Con mayoría de bonos ajustados por inflación, el Gobierno obtuvo $195.000 millones en la licitación de deuda

GENERAL

Como es habitual, hubo fuerte participación de organismos públicos. En lo que va del mes, la secretaría de Finanzas ya acumuló $420.000 millones

La oportuna decisión del Banco de Inglaterra a mitad de la rueda financiera rescató a los mercados del mundo de una nueva debacle. El día había comenzado con malas noticias para los bonos argentinos que asistían a un derrumbe que elevó el riesgo país a 2.755 puntos. Los dólares alternativos intentaban subir, pero oportunas intervenciones oficiales (compra y ventas de GD30 de Banco Central o Anses), mantenían controlada la tendencia.

En Estados Unidos los bonos del Tesoro a 10 años habían perforado el techo de 4% anual y eran una aspiradora de fondos del planeta. El dólar se fortalecía aún más ante las demás monedas del mundo.

Pero imprevistamente, el Banco de Inglaterra (BoE) anunció que iba a recomprar los bonos del Tesoro inglés de largo plazo e interrumpir la venta de sus bonos cortos. De esta manera, le quitó al dólar uno de los tres motivos por los que se fortaleció ante las demás monedas. Los dos motivos restantes son que la Reserva Federal es el Banco Central que más subió las tasas y los anuncios de su presidente de endurecer la política monetaria en el corto plazo para abatir la inflación.

“Los mercados comenzaron de mayor a menor. La gran noticia del día fue la recompra de los bonos del Tesoro inglés de la parte más larga de la curva. Hubo alivio porque hicieron subir a los bonos del Tesoro norteamericano que vieron caer en más de 20 puntos su rendimiento, lo que es una baja notable. También reaccionaron los bonos del mundo. Las especulaciones giran alrededor de si esta medida del Banco Central de Inglaterra va a ser algo constante o es una medida aislada. Lo cierto es que los mercados festejaron la medida”, señaló el analista financiero Franco Tealdi.

En estas circunstancias y con bonos como el GD35 subiendo 3,7%, el riesgo país bajó 26 unidades (-1%) a 2.665 puntos básicos.

La suba de los bonos hizo que los títulos que se utilizan para comprar y vender los dólares alternativos tuvieran alzas de 5% en el caso del AL30D y de 4,4% cuando se trató del GD30. Sobre el final una intervención en el mercado frenó una mayor alza de los alternativos. El MEP terminó con una suba de $1,21 (+0,4%) a $297,99 y el contado con liquidación con un avance de $2,08 (+0,7%) a $307,62.

El “blue” cedió $1 a $290 con escasas operaciones. Hay que aclarar que se está operando en el fin de mes, cuando las empresas demandan más pesos para sus gastos.

En la plaza mayorista, el dólar subió 28 centavos a $146,86. El Banco Central ante la liquidación de dólares de la soja por USD 357 millones, se hizo de USD 300 millones que sirvieron para elevar las reservas en USD 269 millones a USD 36.836 millones.

“La suba del yuan después de varias ruedas de baja, y de las demás divisas frente al dólar, fue clave para que las compras del Central lleguen casi a pleno a las reservas”, señaló el analista Esteban Montes.

El otro evento de la rueda fue la licitación de bonos de la deuda del Tesoro. Debutó el Dual que vence en febrero de 2024. Fue el único título que vence en el mandato del próximo Gobierno y que ajusta por devaluación o por inflación. Su recaudación fue elevada, $102.762. Acaparó el 31% de los $329.524 adjudicados, pero todos apuntaron a los organismos oficiales porque el sector privado no quiere saber nada de exponerse a un reperfilamiento.

“Es un bono que no se puede licuar porque está atado a la devaluación o a la inflación y se corre el riesgo de que rompa contrato. Fue la estrella de la licitación porque tiene una tasa de retorno de 0,96% que es muy alta. El bono que tuvo demanda privada fue la Letra de Descuento que vence el 28 de febrero y los cálculos me dan que paga una tasa de 108% anual efectiva y es una confirmación de que la inflación va a estar en esos niveles”, señaló el analista Salvador Vitelli.

Del total captado, 76% fue en letras indexadas por CER o bonos dual. Esta licitación le dejó al Tesoro un financiamiento neto de $195 mil millones y acumula $420 mil millones en lo que va del mes. Cabe aclarar que además de las posturas de los fondos de inversión hay mucho dinero propio, de reparticiones oficiales, en esas cifras.

La Bolsa, en tanto, reaccionó siguiendo la tendencia del mundo. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentó de la mano de las empresas de electricidad, 1,88% en pesos y 1,02% en dólares. Edenor (+8,03%) y Transener (+5,92%) fueron los mejores papeles de la rueda.

Los ADR’s -certificados de tenencia de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- con negocios por $4.176 millones, tuvieron mayoría de alzas. Lo mejor pasó por Edenor (+9,5%), MercadoLibre (+7,5%) y Tenaris (+5,1%).

Hoy puede ser una buena rueda para el mundo y para la Argentina porque la medida del Banco Central de Inglaterra no agotó sus efectos positivos.

Total Page Visits: 28 - Today Page Visits: 1