El BCRA seguirá subiendo la tasa de interés

NACIONALES

En un escenario con presiones sobre el tipo de cambio, el Banco Central seguirá apostando a una tasa de interés positiva para ganarle a la inflación y «como medida para fortalecer el peso»

El Banco Central compró en el mes USD3300 millones a partir de las mayores liquidaciones del sector agroexportador, beneficiados con un tipo de cambio a 200 pesos. La lógica del Gobierno de aquí en adelante será la de “incentivos y castigos” al poder económico (palos y zanahorias) para seguir juntando reservas en lo que queda hasta fin de año. Esto incluye a las importaciones con mayores controles pero también incentivos para aumentar la financiación de las compras en el exterior, que ya llegan a los USD5200 millones según datos del BCRA a los que accedió BAE Negocios.

La política de palos y zanahorias también incluye decisiones como la de excluir a las cerealeras de la posibilidad de dolarizar sus excedentes a través del contado con liquidación o el MEP. El viernes finaliza el régimen del dólar soja y las empresas nucleadas en la CIARA CEC ya adelantaron que entre octubre y diciembre deberían otorgarles otros beneficios para sentirse incentivadas a vender. ¿Se les pedirá algo a cambio? En este tenso escenario con presiones permanentes sobre el tipo de cambio, el BCRA seguirá apostando a lograr una tasa de interés positiva, que le pueda ganar a la inflación, “como medida para fortalecer el peso”.

Thank you for watching

En el BCRA sostienen que una devaluación, en este contexto, no le conviene a ningún actor de la economía real. Tampoco al propio Gobierno. Por eso se apuesta a ganar tiempo hasta el 2023, cuando debería finalizarse el gasoducto Néstor Kirchner. En el interregno, surgen las presiones con una brecha cambiaria que sigue en el 100%.

“Si vos tenés que tener un dólar soja, un dólar Qatar, un dólar ahorro, un dólar bolsa, un dólar industria del conocimiento, un dólar petróleo, lo que estás admitiendo es no tenés una moneda nacional”, sostuvo el analista Christian Buteler.

En esta lógica de ganar tiempo, graficada por un funcionario como “todos atrás y Dios de nueve”, donde Dios sería el gasoducto, la única herramienta que posee el Gobierno para fortalecer el peso parece ser el aumento permanente de la tasa de interés. “Sería lo más heterodoxo a lo que podría aspirarse en este escenario”, afirman desde la autoridad monetaria.

Todo tiene que ver con todo. “Poseen tasa, instrumentos CER y cobertura cambiaria con dollar linked, no deberían dolarizarse vía CCL o MEP”, graficaba una fuente del equipo económico en diálogo con BAE Negocios, en relación a las cerealeras beneficiadas con el dólar soja. El tema es que para este conjunto de empresas sigue siendo negocio pagar más de 300 pesos para dolarizarse. De ahí la lógica de los incentivos o castigos, palos y zanahorias.

“Si hay una zanahoria que es imprescindible para el Gobierno, la zanahoria tiene que ser plena para que funcione. El Banco Central decidió frente a una suba de los dólares financieros tomar restricciones para los que han vendido soja, a los efectos de calmar esos movimientos. Creo que los resultados no han sido satisfactorios porque los dólares financieros siguieron a la suba”, sostuvo Gustavo Idígoras en declaraciones a Radio Milenium. En el Gobierno están convencidos que fueron las exportadoras las que apostaron al CCL y MEP.

Para meterle presión al Gobierno, en búsqueda de otras zanahorias, el titular de la CIARA CEC abogó por una reducción de las retenciones y también una devaluación que los incentive a seguir vendiendo la soja almacenada en los silos bolsas.

Total Page Visits: 42 - Today Page Visits: 1