El BCRA no resolvió pedido de madereros para importar

GENERAL

Desde la entidad monetaria se explicó que priorizarán los dólares para la importación de gas. Estudian alternativas

El empresario forestal Román Queiroz mantuvo ayer por la tarde un encuentro con el vicepresidente del Banco Central de la República Argentina, Sergio Woyecheszen, a quien le planteó la “necesidad urgente” de acceder a los dólares para comprar resina en Brasil que le permita seguir produciendo tableros fenólicos en la localidad de Eldorado. Por ahora, no se observa una solución rápida y hay expectativas de lo que pueda resolver la Justicia y una nueva reunión, esta vez con el ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli.

“Pudimos plantear la difícil situación que atravesamos con la mitad de la fábrica parada por no contar con el insumo de resina, que es el pegamento que utilizamos para sellar las láminas, y nos dijeron que a corto plazo todos los dólares están destinados a la importación de gas que necesita el país”, explicó Queiroz, que también preside la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (Faima).

Los orígenes

Las alarmas de la fábrica de tableros fenólicos -en la que trabajan 270 personas- empezaron sonar el mes pasado cuando notaron que se quedaban sin uno de los insumos fundamentales: la resina con la que pegan las láminas de madera. Ese pegamento lo importan desde Brasil y por la suba de su valor necesitan más dólares para adquirirlos.

“Nosotros tenemos el dinero para comprar esos dólares y poder importar el insumo. Pero las limitaciones para las importaciones no nos permiten hacerlo. Por eso planteamos la cuestión a todos los estamentos del gobierno en busca de una solución. Y la respuesta del Banco Central es que entienden nuestro problema, que van a tratar de articular algún mecanismo para que podamos seguir produciendo. Pero será después de los meses de invierno, porque ahora los dólares están destinados a la compra de gas”, señaló Queiroz.

El encuentro donde se blanqueó el problema de la empresa misionera se realizó ayer por la tarde. También asistió a la reunión el director ejecutivo de la Unión Industrial Argentina, Diego Coatz, quien advirtió que lo que le pasa a la firma eldoradense es una situación por la que atraviesan actualmente muchos sectores de la producción nacional, que se ven cada vez más arrinconados entre la necesidad de producir en un contexto de limitación de importación de insumos y falta de gasoil.

Desde la autoridad monetaria nacional explicaron que están al tanto de esas dificultades. Pero que no pueden accionar una solución a medida para la fábrica misionera porque también debieran aplicarla para otras empresas del país que están en idéntica situación.

El martes pasado el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, expuso esta situación ante el presidente del Banco Central de la República Argentina, Miguel Pesce. Pero hasta el momento no aparece en el corto plazo una solución concreta que evite la paralización de la fábrica eldoradense.

Con la soga al cuello

“Esta semana empezamos en acuerdo con el sindicato a dar vacaciones anticipadas a la mitad del personal. Así seguiremos rotando por los próximos días. Pero luego de eso no nos queda otro camino que bajar las persianas y suspender a los trabajadores, porque sencillamente no tenemos lo que necesitamos para trabajar. Y no porque no lo podamos pagar, sino porque no nos dejan importarlo”, explicó ayer Queiroz al retirarse del edificio del Banco Central.

Expresado en volumen y en monto, lo que necesita esta empresa misionera, de la que dependen casi 300 familias, es comprar 500 toneladas mensuales de resina en Brasil a un costo de 300 mil dólares. La compra se hace en el extranjero porque la producción local de ese insumo no es suficiente para abastecer toda la demanda local.

“Planteamos un recurso ante la Justicia para que nos habilite a comprar los dólares necesarios para hacer esa importación de la que depende hoy nuestra compañía. Pero los tiempos de la Justicia y los de la política a veces no coinciden con las urgencias del mundo del trabajo. Así que seguiremos golpeando todas las puertas que sea necesario para no tener que parar la fábrica”, explicó Queiroz.

En ese sentido, la semana que viene está solicitada una audiencia con el ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, para ver qué alternativa de solución se puede diseñar desde el gobierno nacional para evitar que esta firma misionera deba parar sus máquinas y suspender al personal.

Con respecto a las obligaciones de tableros que tiene esta compañía, Queiroz explicó que hasta el momento se están haciendo esos envíos de tableros con el material que tenían en stock. “Pero el stock se nos termina y cada día que pasa la preocupación crece porque no vemos una señal en el corto plazo que nos permita seguir con las maquinas encendidas”. 

Total Page Visits: 21 - Today Page Visits: 1