Juzgarán a acusado de atacar en la calle a jóvenes para robar

GENERAL

El imputado utilizó un arma de utilería para intimidar a sus dos víctimas. A una de ellas manoseó en plena calle de Iguazú

Un vecino de Puerto Iguazú comenzará a ser juzgado desde hoy en el Tribunal Penal Uno de Eldorado por dos hechos delictivos ocurridos en días consecutivos de enero de 2016 en la Ciudad de las Cataratas en donde, bajo el mismo modus operandi y mediante amenazas con un arma de fuego de utilería, asaltó en plena calle a dos adolescentes que regresaban a sus respectivos domicilios.

Incluso, en uno de ellos, el encartado se aprovechó de las amenazas y el estado de indefensión de la chica para desvestirla y manosearla.

De acuerdo a los datos proporcionados por fuentes judiciales, el inicio del debate está previsto para las 8.30 en el edificio del tribunal eldoradense y se espera la declaración de varios testigos y profesionales que intervinieron durante la instrucción de ambos expedientes.

Aunque por otro lado, un portavoz consultado, añadió que no sería descabellado que a primera hora de la mañana de hoy pueda existir algún tipo de acuerdo entre la fiscalía y la defensa del acusado para la celebración de un juicio abreviado.

Todo esto si el encartado accede a reconocer la responsabilidad en el hecho para acceder a una morigeración en la pena.

El acusado -cuya identidad se preserva al igual que de las víctimas- llega a instancia de debate acusado de robo agravado por el uso de arma cuya actitud para el disparo no fue acreditada, en concurso real, con abuso sexual simple agravado por el uso de arma y por robo agravado por el uso de arma de utilería en grado de tentativa.

Dos hechos

De acuerdo a la reconstrucción que se hizo a lo largo de la instrucción de la causa se estableció que el primer hecho que se le endilga al hombre se produjo durante la madrugada del 20 de enero de 2016.

La primera víctima caminaba rumbo a su casa por la calle Luis Federico Leloir de Puerto Iguazú cuando cerca de las 2.30 fue abordada en plena vereda por un delincuente.

El desconocido exhibió un arma que llevaba en la cintura y con ella obligó a la adolescente a entregar su teléfono celular y otras pertenencias que llevaba en ese momento. Además, hizo que la chica se desvistiera para que el delincuente la manoseara.

Aunque por fortuna, el paso de otros transeúntes a esa hora de la madrugada, hizo que el ladrón no tuviera otra opción que alejarse corriendo del lugar con lo robado a la chica.

Un día más tarde, pero en otro sector de la zona céntrica de la localidad, el mismo hombre interceptó a otra joven que también intentaba volver a su domicilio. En esta oportunidad, el acusado sacó de la cintura el arma que llevaba entre sus prendas y lo apoyó fuertemente sobre el abdomen de su víctima.

«Dame la cartera», repitió en varias oportunidades el delincuente quien lo primero que tomó fue la cartera de la muchacha.

Pero en ese momento, efectivos policiales que patrullaban por la zona, advirtieron el ilícito y fueron tras el ladrón. Este último descartó el bolso de manos e intentó escapar corriendo por calle Juan Manuel de Rosas aunque a los pocos metros los uniformados lograron alcanzarlo y reducirlo. Allí constataron que el arma que utilizaba para los atracos era de utilería. 

Total Page Visits: 24 - Today Page Visits: 2