Denunciaron hechos de violencia en un jardín maternal de Posadas

GENERAL

En febrero del 2021 una maestra alertó a la Justicia que ataban a niños TEA a sillas. La semana pasada, otra madre denunció que su hijo de 11 meses presentó golpes en la cabeza.

A través del grupo Familias TEA Misiones Red Federal compartieron las denuncias realizadas por violencia dentro de un jardín maternal de Posadas, ubicado sobre la calle Santa Fe, entre Junín y Ayacucho.

Sin embargo, esto data del 2021, cuando una maestra denunció que en este lugar ataban con cuerdas a las sillas a chicos con TEA. Tras esto, hubo una intervención de la Justicia, pero el jardín siguió en funcionamiento.

La semana pasada se efectuó una segunda denuncia por un niño que terminó en la guardia con golpes.

Un pedido de justicia

En comunicación con la madre este niño de 11 meses relató que “desde octubre del 2021 estuve llevando a mi hijo a este lugar, cuando sólo tenía dos meses. En un principio, la directora me pareció extraña, controladora, pero como nunca había dejado a mi hijo con nadie pensé que quizás era exagerada”.

Aseguró que, previo a la semana pasada, “nunca había pasado nada extraño, hasta el miércoles cuando me llama y me dice que a mi hijo le estaban brotando moretones”.

Al llegar al jardín, se encontró que este niño “tenía chichones negros en la cabeza, uno grande de su lado derecho, luego otros moretones en la frente”.

Al interrogar a la directora y a las dos maestras sobre lo sucedido con este chico, “dijeron que no se había caído y que estaban preocupados porque podía ser cualquier enfermedad”, añadió.

Entonces, esta madre decidió llevar al chico a una guardia de un sanatorio posadeño: “En todo momento la directora estuvo ahí y la notaba más preocupada que yo”, detalló.

Tras una revisión de la pediatra, le hicieron varios estudios y placas, donde indicaron que “esto es un golpe, porque él no tiene nada, está sano”.

Aclaró que, en consulta con otros especialistas, la dermatóloga y hematóloga, “todos dijeron lo mismo, que se trataba de un golpe”.

Remarcó que “no podía creer la situación y al ir a la guardia, pedí las imágenes de las cámaras, que, si se había caído que lo digan, porque estábamos haciendo estudios al nene” a lo cual respondió que “la cámara no funciona, que justo pidió al técnico que arreglara”.

Ante esto, la familia solicitó un informe por escrito de lo sucedido desde que el chico ingresó al jardín.

Finalmente, “fuimos a hacer la denuncia y es cuando se contactó la maestra que hizo la primera denuncia que es del año pasado, que incluso tiene imágenes y una respuesta de los funcionarios. A pesar de eso, jamás hicieron nada”, indicó la madre del menor.

La denuncia se realizó en la Comisaría de la Mujer Unidad Regional I de Posadas. Actualmente, “no sabemos cómo van a accionar, pero ese lugar no puede seguir atendiendo niños”, sentenció la denunciante.

Desde Familias TEA Misiones compartieron que en la denuncia del 2021 facilitaron la intervención de un abogado, al tratarse de chicos con TEA.

En comunicación con este Diario indicaron que, en la primera denuncia, “desde la Justicia respondieron y enviaron a organismos del Estado para intervenir”.

Lamentaron que “este caso de un niño con moretones pudo haberse evitado si realmente estos funcionarios hacían su trabajo”.

Por otra parte, remarcaron que como grupo “quisimos ser respetuosos con la Justicia, para que tengan su tiempo y sean guardada la identidad de los menores, pero si lo publicábamos hace un año atrás, quizás a este chico no le pasaba esto que vivió”.

La primera denuncia por violencia

Este jardín maternal ubicado sobre la calle Santa Fe de Posadas recibió una denuncia en febrero del 2021, efectuada en la Comisaría de la Mujer de Posadas y luego elevada al Juzgado Nº 7, realizada por una maestra que prestó funciones en este espacio.

En ella, acusó a la directora “de atar a una silla a los niños que padecen TEA (Trastorno del Espectro Autista)”. Según consta en su denuncia, son niños “que no tienen problema motriz, ellos pueden caminar, pero la directora nos da la orden de que estén toda la mañana atados”.

Por otra parte, detalló que a los chicos no se les permitía salir al patio.

En su relato, esta maestra aclaró que recién se iniciaba en su actividad docente, que la directora del lugar le dijo que “ella tiene muchos contactos y mucho poder político en el Consejo”. Sin embargo, esta docente no quiso ser cómplice de un delito, por lo cual denunció a este jardín.

Sobre el comportamiento de la directora, precisó que “ella les grita mucho a todos los chicos en general, les habla fuerte, y me dijo que tengo que hacer lo mismo, porque no hacen caso”.

También aseguró que este espacio no cuenta con equipo preparado para atender chicos con discapacidad y tampoco poseen un equipo interdisciplinario. A esta denuncia, respondieron que varios organismos actuarían en el caso

Total Page Visits: 12 - Today Page Visits: 1