Otro veto de Ripoll en Garupá, esta vez a la ordenanza que congeló los pases a planta

PROVINCIALES

El intendente ya vetó cinco ordenanzas aprobadas por el Concejo, tres de ellas este año, lamentó el concejal Gustavo Ernst en dialogo.

Una nueva polémica envuelve al intendente de Garupá, Luis Ripoll. Esta vez es por su decisión de vetar “por inconstitucional, viciada y nula de nulidad absoluta” la ordenanza  Nº583/2.022 que había aprobado el Concejo Deliberante de esa ciudad prohibiendo al Ejecutivo efectuar designaciones y/o contrataciones de personal de cualquier naturaleza tanto a planta temporaria como permanente.

hablaron al respecto con Gustavo Ernst, concejal de Juntos por el Cambio, quien afirmó que cree que Ripoll tomó esa decisión entre otras cosas, porque no le gusta que el Legislativo le marque algunas cuestiones sobre cómo se deben hacer las cosas, cómo se deben cuidar las arcas del municipio.

Afirmó que el intendente ya vetó cinco ordenanzas aprobadas por el Concejo, tres de esos vetos fueron a ordenanzas de este año, entre la que se encuentra el veto a la ordenanza 565/2.022  que establecía la creación de un programa denominado “Castración masiva y Gratuita” que tenía el propósito de realizar 200 castraciones mensuales, más vacunación antirrábica.

Respecto al veto más reciente que realizó Ripoll, es decir a la ordenanza que congeló los pases a planta en Garupá, el concejal recordó los motivos que habían llevado a los ediles a aprobar dicha normativa, asegurando que notaban que comenzó a haber muchas contrataciones, que notaban que había  “colas de gente que ingresaba al Municipio”.

“Esta situación nos llevó a reflexionar sobre el hecho y decir que no podemos permitir que a un año de elecciones esto sea una cuestión de campaña, una forma de ganar elecciones contratando gente y sobre todo a costa de los que activamente realmente ya son contratados o planta permanente del Municipio”, argumentó Erns.

El concejal de JxC aseguró que como la ordenanza que congelaba los pases a planta fue aprobada por 6 a 1, y que esos seis concejales que votaron en afirmativa “fueron concientes de qué estaban votando”, seguramente van a insistir con la ordenanza a pesar del veto del ejecutivo.

Ernst no dejó pasar algo que calificó como una incoherencia por parte del Ejecutivo y es el hecho de que cuando realizó el veto a la ordenanza de las castraciones masivas el intendente había dicho que era porque no había recursos pero hace dos semanas presentaron un proyecto para que se creen dos nuevas direcciones: una de Género y otra de Adolescencia.

“A nosotros hace menos de dos meses nos vetaron una ordenanza de castraciones porque no había recursos para contratar profesionales, pero sí, para armar direcciones nuevas, por lo cual entendimos que era incoherente sostener una cosa habiendo dicho otra cosa”, expresó el edil.

Total Page Visits: 9 - Today Page Visits: 2