“Misiones está preparada para enfrentar derrames de sustancias peligrosas”

GENERAL

Así lo afirmó el especialista en manejo de sustancias peligrosas, Marcelo Sedoff, quien es jefe del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Oberá y concejal.

Hablar de derrame de sustancias peligrosas y la contención de las mismas en caso de un accidente, no es un tema que se trate frecuentemente, pero ¿Misiones está preparada para enfrentar este tipo de derrame si ocurriera? Se le consultó a Marcelo Sedoff, jefe del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Oberá, concejal y especialista e instructor de manejo de sustancias peligrosas, para saber si los bomberos voluntarios de la provincia están entrenados para afrontar este tipo de emergencias.

Sedoff explicó que él se entrenó en el Departamento de Materiales Peligrosos de la Academia Nacional y a la vez es instructor a nivel provincial y nacional sobre este tema y “permanentemente capacitamos a nuestro personal en este tipo de intervenciones, porque el ser humano convive con materiales peligrosos”.

“Desde la garrafa que tenemos en la casa, hasta cuando se va a cepillar los dientes tiene algún porcentaje de materiales peligrosos como el agua que consume, que tiene cloro que es un material peligroso, el tema es cuando se lo transporta en cantidades o están en instalaciones fijas, ya sea en industrias o fábricas porque se los utiliza para determinados procesos o en los lugares de venta donde se los tiene en cantidades, hay que estar atentos en esos lugares cuando hay intervenciones ya sea por el derrame de dichos materiales o donde esté involucrado el fuego.

HERRAMIENTAS Y TRAJES ESPECIALES. Para cada sustancia peligrosa se utilizan herramientas y trajes distintos.

Desde los cuarteles de bomberos voluntarios tenemos preparado todo para las primeras intervenciones y, a su vez, dentro del esquema de la Federación tenemos dos puntos básicos que hoy tienen para dar respuesta más largas, con más equipo y más complejas, en Oberá hay una y Dos de Mayo el otro. Son puntos estratégicos para atender la zona norte, centro y sur”, explicó.

Cómo trabajan

Además contó cómo se opera en estas situaciones: “La primera intervención la hacen los cuarteles y se hace la evaluación del siniestro y después dependiendo de la magnitud pasa a una contención mayor. Tenemos los conocimientos y las herramientas, porque dependiendo del tipo de producto se usan trajes especiales, encapsulados; contamos con los trajes y el personal para este tipo de situaciones” que no suelen darse muy de seguido y que no sólo pueden tener un impacto en el lugar donde ocurra sino también en el medio ambiente.

Con respecto a esto Sedoff explicó que “Misiones está dentro en un corredor bioceánico con la ruta nacional 14 y 12, donde se transporta y pasan muchos productos que son catalogados como materiales peligrosos y en Misiones aumenta el riesgo por la topografía de nuestras rutas que son muy especiales, en cada final de una subida o en una pendiente, tenemos en el bajo un arroyo o un cauce de agua que desemboca en otro más grande y de allí llega al Uruguay o al Paraná”

“Tenemos que entender que los materiales peligrosos, así como afectan la vida del ser humano, afectan el medio ambiente. Hay que estar preparados y evitar que el efecto sea irreversible o muy dañino, hay que tratar de intervenir en los primeros minutos y tratar de evitar la propagación y contenerlo lo más posible”, añadió.

PELIGROSO. Los derrames de materiales peligrosos pueden ser dañinos y contaminantes.

Paso a paso 

Marcelo Sedoff indicó que hay que estar prevenidos e informados y contó los pasos que siguen ante estas situaciones, e incluso antes. “Lo primero es identificar el material, es el reconocimiento e identificación dónde hay un material peligroso involucrado, si se trata de una instalación fija cada cuartel ya va haciendo su plan preoperativo en base a saber qué hay en cada una de nuestras ciudades; si hay una fábrica qué materiales ocupan, cómo están preparados para actuar si hay un problema con el material. Y el otro ámbito es el transporte. En estos casos nos guiamos por el tipo de contenedor, la cartelería y otro método es tener contacto con el chofer o el transportista, obtener la hoja de ruta, su carta de embarque, una vez que determinamos con qué materiales estamos lidiando, vemos cuáles son los riesgos; si es corrosivo, explosivo, radioactivo, venenoso se hace una clasificación de los mismos y cuáles son los potenciales riesgos que tienen”.

Total Page Visits: 17 - Today Page Visits: 1