Avanza la inflación y los trabajadores del censo todavía no cobraron

GENERAL

Tras los inconvenientes y críticas que sufrió la versión online, los 600 mil censistas que participaron de la actividad aún no pudieron cobrar. Para participar, tuvieron que asistir a capacitaciones virtuales, presenciales, aprobar contenidos y trabajar en las calles durante al menos ocho horas.

El operativo que se llevó a cabo el miércoles 18 de mayo contó con más de 600 mil censistas en todo el país, relevando unas 15 millones de viviendas. La tarea no fue sencilla. Mientras la mayoría recorría las calles entre las 8.00 y las 18.00 durante aquel día, el resto recopilaba información de quienes completaron sus datos de manera online.

Quienes formaron parte de la titánica tarea tuvieron que llenar un formulario de preinscripción, volcar sus datos, recibir la convocatoria formal por parte de la autoridad de la dirección de estadística de la provincia que corresponda, cumplir una capacitación virtual de tres horas, aprobar los módulos de contenidos virtuales, una jornada presencial con el jefe de radio para repasar los temas más importantes y, recién entonces, censar viviendas en la calle durante ocho horas.

Por este breve pero intenso trabajo, cada censista cobraría unos 6 mil pesos. La primera opción que propuso el gobierno fue el de depositar dicho dinero en cuentas exclusivamente del Banco Nación, que serían monitoreadas a través de la aplicación de la entidad bancaria. Tiempo después, se aceptó además que los censistas puedan volcar los datos de sus cuentas personales que se hallaran en otros bancos.

Tras todo el trajín del trabajo pactado, sólo resta cobrar. Sin embargo, pasadas las primeras cuarenta y ocho horas del mes siguiente, aún gran cantidad de los censistas no han recibido el pago por parte de las autoridades competentes.

La demora despertó señales de alarma en numerosos trabajadores que, como gran parte de la población, cuentan con dicho cobro para cubrir sus gastos y necesidades. Las llamadas y consultas online con las autoridades competentes resultaron infructuosas, y la comunicación directa con quienes estuvieron a cargo del censo sólo generó más incógnitas: “Nadie sabe nada”, confió a REALPOLITIK uno de los frustrados censistas.

La dificultad se suma a las duras críticas que recibió el método digital para censar ciudadanos online, que fue impulsado por Marco Lavagna semanas antes de la versión presencial. Según datos oficiales, algo más del 50 por ciento del total de la población objetivo se acercó a esta modalidad. Sin embargo, expertos en seguridad virtual notificaron de inmediato numerosas fallas en la materia, incluyendo la publicación de domicilios, fotografías de los documentos personales y auditorías mal hechas.

De acuerdo a la resolución 89/2022 publicada por el INDEC, cada censista debe recibir una suma fija no remunerativa en concepto de “reconocimiento de gastos derivados del desempeño de la tarea censal”. De acuerdo a la tarea asignada, la mayoría cobrará 6 mil pesos, pero hay quienes se alzarán con algo más de dinero. 

Total Page Visits: 18 - Today Page Visits: 2