Inquilinos pagarán un aumento de más del 57 por ciento en julio

GENERAL

Será para aquellos contratos que se realizaron en ese mes del año pasado. Es el mayor porcentaje de suba hasta el momento

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) dio a conocer el nuevo índice para el ajuste de los contratos de locación, de acuerdo a la Ley 27.551 de Alquileres, para todos aquellos contratos que arrancaron en julio del año pasado, los que, de acuerdo a estos parámetros, registrarán un incremento del 57,45%.

En este sentido, se trata hasta el momento del valor de actualización más elevado en lo que va del año. Dicha cifra está ajustado al cálculo que se aplica según la normativa nacional, que contempla en partes iguales la variación de la inflación de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y los salarios según la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

Con la llegada de julio se cumplirán dos años de la vigencia de la Ley de Alquileres, cuya fórmula se aplicó por primera vez en ese mes de 2020. En el primer año, la actualización fue del 43% y ahora, del 57% según las estimaciones brindadas del BCRA.

Asimismo, y como se mencionó, se trata del valor más elevado en lo que va del año. Es que de acuerdo a los datos oficiales, los alquileres iniciados en enero sufrieron un aumento del 52%, los de febrero y marzo del 51%, en abril y mayo 53% y en junio un 55,9%.

Sobre este punto, Luis Sosa, empresario inmobiliario e integrante de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (Fira) manifestó que el 57% de incremento interanual que sufrirán los alquileres que se iniciaron en julio del año pasado “es un promedio que tomó el BCRA con la Ley de Alquileres a partir del IPC y del Ripte”.

“Todos los meses se actualiza ese valor, que va en ascenso y está atado a la inflación, que está por números muy elevados, y, teniendo en cuenta la normativa que está vigente, no sabemos qué porcentaje de incremento se aplicará el mes que viene para los contratos iniciados en agosto y los valores que tendrá para el año que viene”, explicó.

Indicó que el precio de los inmuebles para el alquileres carece de certeza debido a que está ajustado a la inflación de ese momento, que en los últimos meses se ubica por encima del 5% mensual. De acuerdo a los últimos datos informados por el Indec, el porcentaje de inflación promedio en el país fue del 5,1% tras haber llegado a su pico en marzo con el 6,7%.

Por ello, Sosa se mostró crítico con la normativa que rige actualmente en el mercado inmobiliario al señalar que con el porcentaje de actualización cada año no se brindan certezas tanto a propietarios como a inquilinos sobre los valores que se deberán abonar para el próximo año.

“A diferencia de los demás sector, el inmobiliario es uno de los que se mantiene congelado. Las demás categorías, como alimentos y tarifas, están registrando notables incrementos, mientras que en el de alquileres por un año el valor queda congelado y eso genera complicaciones para la actividad”, precisó el dirigente de Fira.

“Esta situación claramente no está brindando certezas a ninguna de las partes involucradas en la actividad de inmuebles”, dijo.

Por otra parte, insistió en la celeridad en el tratamiento de una nueva normativa de alquileres, en el afán de evitar las subas elevadas que debe afrontar la parte inquilina en el abono mensual por las casas y los departamentos.

“Se requiere que haya un tratamiento urgente, acordando que las actualizaciones de los precios a pagar sean de común acuerdo entre la parte propietaria e inquilina y cada seis meses, como venía ocurriendo, además de que los contratos se realicen cada dos años y no cada tres como se comenzó a aplicar desde la vigencia de la normativa en julio de 2020”, manifestó.

Al mismo tiempo, recordó que además de las subas en los precios de los inmuebles, uno de los efectos que provocó la normativa fue el faltante de nuevas propiedades en el mercado.

“Conseguir casas y departamentos cuesta actualmente, no se consiguen y las pocas que hay se alquilan inmediatamente en medio de un contexto de mucha demanda. Y por otro lado, no hay ventas de casas debido al faltante de créditos hipotecarios como para incentivar la actividad”, subrayó Sosa al respecto.


En cifras

43%
En el primer año de vigencia de la Ley de Alquileres, los contratos registraron ese porcentaje de incremento con la aplicación de la nueva fórmula.

Total Page Visits: 11 - Today Page Visits: 1