Crece la oferta de alimentos para veganos y celíacos de emprendedores locales

GENERAL

Se trabaja tanto con comidas saladas como con dulces. Hay preparaciones congeladas listas para su consumo, que además de lo saludable, ahorran tiempo a los consumidores

Adoptar hábitos de vida sana a través de una alimentación libre de maltrato animal no sólo ahorra tiempo de preparación en las comidas, sino que incluye una gran diversidad de sabores para probar.

El veganismo es un estilo de vida que hace varios años está abriendo su camino entre las cocinas argentinas y ahora cada vez más emprendedoras misioneras se animan a ofrecer sus productos para expandir la conciencia sobre una alimentación saludable y libre de maltrato animal. Entre alimentos congelados que salvan un rápido tentempié para estudiantes o trabajadores con poco tiempo y una amplia variedad de dulces para el desayuno, la merienda o eventos especiales, los emprendimientos de comida vegana crecen en la ciudad de Posadas.

Las opciones para consumir refrigerios saludables van desde medallones y milanesas que se preparan en quince minutos hasta chipas, tortas y galletitas personalizadas.

Por su parte, Tiendita Creativa se encarga de cubrir almuerzos y cenas con productos de fácil y rápida preparación como bombas de zapallo, falafels, aderezos naturales, milanesas de berenjena y medallones veganos de lentejas y garbanzos.

A su vez, y para completar el menú con un deleite dulce CopiVegan elabora cupcakes, pastafrolas, tartas frutales, tortas brownie, lemon pie, masas para chipas, galletitas y tortas personalizadas con diseño, además de bizcochuelos por kilo de masa sablée y pan dulces para navidad.

Es así que Mariana Feversani comenzó en 2014 con preparaciones de Tiendita Creativa en ferias.

“Después me puse a investigar más sobre alimentos saludables y empecé a levantar pedidos”, comenta en diálogo con El Territorio. “Solía charlar mucho con mi hermana sobre almuerzos poco saludables. Al estudiar y trabajar se complicaba poder comer rico y bien; muchos estudiantes estaban en esa situación”, recuerda. También es cierto que en la actualidad la mayoría de las personas vive el día a día sin tiempo, por lo que la demanda de una comida que se prepara en quince minutos está en auge.

En este marco, Agustina Rivarola buscó la manera de reivindicar el activismo por el consumo de alimentos veganos; es decir, que no procedan ni deriven de un ser vivo.

De este modo, CopiVegan surge en marzo del 2021, cuando “no se contaba con ningún lugar que pueda ofrecer una torta personalizada vegana para celebrar una ocasión especial”.

Se mezclan vegetales para sacar diversos productos.

“A raíz de esto, al menos una parte de las personas no quedan excluidas de poder celebrar su cumpleaños con una torta o de restringirse de querer consumir algo por el hecho de no tener una opción veganizada o que no sea apta para quienes padecen alergia a la proteína de leche de vaca (APLV)”, explica. Al mismo tiempo, señala que el inicio fue complicado, dado que “costó encontrar un lugar que siempre tenga stock de cremas vegetales aptas”.

Ahora bien, el veganismo es un hábito de vida considerable a adoptar ya sea por el cuidado de la salud o por la conciencia humana para con otros seres vivos y con el medio ambiente, pero aún persiste la presuposición de que este tipo de alimentos es más costoso en precios que un refrigerio elaborado con ingredientes de procedencia animal.

“Culturalmente se cree que comer saludable y sin maltrato animal es caro y lleva mucho tiempo de elaboración, pero de a poco creo que tiene que ver la organización”, observa Mariana Feversani, emprendedora de Tiendita Creativa.

Sus productos se ofrecen en bandejas de seis, ocho o doce unidades congeladas con valores que rondan entre los $400 y $700 dependiendo de la cantidad.

“Los más pedidos son los falafels que acompañan con aderezo natural de ajo, y le siguen las milanesas de berenjena”, precisa.

Asimismo, CopiVegan mantiene precios accesibles dentro de la pastelería vegana, con pastafrolas a $700, una docena de cupcakes rellenos a $1100, tortas brownie a $1.400 y el kilogramo de torta en sus dos variantes a $2.000.

Si bien la demanda varía y las tortas son el encargo fijo de todos los meses, Agustina Rivarola asegura que “las pastafrolas y la masa para chipa son las más pedidas”.

Por último, ambas emprendedoras coinciden en que el valor de los productos con más demanda no influye entre los consumidores, sino que los mismos son elegidos por su calidad.

