La mayoría de los alumnos en escuelas de adultos busca formarse en oficios

GENERAL

La matrícula da cuenta de que son 10 mil inscriptos más que en 2020. La pandemia del Covid-19 y la crisis económica impulsan la búsqueda de una salida laboral rápida

Debido a la situación económica coyuntural que atraviesa gran parte de la sociedad, agudizada a partir de la crisis que devino de la pandemia por Covid-19, son muchas las personas que buscan distintas estrategias para poder obtener un empleo o en ocasiones desarrollar habilidades que le sirvan para realizar un emprendimiento que le genere algún tipo de ingreso.

Según los datos de la Dirección de Enseñanza de Escuelas para Jóvenes y Adultos (Epja), la cifra de alumnos matriculados en la provincia para aprender un oficio creció exponencialmente: de 2.000 que eran en 2020 a 12.000 este año. Esto demuestra el gran interés que tiene la población que no terminó la escuela por aprender oficios.

Es que en este contexto, en el que el mercado laboral exige cada vez una mayor preparación y especialización, se les dificulta especialmente a aquellas personas que no finalizaron sus estudios o por distintas razones se desvincularon de la educación básica obligatoria. Así, ven en las escuelas de oficio una oportunidad para incorporar conocimientos prácticos que en dos años les ayuden a generar una salida laboral rápida.

Al mismo tiempo, no es de sorprender que el dato de matriculación 2022 en oficios casi duplica a la cantidad de estudiantes adultos que se inscribieron para la terminalidad de escuela primaria en toda la provincia, número que hoy se encuentra en alrededor de 7 mil alumnos.

Al respecto, en diálogo con Luis Capaia, director de la Epja en Misiones reflexionó: “Los talleres de oficios los tenemos en todas las escuelas. Se notó un crecimiento exponencial en demanda de estos talleres porque el mundo laboral hace que los alumnos puedan tener un ingreso salarial rápido. Hoy nos focalizamos en mejorar las propuestas de oficios, porque entendemos que generan un beneficio en los usuarios”.

Los principales oficios elegidos son los cursos de peluquería y gerontología, que tiene gran demanda. Les siguen reparación de PC, cocina y corte y confección.

Debido al requerimiento, las 85 escuelas para adultos de la provincia ofrecen algún tipo de formación en oficios. Por otra parte, en las 35 escuelas para jóvenes y adultos itinerantes se van sumando talleres de a poco porque surgieron como una propuesta para que los estudiantes terminen la escuela. En estos cursos el rango de edades de mayor asistencia es de 25 a 40 años, dijo Capaia.

Afección de la pandemia
La pandemia afectó al sistema educativo en su totalidad y la educación para adultos no fue la excepción, más teniendo en cuenta que se trata de personas que no siempre cuentan con el acompañamiento de las familias, como sí suele suceder con los niños y adolescentes que cursan el ciclo lectivo.

“En la modalidad para adultos, los estudiantes tienen un perfil especial, siempre hay causas que no les permitieron terminar la escuela ya sea desgranamiento o imposibilidad económica. En el 2020 arrancamos con virtualidad y cuidados de prevención, de todas formas el adulto se resintió un poco en cuanto a los peligros para la salud y contagios. Naturalmente, a raíz de esto nosotros bajamos enormemente la cantidad de matriculaciones a 2.000”, relató.

De todas formas, según lo que reflejan los números se observa una mejoría marcada con la vuelta a la presencialidad, las matriculaciones se incrementaron en un 39,5% respecto de las registradas en 2020. Esto incluye a los adultos inscriptos para oficios y los que se anotaron para la terminalidad de la educación obligatoria.

“Se notó de finales de 2021 en adelante que los alumnos tenían otro apetito por retomar las relaciones sociales, con sus compañeros, volver a vincularse, hay que tener en cuenta que la gran convocatoria de los cursos se debe en gran medida al boca en boca”, subrayó.

Pese a las complicaciones que presentó la pandemia para este sector, la terminalidad de la primaria estuvo en torno a los 4.500 adultos que fueron certificados.

Propuesta curricular
Según contó el funcionario, desde hace diez años se trabaja entre los directores de las escuelas para adultos en la necesidad de aplicar una propuesta curricular que satisfaga las necesidades de los estudiantes y que esté aplicada a las realidades de la provincia en su totalidad.

En este sentido, los directivos en su conjunto presentaron a la Subsecretaría de Educación -a través de la dirección de la Epja- un estado de situación territorial de cada una de las escuelas para adultos de la provincia y los lineamientos que -a través de la experiencia de docentes y directivos-, consideran beneficiarán a los alumnos.

“Lo que buscamos es que se realice una estructura modular en la que sí el alumno abandona o se cambia de domicilio, pueda continuar en cualquier momento sus estudios”, manifestó.

El objetivo es generar mejores condiciones para que los estudiantes puedan cumplir con la terminalidad de la escuela primaria y secundaria, que es en realidad la problemática por la cual surge la Epja y de esta manera lograr una tasa de alfabetización mayor en la población del territorio nacional.

Capaia se mostró esperanzado y comentó que para final de año se podría generar un simposio para ver los frutos del trabajo realizado durante tantos años para comenzar a aplicar a partir de los próximos años el nuevo diseño curricular jurisdiccional.

En cifras

39,5%Fue el aumento total de las matriculaciones respecto del 2020, sumando inscripciones a cursos de oficio y terminalidad educativa.

La Ley de Enseñanza para Adultos

La Enseñanza Permanente para Jóvenes y Adultos fue agregada a la Ley N° 26.206 de Educación Nacional en su capítulo IX como una de las ocho modalidades del sistema educativo nacional. En su artículo 46 la define como “la modalidad educativa destinada a garantizar la alfabetización y el cumplimiento de la obligatoriedad escolar, a quienes no la hayan completado en la edad establecida reglamentariamente”. Tiene por objetivo que su diseño curricular ayude a “desarrollar las capacidades de expresión, comunicación, relación interpersonal y de construcción del conocimiento”. Y en su artículo 48 inciso C pretende mejorar la formación profesional de los adultos y/o adquirir una preparación que facilite su inserción laboral, está última es la finalidad de los talleres de oficio.

Total Page Visits: 16 - Today Page Visits: 2