Para el titular de YPF, poner un precio diferencial a extranjeros es parte de una solución

GENERAL

Pablo González estuvo ayer en Misiones. Sobre el faltante de gasoil no quiso dar fechas de mejora de provisión ni sobre la ampliación del cupo.

Sin anuncio previo, el presidente de YPF estuvo en Misiones para acompañar un operativo de Gendarmería en Puerto Iguazú, donde se controló la fuga de combustibles al Paraguay y Brasil tanto en bidones como en vehículos particulares. Llegó sin soluciones concretas ni paliativos.

Pablo González también visitó al gobernador Oscar Herrera Ahuad en la Gobernación para analizar la situación del faltante crítico de gasoil, el cupo asignado a Misiones y la cuestión del contrabando que deben impedir las fuerzas federales.

Al término del encuentro, el titular de la empresa estatal habló en exclusiva. Insistió que uno de los problemas que tenemos es la fuga de combustible que se va a Paraguay y Brasil por una diferencia de precios. “Estamos a la mitad del valor” de los países vecinos, aseguró.

Ante la consulta de si este problema se soluciona equiparando los precios del combustible en Argentina con dichos países limítrofes para evitar la fuga, fue tajante: “Imposible, porque tendría que aumentarse 77% los precios en el país. No lo podemos hacer, eso no va a pasar. No soy de los que cree que la paridad de importación debe ser la regla, porque para eso somos un país productor de hidrocarburos”.

Respecto al pedido de ampliación de cupo que Herrera Ahuad ayer le insistió en la reunión, respondió que “todo el tiempo lo estamos tratando de hacer, permanentemente estamos tratando de resolverlo pero no es fácil. Hay que tomar varias medidas como ampliar el corte de biocombustibles, que son de política energética nacional”.

Se justificó en la mayor demanda

Pablo González fue consultado si hay salida al faltante de gasoil. Justificó la situación en una mayor demanda no sólo en Misiones sino en todo el país.

Recordó que “YPF es el 55% del mercado nacional, y hay un 45% repartido entre otras compañías de venta de combustible, muchas de las cuales importan combustible que durante estos meses que ha habido alta demanda no la han cubierto”.

Se quejó porque así, “obligaron a YPF a que se haga cargo de un 80% del incremento de esa demanda”.

En ese sentido dijo que a nivel país, el incremento de demanda fue del 15%” y aclaró que Argentina “no se autoabastece de gasoil e YPF está importando más del 12-15% en un contexto internacional donde no hay gasoil por la guerra y la alta volatilidad de los precios”.

“El petróleo crudo que hace siete meses estaba 70 dólares, que es el precio de referencia que usábamos nosotros, ahora está 120 dólares y eso genera presión sobre el mercado interno. Entonces al no haber paridad de importación, que sí la hay en Brasil por ejemplo porque el combustible cuesta lo que cuesta ese valor superior del petróleo en el mundo, entonces si aumenta en el mundo, aumenta en Brasil. Sin embargo en Argentina eso no sucede, sino tendríamos el combustible un 70% más caro. Eso está generando presión en el mercado interno y entre otras cosas, está generando un tráfico de combustible hacia los pasos fronterizos”, explicó González quien aclaró que YPF “no tiene el poder de policía por eso hablamos con las fuerzas de seguridad, Aduanas y la provincia para atender esta problemática”.

Defensa del precio diferencial

Para el titular de YPF, poner un precio diferencial a extranjeros es parte de una solución: “Sí lo es porque en todo el país hay tránsito de camiones extranjeros que generan una alta demanda. Por ejemplo, en Chile se iban desde el centro al norte de ese país y ahora circulan por Argentina. Lo que hicimos fue aplicar una paridad de importación para los vehículos extranjeros con lo que pagan en sus países. Sino, en la coyuntura, genera faltante por aquellos que vienen a cargar combustible acá porque sale más barato, hay vehículos que se dedican a hacer de esto un negocio”.

Cuando se le preguntó sobre las fechas en que podría mejorar la situación, evitó poner un mes. Pero confirmó que YPF “está en un promedio de tres barcos de importación de 45.000 m3 a un costo de 60 millones de dólares cada uno. El mes que viene se duplicará, con siete barcos, pero necesitamos que las demás compañías petroleras también acompañen el esfuerzo para poder ir resolviendo”.

Más caro por la distancia

En otro orden, Pablo González aseguró que en Misiones se paga el precio más caro del combustible en el país porque “está relacionado de manera directa en la distancia con las refinerías”.

Admitió que la situación seguirá siendo similar aunque dijo que “nadie sabe cuál será el comportamiento de los precios que dependen de muchísimos factores y buena parte depende del precio internacional. Pero Argentina sigue teniendo el precio más barato de la región, por eso tenemos los problemas de tráfico”.

Sostuvo que “el transporte es un componente muy importante del precio del combustible, es lo que más encarece el precio”.

No descartó que podría producirse un nuevo aumento en los precios del combustible, porque “son variables de mercado que uno no maneja. Fíjense lo que pasó con el petróleo, en 10 días se fue de 100 a 120 dólares el barril, y si la guerra sigue vamos a seguir teniendo problemas”.

González defendió la política de precios de YPF al asegurar que la suba hasta ahora fue menor que el índice de inflación y al costo del crudo.

“Entre enero y diciembre del año pasado tuvimos aumentos promedio del 30% en el país. Y estuvimos 8 meses sin aumentar y la inflación fue del 50,6%”, indicó.

Fuga mayor en Corrientes

González contó que habló con el ministro de Seguridad de la Nación para combatir la fuga de combustibles. Pero advirtió que en Corrientes es mayor.

“Estoy muy preocupado porque allá han tenido un gran salto. En Misiones fue del 38% entre 2019 y 2022 de abril a abril, pero en Corrientes fue del 66%. Hay un problema serio de tráfico de combustible”, reveló para criticar la falta de colaboración del gobernador Gustavo Valdés para revertir la misma.

Total Page Visits: 12 - Today Page Visits: 2