y “con esto se busca que esta erradicación se mantenga en el tiempo y no haya reinserción de estas enfermedades, así como llegar al 100% de los chicos con cobertura”.

Así, la profesional pidió la colaboración de la ciudadanía en esta campaña: “Pedimos a la gente que lleve voluntariamente a sus chicos a los centros de vacunación y que también reciban a los agentes de salud en su domicilio para poder continuar esta prevención porque son patologías que si se producen son graves, con secuelas e inclusive la muerte. Son patologías inmunoprevenibles, es decir, que con la vacuna las podemos prevenir”.

Baja cobertura

Por el descenso en las coberturas de vacunación pediátrica en los últimos años, que se profundizó con la pandemia del Covid-19, los expertos coinciden en que el riesgo de reintroducción del sarampión, la rubéola y la poliomielitis es permanente, porque los tres virus continúan circulando en otros países de América y en el resto del mundo

“El propósito por el que se realiza esta campaña es porque se ha visto que la cobertura de las vacunas del grupo que le corresponden estas dosis, que tiene que ser del 95% para evitar una enfermedad, está muy por debajo del 80%”, sostuvo, por su parte, la pediatra e infectóloga Liliana Arce.

Asimismo, remarcó también que por más que el chico tenga una cobertura completa de vacunas hay que ponerla igual en esa campaña.

“Por eso es importante que todos colaboremos con esta campaña. El sarampión es una enfermedad con mucho compromiso del estado general que se puede complicar con una neumonía, con enfermedades del sistema nervioso central”, explicó.

Y sobre la polio, sostuvo: “Es una enfermedad de parálisis flácida, es decir, de los brazos y las piernas, que puede producir parálisis de la musculatura respiratoria, que es muy invalidante. Hubo un brote en 1955 y 1956, pero las madres que no han visto estas enfermedades no saben lo angustiosa que es”.

En tanto, respecto de la rubéola, indicó que si bien es benigna, la rubéola congénita -que es la que contrae la embarazada y transmite al feto- puede producir enfermedades muy graves en el niño que nace: cataratas, sordera, ceguera, enfermedades del sistema nervioso central.

“El sarampión es altamente contagioso, por un paciente contagiado seguramente habrá otros seis transmitidos. Si entra un caso de afuera, seguramente tendremos un brote, es lo que pasó en 2019, pero se logró hacer un bloqueo”, acotó la infectóloga para finalizar. 

Total Page Visits: 27 - Today Page Visits: 1