La actividad ganadera atraviesa una crisis económica por los costos de producción

GENERAL

Darío Bruera, presidente de la FARM, explicó que “son insostenibles”. Los precios de la invernada y de los terneros tuvieron una caída del 20% en los últimos meses. La inflación, el valor del combustible y los alimentos carcomen la rentabilidad

La actividad ganadera de Misiones todavía no logra repuntar. La pasada sequía causó grandes estragos, ya que dejó sin alimento y sin agua a los animales. Pero, ahora los productores se enfrentan a otro problema: una crisis económica debido a los altos costos de producción que deja un margen de rentabilidad casi nulo.

Se dialogó sobre el tema con Darío Bruera, presidente de la Federación de Asociaciones Rurales y Forestales de Misiones (FARM),quien dijo que “en lo que respecta a condiciones climáticas y ambientales ya estamos bien. En el punto de vista productivo y manejo de pastura, la actividad está bien”.

Sin embargo, advirtió que “la actividad está pasando por una crisis económica porque los costos de producción son insostenibles, y sumado a eso los precios de la invernada y de los terneros están en caída”.

Describió que “los precios volvieron hacia atrás y los costos de producción producto de la inflación, del combustible y los repuestos realmente están jugando una mala pasada a los productores y los está dejando sin margen porque todo está valuado en dólar blue”.

En consecuencia, Bruera explicó que “en el remate de 25 de Mayo y Andresito los terneros se vendieron a $400 (el kilo) y hoy está a $320 o $340 (el kilo); es decir que tuvo una caída del 20%. Pero, el aumento inflacionario de los costos de producción fue muy superior”.

Mencionó que “la actividad comenzó a estar más golpeada en estos últimos meses, desde abril -mayo. En esta época siempre hay una baja en el precio porque hay una pérdida de interés de los invernadores y de los productores que no quieren cargar la hacienda en invierno, pero lo que pasa es que la inflación está muy acelerada y nos saca fuera del juego”.

Ante esta difícil situación, Bruera señaló qué hacen los productores para subsistir. “El productor es la variable de ajuste siempre y no puede hacer nada. Si tiene que comercializar un animal lo va a malvender porque a veces no le queda otra alternativa o necesita pagar otros compromisos”, expuso y al mismo tiempo, agregó que “se debe tener en cuenta que más allá de los precios, a los empleados todos los meses hay que pagarles el sueldo, el campo necesita mantenimiento, hay que pagar impuestos y uno mismo tiene necesidades básicas”.

“El productor no tiene opción, tiene que seguir trabajando y seguir produciendo a pesar de la mala pasada”, indicó.

Los alimentos
Por otro lado, Bruera recordó que “la actividad ganadera tiene tres eslabones. Está la cría que depende de las madres que producen terneros, la recría donde esos terneros se desarrollan y la terminación donde se le da el toque final de grasa para que lleguen en buenas condiciones al público”.

Sostuvo que “la terminación o el engorde es dependiente de maíz y expeller de girasol que vienen de otras provincias porque la producción local fue muy poca, pero nunca la producción local pudo cubrir la demanda de alimento”.

En dólar blue
“Los precios volvieron hacia atrás y los costos de producción producto de la inflación, del combustible y los repuestos están jugando una mala pasada a los productores y los deja sin margen porque todo está valuado en dólar blue”, advirtió Darío Bruera.

Ajustes al productor
El presidente de la FARM indicó que “el productor es la variable de ajuste siempre y no puede hacer nada. Si tiene que comercializar un animal lo va a malvender porque no le queda otra alternativa o necesita pagar otros compromisos”.

Total Page Visits: 12 - Today Page Visits: 1