Epet 5: padres piden reunión al CGE y hoy declara el director de la escuela

PROVINCIALES

Aseguran que no son informados de lo que ocurre en el establecimiento ni de las medidas de seguridad. «Todo lo que sabemos es por los medios», sostuvo una madre

La muerte del estudiante Luis Bojcho, de la Epet 5 de Apóstoles, sigue generando dolor y preocupación en toda la comunidad educativa de ese establecimiento de enseñanza técnica.

Ahora, a casi un mes de la trágica explosión que ocurrió el 30 de agosto pasado y le causó la muerte al chico el 9 de septiembre último, los padres de los alumnos exigen una reunión formal con las autoridades del centro educativo, del Consejo General de Educación (CGE) y la Subsecretaría de Educación Técnica.

En una carta formal que presentarán hoy piden tener comunicación -en el plazo de tres días- con las autoridades por este y otros hechos que ocurrieron dentro del colegio y por el que nunca tuvieron explicaciones concretas.

“Queremos que nos informen, porque desde que pasó esto con Luis no tuvimos ningún informe formal de lo ocurrido. Todo lo que sabemos es por los medios o por lo que nuestros hijos nos cuentan. Sabemos que estuvieron psicólogos ayer -por el lunes-, pero a nosotros nadie nos notifica de lo que pasa en el establecimiento”, señaló Marita Núñez, madre de un estudiante y firmante de la carta de cuatro páginas donde se detallan una serie de hechos que habrían ocurrido en la Epet 5 y de los que ellos se enteraron por sus hijos.

Hechos preocupantes

“Hay hechos preocupantes que vienen sucediendo, no sólo este año, son cosas que nos fuimos enterando por los chicos. Nunca nadie nos informó que en la escuela hubo armas blancas, un revólver, estupefacientes. Todo queda ahí. Nada se informó de qué pasó o como se solucionaron las cosas. Y ahora llegamos a este desenlace y estamos preocupados como padres y nos solidarizamos, podemos ponernos en el lugar pero no estamos viviendo lo que pasa esa familia”, explicó Núñez

“A raíz de lo que pasó con Luis decidimos que no podíamos seguir así. Son cosas que cada padre comentó en el grupo que armamos y pasaron este año”, dijo en relación a distintos hechos alarmantes ocurridos y que fueron plasmados en la misiva de la que participaron padres de alumnos de 1° a 6° año del colegio apostoleño.

En el documento también le requieren a las autoridades de Educación que informen si los alumnos tienen seguros, los protocolos de seguridad vigentes y las medidas de protección y acompañamiento psicológico a los estudiantes tras lo ocurrido en los talleres del establecimiento.

Por otro lado, la mujer sostuvo que otra preocupación de los tutores tiene que ver con dónde pasan las horas libres los chicos que acuden a la escuela desde otros municipios, teniendo en cuenta que el establecimiento técnico es de los pocos que brinda esa formación en la zona.

“Quienes tienen hijos que vienen desde Azara o San José están preocupados porque ahora los chicos quedan en la calle esperando el horario de clases después del taller, antes que pase lo de Luis quedaban en la escuela. Al horario del almuerzo almorzaban ahí y después iban a sus clases, pero ahora nos dicen que no pueden quedarse porque no hay una persona responsable que vea lo que sucede con ellos, esa también es nuestra preocupación porque en vez de estar en una institución ahora están en la calle”, comentó.

Por último, pidió que se haga “justicia para esta familia y que se tenga en cuenta nuestro reclamo”.


Una muerte que generó dolor y conmoción

La muerte de Luis Bojcho (16) conmocionó a la sociedad misionera. Tras diez días de agonía el estudiante murió el 9 de septiembre pasado en el Hospital Madariaga de Posadas a consecuencia de las graves heridas que sufrió en los talleres de la Epet 5 de Apóstoles, cuando le explotó un tanque al momento de intentar abrirlo para hacer una chancha para la Estudiantina.

En el centro de salud capitalino el adolescente fue intervenido quirúrgicamente de urgencia ese mismo 30 de agosto, se le hizo una craneotomía por las graves heridas que tenía en la cabeza, se lo conectó a un respirador artificial y su pronóstico fue siempre reservado.

Todos esos días estuvo acompañado por sus padres y hermanos -él era el menor de seis-, que pedían cadenas de oración por su mejoría. En tanto, el lunes último, Julio, hermano de Luis, rompió el silencio en una carta pública para reflejar el dolor de la familia. En la misiva Bojcho puso en duda la efectividad de la investigación que realizan las autoridades del Consejo General de Educación, criticó a un sindicato docente y dejó entrever que se está “tapando todo”.

En el cierre de su misiva, reconoce la dureza de sus palabras y los conceptos con los que apunta a las autoridades, y asegura: “Si les duele o molesta lo que digo, les comento que más nos duele a nosotros no tenerlo a él”.

Total Page Visits: 24 - Today Page Visits: 1