Señal a mercados: la Argentina cumplió con pagos de deuda al FMI y a bonistas

GENERAL

El compromiso se asumió con los Derechos Especiales de Giro (DEG) que recibió el país en el marco del programa de facilidades extendidas vigente.

El Gobierno argentino cumplió hoy con el pago de vencimiento de capital con el Fondo Monetario Internacional, por un importe de 975 millones de DEG (equivalente a USD 1.285,9 millones).

El compromiso se asumió con los Derechos Especiales de Giro (DEG) que recibió el país en el marco del programa de facilidades extendidas vigente, a efectos de aplicarlos al vencimiento del programa original firmado por Argentina en 2019, durante la gestión presidencial de Mauricio Macri.

Además, el Gobierno transfirió los fondos correspondientes al pago de intereses para los tenedores de bonos GLOBALES (legislación extranjera) por un importe de 425,6 millones de dólares. El lunes se abonarán los intereses correspondientes a los BONARES (legislación local).

Tras ambos desembolsos, las reservas retrocedieron US$ 1.767 millones, y quedaron en a US$ 40.451 millones. Además de los pagos, debió vender US$ 100 millones al intervenir en el mercado cambiario.

La ministra de Economía, Silvina Batakis, tuvo el miércoles su primer contacto con funcionarios del Fondo Monetario Internacional.

La funcionaria se comunicó con el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Ilan Goldfajn, y reiteró que el gobierno seguirá adelante con el programa económico que consensuó con el organismo multilateral.

La titular del FMI, Kristalina Georgieva, sostuvo: «El mundo realmente está cambiando muy rápidamente, pero ella se comprometió con los objetivos del programa y a trabajar constructivamente con el fondo para lograr estos objetivos».

La información fue ratificada por el Palacio de Hacienda, desde donde se comunicó que la ministra había mantenido durante la tarde «una reunión virtual con la directora gerenta del FMI, en la que ambas coincidieron en seguir trabajando en forma conjunta para promover la estabilidad macroeconómica en el sendero del crecimiento».

“En un marco de confianza, mantuvimos una conversación fructífera con Georgieva y esperamos continuar teniendo un diálogo positivo”, sostuvo Batakis.

De la conversación participaron también por el lado argentino el director Ejecutivo por el Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos. Por el FMI estuvieron el jefe del Departamento del Hemisferio Occidental, Ilan Goldfajn, y la subdirectora gerenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath.

La salida de Martín Guzmán despertó temor en los inversores ya que era visto como el garante del acuerdo con el FMI dentro de la coalición de gobierno. A su vez, el nombramiento de Batakis, de mejor relación con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, exacerbó aún más esos temores, ya que sospechan que podría incrementarse el déficit fiscal con el consiguiente impacto en niveles de inflación que ya vienen siendo muy altos.

La expectativa oficial es que el contacto inicial con el FMI ahora sí ayude a ponerle freno a la corrida.

Las palabras de Georgieva van en esa dirección. La funcionaria del Fondo dijo que Argentina enfrenta un «momento muy complejo y muy difícil», y prometió que el FMI hará todo lo posible para ayudar a las autoridades a lidiar con el aumento de la inflación.

«La ministra entiende el propósito de la disciplina fiscal y también entiende que si quiere ayudar a los pobres, no puede hacerlo en condiciones de inflación galopante», dijo Georgieva.

Total Page Visits: 14 - Today Page Visits: 1