“Hay disparidad en las instancias efectivas de revinculación escolar”

PROVINCIALES

La subsecretaria de Educación, Cielo Linares, aseguró que algunas escuelas sólo garantizan las mesas de exámenes y estas no alcanzan para responder a la situación académica que hoy tienen los alumnos.

Con los números del relevamiento sobre la situación académica de los estudiantes de las secundarias comunes (no se incluyó a la Educación Permanente de Jóvenes y Adultos, EPJA), la subsecretaria de Educación, Cielo Linares, reflexionó sobre el actual estado de situación.

“Lo que podemos decir con certeza es que en las mesas de exámenes se presenta sólo la mitad de los alumnos que deben materias y de esa mitad, aprueba la mitad. Es decir que esta metodología no está resultando suficiente para responder a la situación académica que tienen hoy los estudiantes”, advirtió.

En este sentido, para Linares “las mesas de exámenes te resuelven la mitad del problema. Por eso, un dato del relevamiento que nos pareció muy interesante es que hay 15 escuelas que no usan más las mesas de exámenes para acreditar los espacios curriculares y, en vez de ello, utilizan prácticos, proyectos y otras instancias complementarias que pueden incluso ser fuera del horario escolar. Ahora estamos construyendo el porcentaje de chicos con libreta abierta de estas escuelas para poder comparar con las restantes, pero me atrevo a pensar que será menor”.

Disparidades entre las oportunidades de revinculación

Para Linares, el tema central no es tanto la cantidad de espacios acumulados por los estudiantes secundarios, sino las instancias efectivas de revinculación que trabajan las escuelas.

“Hay escuelas que lo toman como proyecto y lo trabajan a contraturno, con tutores y están logrando que los chicos acrediten los espacios pendientes. Pero otras escuelas que sólo presentan la posibilidad de las mesas. Entonces, hay mucha variedad en las oportunidades reales entre las escuelas respecto instancias de revinculación”, advirtió.

Escenario de fin de ciclo 2022

Consultada sobre qué escenario proyectan para el final del actual ciclo lectivo, indicó que “dada esa variedad, creo que nos vamos a encontrar con un escenario muy heterogéneo y muy marcado de escuelas que lograron revincular a los estudiantes resguardando trayectorias y de otras donde efectivamente están quedando la matrícula”.

Confirmó que, en la actualidad, cerca del 10% de la matrícula de la secundaria común tiene materias sin aprobar, “podemos vaticinar que parte de estos alumnos quedarán trabados en sus trayectorias escolares, pero si lo mirás en el mapa de las escuelas te das cuenta que ese 10% se concentra en un grupo específico de establecimientos”.

La funcionaria destacó la labor de algunas zonas de supervisión que están trabajando de manera intensa y sostenida, como en General San Martín y Oberá.

“Creo que para fin de año nos encontraremos con un porcentaje menor de chicos con libreta abierta y previas, pero también con situaciones académicas de estudiantes sobre los cuales la repitencia no dará marcha atrás, porque están con muchos espacios curriculares y con previas. Ya hay escuelas que están hablando de la posibilidad que esos chicos se reinscriban el año que viene en el mismo año”, precisó.

Lo que falta saber

En los próximos días, según confirmó la subsecretaria de Educación, tendrán precisiones sobre algunas cuestiones claves, entre estas, la cantidad de alumnos con más de tres espacios curriculares abiertos y si estos arrastran además materias previas, también buscarán construir la información estadística sobre el número de alumnos con más de diez materias sin aprobar. Esta información será focalizada por zona y escuela.

Régimen Académico Marco

Linares confirmó que las escuelas están trabajando con el nuevo Régimen Académico Marco (RAM), “cada una con su proyecto institucional de evaluación. El 7 de noviembre hay jornada de Proyecto Educativo Institucional (PEI) así que ahí vamos a tratar el tema de convivencia que es muy preocupante. También estamos ordenando la guía de intervención en relación al consumo problemático”, recordó.

A su entender, “la clave de todo esto es cuando la escuela pueda construir su proyecto institucional de evaluación porque en ese momento el docente dejará de ser responsable de aprobar o no un alumno y la acreditación pasa a ser un criterio institucional”.

Anticipó a este Diario que “este año cerraremos con los proyectos institucionales aprobados. Este es el año para reconstruir la institucionalidad académica”, remarcó la subsecretaria de Educación.

Total Page Visits: 45 - Today Page Visits: 1