Estudiantes organizan foros zonales para tratar el drama del consumo

GENERAL

Alumnos encaran actividades y piden ayuda a autoridades. Advierten que perciben en su entorno una gran deserción escolar por la problemática de las adicciones.

Campo Grande fue el escenario para la primera reunión del año de la Junta Provincial de Estudiantes (Jupes), en la cual además de los alumnos que representan a esta agrupación estuvo presente el ministro de Prevención de Adicciones, Samuel López.

Los estudiantes secundarios plantearon la necesidad de trabajar fuertemente en la prevención de adicciones y comenzaron a organizar foros zonales para tratar la problemática en los distintos puntos de la provincia.

Uno de los factores de riesgo a los cuales los adolescentes se encuentran expuestos, según ellos mismos reflexionaron, es el deseo de experimentar sensaciones nuevas, entre ellas el uso de ciertas sustancias que se consideran adictivas, ya sea legales, como el tabaco y el alcohol, o ilegales, como la marihuana, cocaína, entre otras. En esa red de tentación se entremezcla el sentimiento de pertenencia, es decir, la necesidad de aceptación por parte de un grupo.

“El proyecto trata de la prevención de adicciones en los jóvenes de nuestra provincia. Consiste en crear conciencia sobre el consumo problemático que generan las  sustancias legales e ilegales. Las cuestiones que nos causan preocupación son la deserción escolar. Muchos jóvenes al recurrir al consumo  de marihuana, alcohol, cigarrillo, deciden abandonar su vida, tirar de cierta forma todo aquello que lo haga crecer como persona, que lo pueda sacar adelante”, dijo Victoria Rezzano, presidente de Jupes.

Además, agregó: “Conozco compañeros  y familiares de amigos que deciden robar con tal de consumir y eso es preocupante”.

En este marco, se están organizando cronogramas zonales para trabajar con un equipo profesional en los distintos lugares.

Por su parte, Micaela Romero, vicepresidenta de Jupes, expresó: “Se habla y se intenta hacer hincapié a una solución, pero la realidad es que la normalización de estos problemas es muy visible en la sociedad de hoy en día. Por más charlas que se dan, seguimos sin estar lo suficientemente informados para ayudar a un tercero”.

Insistió en esa línea: “Necesitamos hablarle al adolescente desde una perspectiva que no sea el miedo o la ignorancia misma, ser empático a la hora de comunicarse es primordial para una persona que está en pleno desarrollo, sobre todo si sufre de alguno de estos problemas o está rodeada de un entorno que no visibiliza e ignora totalmente estos comportamientos dañinos”.

“Desde hace unos años el consumo de sustancias legales e ilegales se han incrementado en nuestra provincia, provocando que más jóvenes estén sumergidos en esta problemática. Por eso como jóvenes necesitamos la rápida intervención mediante la prevención”, aseveró.

Y añadió: “De esta manera ponemos en marcha diversas actividades para reducir de forma razonable la probabilidad de jóvenes con problemas de consumo de sustancias”.

La propuesta se basa en desarrollar charlas preventivas a cargo del Ministerio de Prevención de Adicciones y entidades con la misma metodología (Fundación Capa, Sedronar, Diat, entre otras) y que cada municipio ponga a disposición personal idóneo. Además, entrega de folletos y todo material de apoyo en cada sector de la provincia, entre otros.

“La preocupación principal es en el adolescente y en la adolescencia extendida, por eso este tipo de encuentros son  ideales desde el punto de vista de la voz del adolescente en sí, ya que hablan con total libertad”, sostuvo López.

“Ellos piden acompañamiento por situaciones que les tocan de cerca como ser amigos, compañeros y/o familiares (al menos los casos que nos fueron pidiendo) aprovechamos a hablar sobre el uso responsable de tecnología y alertando acerca del trastorno de conductas alimentaria, aunque apelamos a la solidaridad con sus pares”, comentó el ministro. 

Total Page Visits: 11 - Today Page Visits: 3