Crecen pedidos de más opciones a la hora de comprar medicamentos

PROVINCIALES

La diferencia entre marcas muchas veces es abismal y la crisis pone en alerta a los pacientes. Farmacias apuntan a la prescripción de la droga para mejor orientación

La inflación y la crisis económica golpean a todos los sectores por igual y uno de los que más afecta al bolsillo es el de los medicamentos. Aquellas personas que requieren de tratamientos permanentes o bien, casualmente deben asistir a la farmacia pueden ver la diferencia de precios de un mes al otro. Esto afecta también a las mismas farmacias, puesto que los precios son establecidos por los laboratorios previamente.

El último lunes, el gobierno nacional decidió prorrogar por 60 días el acuerdo de precio al que llegó con los laboratorios, que prevé aumentos que no podrán ser de más de 1 punto por debajo del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

En ese marco, desde el Colegio de Farmacéuticos de la provincia indicaron que si bien no son formadores de precios pues los mismos ya vienen predeterminados, se viene realizando un trabajo importante en la recomendación a los pacientes, otorgándole opciones de distintas marcas.

“Lo que se busca es que no haya aumentos bruscos de los medicamentos, como medida que acompañe a la crisis que estamos viviendo. Nosotros como farmacias seguimos atentos a eso, a que no haya esas disparadas de precios y tratando de beneficiar al paciente”, explicó Gily Noemí Hata, vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos de la provincia.

En ese sentido, expresó que “lo que trabajamos mucho, con una campaña muy fuerte, es la vigencia de la ley de medicamentos genéricos (Ley Nº 25.649). Es una ley que está vigente hace mucho tiempo y el médico tiene el deber de prescribir por el nombre de la droga, la denominación común internacional y no el nombre comercial. Así, el paciente puede ir a la farmacia y el farmacéutico puede darle las opciones que más se ajusten al bolsillo del paciente”.

Al respecto, Hata remarcó que “sí, nos consultan mucho por opciones por eso tratamos de darle. La crisis está en todos lados y también lo vemos, la farmacia no es la excepción. Por eso tratamos de que la población sepa que en la farmacia le pueden dar esas opciones que son seguras”.

Diferencias de marcas

Al consultar el vademécum, se pueden ver importantes diferencias de precios entre distintas marcas conocidas y no tan conocidas sobre la misma droga. “Las primeras marcas, más conocidas, suelen ser más caras en algunos medicamentos. Entonces podemos ofrecer la misma droga en diferentes marcas. Son todas aprobadas por Anmat, son válidas y tienen la misma efectividad que los de un laboratorio más reconocido. En eso hacemos mucho hincapié, porque es un derecho del paciente poder optar por la opción que mejor se ajuste a su bolsillo”, distinguió Hata en referencia a ello.

Y resaltó que aunque “hay médicos reacios a prescribir por nombre genérico, hay una ley y es un trabajo que se debe llevar adelante. Es una tendencia en el mundo”.

Por ejemplo, en el vademécum se pueden encontrar diferentes precios de una misma droga y presentación, dependiendo los laboratorios. Un ibuprofeno en cápsulas blandas (en presentación de 20 comprimidos) puede ir desde los $435 a los $1.369. De la misma forma, un paracetamol 500 mg (en 30 comprimidos) se puede comprar a $449 o bien a $802.

La azitromicina –conocido antibiótico- puede haber desde $1.037 a $1.573. E incluso la aspirina, muy consumida por la tercera edad, hay a diferentes precios: $436 o $163, por ejemplo. Incluso, se pueden encontrar más caros o más baratos, dependiendo los laboratorios.

“A veces las marcas al variar de presentación tienen otros componentes, y por eso es importante la prescripción genérica, por eso también ayuda a disminuir los errores”, dijo.

Demanda

Hata dijo que en esta época “la mayor demanda viene por lado de los antialérgicos”, aunque de los antifebriles para chicos también tienen muchos pedidos, debido a que hay varios virus que circulan actualmente.

 Sobre los productos más veraniegos, como protectores y bronceadores solares todavía tienen poca demanda, aunque se estima que comenzarán más pedidos con la pronta llegada del calor.


La ley 25.649 de nombre genérico

La ley 25.649, de “Promoción de la utilización de medicamentos por su nombre genérico”, fue sancionada en 2002. Se encuentra vigente, aunque  -según indican desde el Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar),- con escaso cumplimiento y control por parte de la autoridad sanitaria. “Relevamientos realizados en los últimos meses por Ceprofar muestran que existe una evidente distorsión en los precios de los medicamentos, encareciéndose algunas marcas 4 o 5 veces con respecto a otras alternativas.  Deberían retomarse las campañas explicando los beneficios de la prescripción por genéricos”, señaló Rubén Sajem, director del Ceprofar.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 1