Santa Fe se pone a la vanguardia

GENERAL

Perotti estuvo en la primera plantación en el Centro de Investigación y Desarrollo de Cannabis Medicinal en Monte Vera. 

Con un pedido de disculpas por «haber demorado tanto» su impulso, el gobernador Omar Perotti encabezó ayer el acto de inicio del cultivo de cannabis con fines terapéuticos que la provincia realizará en el Centro de Investigación y Desarrollo de Cannabis Medicinal en Monte Vera. Allí se plantaron 200 ejemplares de Cannabis Sativa L para comenzar los primeros ensayos que se realizarán en el marco de un trabajo interdisciplinario entre el ministerio de Producción provincial, el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta). «Esto surgió de la movilización y de escuchar a las madres ¿alguien puede pensar que una madre le va a querer dar algo a su hijo que le haga mal? Creo que ahí estaba la respuesta directa de por qué involucrarse», dijo Perotti. «Esto nos permite avanzar como provincia en soberanía en cuanto a la producción e investigación en medicamentos, y poner a Santa Fe en primera línea», destacó la ministra de Salud, Sonia Martorano. «Es un nuevo desafío y todos vamos a aprender un poco de este proyecto de puertas abiertas, que va a articular y a recibir a todos aquellos que lo acompañen», señaló el ministro de Producción, Daniel Costamagna.

El Centro inaugurado ayer está ubicado en la ruta provincial Nº 2, kilómetro 12,5, en Monte Vera. En diálogo con Rosario/12, la subsecretaria de Proyectos de Innovación Productiva, Eliana Eberle, explicó que la legislación vigente permite el avance de la investigación y desarrollo del cannabis a través de convenios asociados con Conicet o con Inta. «La provincia decidió avanzar con el Inta y se constituyó el primer convenio marco y el plan de trabajo, que aprobó el Comité del Inta a nivel nacional, y así obtuvimos la autorización para comenzar con el cultivo», dijo la funcionaria.

Eberle indicó que el centro experimental tiene diferentes objetivos. El primero es el de poner a prueba diferentes germoplasmas en diferentes formas de cultivo. En ese sentido, describió que habrá una forma de cultivo a campo; otra de invernadero -ya fue realizada la licitación y otorgada a una empresa- y estiman que en 20 días van a tenerlo en el centro. La tercera es la de tipo indoor, una nave industrial que está en obra, y donde estará ubicado el laboratorio donde se realizarán las pruebas de extracción y purificación del aceite de cannabis, que estarán directamente vinculados con el LIF. 

«Ese edificio indoor contiene la sala que va a contener el germoplasma de nuestras madres que van a estar ahí para asegurar la trazabilidad en el resto de los cultivos, y de ahí se van a ir obteniendo diferentes clones para poder tener los primeros plantines en el resto de los modelos productivos. Además, va a contener dos salas de cultivo que será lo más fino en investigación que vamos a alcanzar, donde todo se va a regular de manera automática en cuanto a los parámetros que se necesitan: dióxido de carbono, oxígeno, humedad y temperatura, con un desarrollo de proveedores santafesinos», describió Eberle. 

Las primeras 200 plantas se cultivarán en invierno bajo una estructura de macrotúnel, a campo, que no requiere demasiada inversión, mientras que el cultivo con las tres formas constituidas comenzará en septiembre. «Todo el sistema de seguridad fue diseñado por el Ministerio de Seguridad provincial desde el primer día que tuvimos el germoplasma en el centro, lo custodian las 24 horas, también todo el diseño del perímetro, cámaras y sensores», apuntó la funcionaria.

«Además de estos objetivos, la finalidad más incluyente del predio tiene que ver con un extensionismo, para que todo lo que allí se genere sea una información pública y accesible, y sobre todo poder establecer un espacio para el intercambio. Hay que tener en cuenta que el desarrollo de cannabis que se constituyó en la provincia tiene que ver con avances que han realizado las asociaciones, los cultivadores de Reprocann, y a través de las madres que vienen cultivando desde hace mucho tiempo para sus hijos», agregó la subsecretaria de Proyectos de Innovación Productiva.

En ese marco, Eberle dijo que el desarrollo en el centro apunta a enseñar a cultivar bajo las buenas prácticas, y aprender a cultivar con un estándar de calidad medicinal. «Hay mucha gente que sabe de cannabis y de cultivar, pero se requieren ciertos estándares, y la idea es enseñar y transferir ese tipo de prácticas. No buscamos eficiencia productiva en cantidad, buscamos calidad», consideró la funcionaria, para luego destacar que «se trata de uno de los pocos proyectos en el país de carácter público y de transferencia abierta, la mayoría están relacionados a la actividad privada, que es la vinculación que se busca desde el Estado, pero a veces cierra las puertas para la transferencia». 

«La idea es que sea algo santafesino y local, no ir a buscar genética europea o uruguaya. Se va a generar una especie de red cannábica provincial para darle el marco de una mesa de trabajo y así poder hacer vinculaciones y comparaciones e ir ganando recorrido, esto tiene múltiples aristas y habrá diferentes especializaciones», agregó la funcionaria. Otro punto que toma relevancia es el referido a todo el desarrollo industrial que se avecina. «Cualquier productor va a poder acceder al centro y llevarse todo el know how y las herramientas y productos necesarios para volverse un productor cannábico», concluyó Eberle.

De la actividad participaron la ministra de Gobierno, Celia Arena, la secretaria de Ciencia, Marina Baima, el secretario de Salud, Jorge Prieto, la directora del LIF, Elida Formente, el director del INTA, regional Santa Fe, Alejandro Longo, las diputadas nacionales, Alejandra Obeid y Magalí Mastaler, y el diputado provincial Ricardo Olivera. Junto a las autoridades estuvieron Carina Prieto, de la asociación Madres que se Plantan de Rosario y el coordinador de cultivo y provisión de la Asociación de Usuarios y Profesionales para el Abordaje del Cannabis (Aupac), Lisandro Rossi Ferro. 

«El camino es por acá, con el Estado junto con las organizaciones. En su momento, las madres reclamábamos y arrancábamos en soledad absoluta pidiendo por el autocultivo, pero con estos avances cambió mucho al día de hoy. Estar aquí, hablando públicamente, se valora enormemente», dijo Prieto. «Nos parece importantísimo que el Estado tenga un proyecto de esta magnitud, a través del cual genere desarrollo e investigación, y que acompañe el vacío que cubrimos hasta que haya una nueva reglamentación», señaló Rossi Ferro.

Total Page Visits: 26 - Today Page Visits: 1