Se demora la aplicación plena de la Ley de Etiquetado Frontal

GENERAL

Debería entrar en vigencia en agosto, pero la gran mayoría de las empresas de productos alimenticios pidió una prórroga hasta febrero de 2023. Los envases con octógonos negros recién se verían masivamente dentro de ocho meses.

La reglamentación de la Ley Nacional de Etiquetado Frontal dice que el próximo 20 de agosto -exactamente dentro de un mes-, si uno va al supermercado y compra un paquete de galletitas, snack o papas fritas -por ejemplo-, el mismo nos tiene que advertir a través de una “etiqueta negra” si dicho producto es alto en azúcares, en sodio, en grasas, grasas trans y/o en calorías.

Por eso, hasta hoy estaba abierto el gestor de prórroga, un apartado donde las empresas alimenticias que no podían llegar con este etiquetado frontal para el próximo 20 de agosto debían informar en dicho sitio un pedido para extender dicha posibilidad hasta febrero del 2020.

Así, este miércoles se pudo saber que la mayoría de las grandes empresas del país que debían tener listo para el próximo 20 de agosto la información pertinente en lo que se refiere a la nueva Ley de Etiquetado Frontal terminaron pidiendo una prórroga.

Por ello, dentro de un mes se podrá comenzar a ver en muy pocos productos el nuevo etiquetado vigente y recien a partir del tercer mes del 2023, sí ya la mayoría de las empresas alimenticias deberían tener en sus envases toda la información al respecto en sus “octógonos negros”.

Por otra parte, vale resaltar que alrededor del 90 por ciento de los productos envasados que se compran en la actualidad en los supermercados, kioscos y hasta despensas de barrio deben tener a futuro estas eqitquetas negras en sus productos.

Por ello es de vital importancia su puesta en vigencia, la cual recién podríamos apreciarla en cantidad a principios del año entrante.

Total Page Visits: 16 - Today Page Visits: 1