Gasoducto superpuesto: Denuncian a Alberto Fernández y CFK por el “robo más grande del siglo”

GENERAL

La presentación la realizó el empresario Juan Ricardo Mussa, quien infirió que el gasoducto es “una fábula” porque “ya existe desde 1949”. Entre sus pruebas, adjuntó el mapa de la red y lo comparó con el del paquete de obras del Néstor Kirchner, aseverando que los caños “se superponen” y que van a hacer “la conexión desde Vaca Muerta”.

Tras un fin de semana agitado en el oficialismo por la renuncia del ahora ex ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, por la filtración de un off que acusaba al kirchnerismo de garantizar una “licitación a medida” para el grupo Techint del CEO, Paolo Rocca, el gasoducto Néstor Kirchner sigue dando que hablar. En esta ocasión, el empresario Juan Ricardo Mussa acudió a la Justicia para denunciar a los principales exponentes del Frente de Todos por supuestos actos de corrupción en la gestación de esta obra pública tan emblemática y necesaria para el gobierno.

Concretamente, los delitos denunciados en la causa que radica en el juzgado Criminal y Correccional Federal Nro. 4 son “abandono de personas, abuso de autoridad, violación de los deberes como funcionarios públicos y cohecho” dirigidos a la dupla presidencialista: Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Aunque también responsabilizaron al diputado nacional Máximo Kirchner, al presidente de Integración Energética Argentina SA (IEASA), Agustín Gerez; al secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez; y a uno de los auditores generales de la Nación, el ex candidato a vice de MacriMiguel Ángel Pichetto.

Como prueba principal en el expediente, Mussa citó el mapa de la red de gasoductos de todo el país -elaborado por ENARGAS, en 2016- y lo contrastó con el del paquete de obras del gasoducto Néstor Kirchner, que “supuestamente” construirán, pero “no ocurrirá”. Y profundizó: “Los caños se superponen, así nos hacen creer que tendremos un nuevo gasoducto, y lo que realmente se va a hacer la conexión desde Vaca Muerta al gasoducto que está construido desde diciembre del 1949; hoy disponemos de cañerías en una extensión de 15.983, 94 kilómetros”.

De este modo, se refirió a un “sinfín de irregularidades y prácticas corruptas” que configuran un “crimen atroz” en perjuicio de todos los argentinos. “A pesar de que siempre la corrupción ha estado presente en todas las negociaciones que han llevado adelante estos imputados en toda su historia, este caso es el de mayor envergadura. Lo hacen susceptibles en el marco de una de estas contrataciones de obra pública como mecanismos al direccionar licitaciones, cartelizar la oferta y beneficiar intereses privados en perjuicio del estado del que dicen que combaten”, cuestionó.

“Cuando reviso el proceso de compras, (en realidad nada quieren comprar porque nada falta para conectar el gasoducto) lo hacen tan simple y con muchas irregularidades según la etapa del proceso de selección en el que es posible detectarlas -desde la instancia preparatoria hasta la supervisión de ejecución de la obra-, junto con medidas a tener en cuenta sin atemperar los riesgos de corrupción que se faena”, agregó el denunciante. En esta línea, destacó: “El presidente consideró que los gastos no serán más de 250 millones de dólares”.

Por “el robo más grande de este siglo”, Mussa solicitó la intervención judicial del ENARGAS y de IEASA. Finalmente, pidió que se convoque a prestar declaración testimonial a Paolo Rocca y a todos los responsables de la firma TENARIS SA, tanto los de la empresa radicada en Argentina como los de Brasil.

Total Page Visits: 13 - Today Page Visits: 1