Embarazo: preocupan infecciones de transmisión sexual que afectan al bebé

GENERAL

Sífilis, toxoplasmosis, hepatitis y VIH son las enfermedades más frecuentes, que de no ser tratadas a tiempo pueden derivar en secuelas severas en los recién nacidos

Hepatitis B y C, VIH, pero sobre todo toxoplasmosis y sífilis son las infecciones más comunes detectadas en las embarazadas que concurren al Hospital Materno Neonatal, de Posadas, que recibe a pacientes de toda la provincia.

Por ello, desde el nosocomio insisten en los controles de rigor durante el embarazo e insisten en un abordaje integral de la educación sexual, dado que la mayoría son patologías que se transmiten mediante relaciones sexuales, y sobre todo, porque pueden ser transmitidas a los fetos, ocasionándoles la muerte o dejándoles secuelas permanentes si la madre no es tratada a tiempo.

“El nivel de casos es preocupante, pero lo que notamos en este último tiempo es un poco de descenso de los casos de VIH. Sin embargo, la sífilis no baja, se mantiene y hasta hay un crecimiento sostenido”, detalló -en diálogo con El Territorio- Rosa Ramírez, médica infectóloga del Hospital Materno Neonatal, que funciona en el Parque de la Salud.

Si bien la profesional de la salud no pudo precisar números que reflejen esta realidad, insistió en que son muy frecuentes y en ocasiones le llegan casos muy avanzados de estas enfermedades, es decir, cuando el feto ya tiene problemas antes de nacer. La mayoría de estas mujeres tiene entre 25 y 35 años, sostuvo.

“Los bebés que nacen afectados por la sífilis, por ejemplo, tienen que estar internados por lo menos diez días en la neonatología hasta cumplir el tratamiento completo cuando la mamá no hizo el tratamiento. Lamentablemente no todos se recuperan y muchos quedan con secuelas, esto es lo grave de estas infecciones”, lamentó.

Por ello, reiteró la importancia de los controles en el embarazo y remarcó que en lo que dure la gestación se deben hacer por lo menos tres estudios serológicos, es decir, análisis de sangre que permiten valorar el riesgo para el feto de contraer enfermedades infecciosas virales, bacterianas o parasitarias, que se pueden evitar o tratar mientras está en el útero.

“Cuesta mucho que las mamás se hagan los controles porque eso implica no sólo ir al médico, sino también hacer los laboratorios, ecografías, ponerse las vacunas que están en el calendario oficial y que son altamente efectivas para las embarazadas. Son medidas fundamentales para tener un bebé sano, porque con un tratamiento oportuno muchas veces se puede revertir”, aseguró.

Por otra parte, se refirió a la poca educación sexual que existe y la falta de conciencia sobre el uso del preservativo.

“El profiláctico en todas las relaciones sexuales es muy importante. Hoy en día vemos que se desconoce que con el sexo oral y anal también se transmiten estas infecciones y hay que usar profiláctico igual. A algunos jóvenes se les escucha decir que no tienen sexo vaginal para no contagiarse, sin embargo, lo hacen por las otras vías”, acotó Ramírez.

Consecuencias de no tratarse

La infectóloga lamentó que a pesar de que haya un tratamiento efectivo contra la sífilis, aún no se haya podido erradicar. Se trata de una infección muy antigua y conocida que en el feto puede causar malformaciones severas e inclusive la muerte.

Sobre la toxoplasmosis, una enfermedad producida por un parásito que vive en el intestino de los gatos y se transmite a través de su excremento, indicó que si no es tratada a tiempo, los bebés pueden nacer con hidrocefalia, con calcificaciones cerebrales, nacer con ceguera o quedar ciegos a lo largo de los años de la infancia, tener problemas auditivos o también la pérdida del embarazo.

Mientras, sobre la hepatitis, señaló: “Desde el año 2000 está oficializada la vacuna contra la hepatitis B, que es una enfermedad inmunoprevenible y por eso es importante que la población se haga las vacunas porque es la prevención de oro. La hepatitis B puede hacerse crónica y con el tiempo afectar mucho al hígado, que llevan a la insuficiencia hepática y al cáncer de hígado. Es una enfermedad severa”.

Por último, respecto al VIH, recordó que recibiendo un buen tratamiento contra la enfermedad cualquier persona puede llevar una vida normal, incluso no transmitirla al bebé ni enfermarse.

“Eso también nos hace llegar a las parejas para poder hacerles llegar el tratamiento oportuno a otras personas. El tratamiento es gratuito y se hace con una pastilla al día, por ello las personas pueden llevar una vida normal, no contagiar y evitar que se desarrolle la enfermedad grave. Ya no es el cuco de antes, pero eso hace que quizás las personas no se cuiden y eso es lo que tenemos que tratar de evitar”, cerró. 

Total Page Visits: 17 - Today Page Visits: 2