“Va más allá del precio y pasa mucho que piden en cantidad porque son recomendados”, distingue Mariana, quien contempla que “cada día somos más los que tomamos conciencia y vamos cambiando de hábitos”.

Y enfatiza: “No es necesario volverse vegano o vegetariano de un día para el otro, con ir haciendo pequeños cambios hacemos la diferencia”.

Agustina propone dulces hechos sin productos animales.

Sin Tacc, los más buscados

Entre los emprendimientos de alimentos para públicos específicos, quizas los más presentes en las redes sociales son los elaborados para personas que no pueden ingerir trigo, avena, cebada, centeno (Tacc). Entre las preparaciones, los elaboradores destacan una variedad creciente que no sólo se limita (como años atrás) a panes, prepizzas o pastas. Ahora también pueden conseguirse, en Posadas, una mayor variedad de preparaciones dulces, tortas fritas sin tacc y hasta comidas pre elaboradas para enviar al horno microondas. Así también destacan que las chipitas de almidón, figuran entre los productos favoritos.

Propuestas específicas que requieren más supervisión

Desde el gobierno provincial recordaron que hay más casos de emprendedores que lanzaron productos para celíacos o veganos en los últimos años. Y se recordó que para estas propuestas se trabaja junto al Ministerio de Salud Pública para relevar las condiciones de elaboración que deben tener estas preparaciones que van destinadas a un público sensible a ciertos alimentos.

En especial se destacó que en el caso de los celíacos todo lo utilizado en la cocina, no debe tener contacto con harinas que contengan trigo, avena, cebada o centeno (Tacc). Por otro lado se apuntó a trabajar en la presentación de más propuestas en ferias barriales o en distintos municipios.

“Vemos muchos productos y proyectos que también están bastante avanzados por parte de los emprendedores que buscan alternativas para llegar a la sociedad. En parte también hay una necesidad de mucha gente en buscar alternativas más saludables y por ello este tipo de alimentos está en auge”, comentó Sebastián Ortiz, subsecretario de Coordinación y Promoción de la Economía Social.

Apuntó que en particular con los productos que son para veganos y celíacos “trabajamos junto a Salud Pública y el emprendedor porque esos productos en particular necesitan una evaluación rigurosa porque se destinan a un público más sensible en lo que hace a alimentos. Se necesitan inspecciones del lugar de trabajo, especialmente para los celíacos no puede haber un uso cruzado con superficies o utensilios que se utilicen en otras preparaciones comunes”, explicó.

El funcionario recordó que un aspecto muy trabajado es la presentación de los productos y su difusión. “Tenemos como líneas centrales que los emprendedores participen de capacitaciones donde se analiza el packaging que puede tener el producto. También se ve el cálculo de costos, los requisitos para una habilitación, registros RPNI, entre otros. Y a la hora de presentar las propuestas ahora estamos promoviendo más ferias barriales, todos los fines de semana, para que los vecinos conozcan que tal vez muy cerca de su casa pueden conseguir productos innovadores y muy buenos”.

Más presencia en góndolas

Desde el Ministerio de Desarrollo Social también se apuntó que propician que más emprendedores pueden llegar con sus propuestas a las góndolas de supermercados o autoservicios locales.

“Tenemos un convenio con el Ministerio de Acción Cooperativa para trabajar con la Ley de Góndolas, que establece que debe haber un porcentaje de productos misioneros entre los artículos que ofrezcan supermercados y mayoristas en la provincia. Ahí estamos animando a productores a que se animen a producir más y poder llegar a más público. Uno de los principales impedimentos es que muchos productores tienen una elaboración muy limitada”.

Recordó como ejemplo “hay un emprendedor que trabajó su producto Bizcochipa y la verdad hoy lo está vendiendo incluso a negocios de afuera de Misiones. Es un caso donde se vio una evolución con un producto novedoso”.

Ortiz detalló que la promoción de propuestas también se da con “la marca Hecho en Misiones que a los emprendimientos que se capacitan y cuidan de tener todo en regla les representa una garantía de calidad que se promueve desde la provincia. También es muy importante la promoción que pueden tener con esta marca en distintas presentaciones”.

Desde el ministerio se apuntó que además de los apoyos y capacitaciones hay emprendimientos que acceden a la adquisición de cocinas y herramientas que necesitan para sus emprendimientos. Lo que facilita su producción y a la vez refuerza la capacidad de elaboración que tengan, en este caso para generar más alimentos.

Total Page Visits: 27 - Today Page Visits: 2