Advierten que el precio del asado aumentó 273% en 30 meses y hay menos consumo

GENERAL

El kilo de asado valía $289 en noviembre de 2019, diez días antes de la asunción de Alberto Fernández, y valía $1.078 a fines de mayo. A pesar de todo, los productores son optimistas de cara al futuro. El informe fue difundido por un diputado de la oposición en el marco del día de la ganadería.

En el Día de la Ganadería un diputado de la oposición precisó ayer por Twitter que en los primeros 30 meses de gestión del actual Gobierno, el precio de la carne aumentó 273%.

El kilo de asado valía $289 en noviembre de 2019, diez días antes de la asunción de Alberto Fernández, y valía $1.078 a fines de mayo, precisó el diputado mendocino Omar de Marchi, de Juntos por el Cambio y vicepresidente de la Cámara de Diputados, en base a datos de la Cámara de Industria y Comercio de Carne (CICCRA). Y agregó que en junio el precio de la carne vacuna aumentó 5,1% y el de la carne de pollo 6,3%.

La exportación de carne vacuna tuvo una de las mayores caídas de la historia argentina, en 2021 se registró más bajo consumo interno por habitante de los últimos cien años, subió el precio de la carne, cerraron las exportaciones y los precios se dispararon más, señaló De Marchi en un hilo por la red social.

De hecho, un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) precisó que en 2021 el consumo de carne vacuna de 47,8 kilos por habitante fue el más bajo en cien años.

Para encontrar un valor inferior es necesario remontarse al año 1920 en que el consumo de carne por habitante de 46,9 kilos señalaron Emilce Terré y Pablo Lugones, investigadores de la BCR.

Además, mientras históricamente la carne aportó entre 60 y 70% de las proteínas animales consumidas por los argentinos, en 2021 la proporción fue del 43%.

A pesar de todo, dijo el analista del mercado ganadero Víctor Tonelli, entrevistado en el programa CNN Campo, el sector ganadero siguió creciendo. “No en volumen -aclaró-, pero sí en eficiencia y competitividad, con una mejora de entre 4 y 5 puntos en tasas de destete en los últimos cuatro años, suba del peso neto de faena, mejora genética, calidad y respuestas a la demanda del mercado internacional”.

Todo eso ocurre, agregó, a pesar de políticas en general y en particular hacia el sector “cada día más negligentes, que muestran un desmanejo absoluto”.

Sucede, dijo el experto, que los cerca de 200.000 productores del país tienen, por la naturaleza de su actividad, una mirada de al menos 2 o 3 años, en función del ciclo ganadero. “Los vientres que se suman este año van a estar produciendo en el próximo Gobierno, y sea quien sea no puede ser peor”.

“El productor sabe que, en términos de tiempos ganaderos, estos señores (por el Gobierno) se irán y vendrán nuevos, es de esperar que con otra mirada, para reingresar al mundo y volver a una administración racional”, dijo Tonelli.

Cambio de Gobierno
Los productores advierten que tienen una mirada de al menos 2 o 3 años, en función del ciclo ganadero. Los vientres que se suman este año van a estar produciendo en el próximo Gobierno, y sea quien sea no puede ser peor.

Errores de gestión
Paradójicamente, la caída en el consumo de carne vacuna al nivel más bajo en 100 años se dio al cabo de repetidas intervenciones oficiales para lograr lo contrario, vía restricciones y prohibiciones a la exportación.

Ventas al exterior
Según el más reciente informe mensual de CICCRA las ventas externas cayeron en los primeros 5 meses del año a 241.700 toneladas “peso producto”, una caída del 7,8%, aunque con una mejora del 30% en valor.

Total Page Visits: 16 - Today Page Visits: 1