A causa de la ATM, Misiones se está convirtiendo en “una isla comercial y productiva”, alertan

GENERAL

El vice Pte de la CCIP Jorge Lindheimer, pidió a las autoridades de Rentas (ATM), mejor gestión y “un sistema mucho más equitativo, más transparente y más flexible”. “Esta situación está generando más contrabando y más informalidad”, denunció.

La llamada “Aduana Paralela” de la ex Dirección General de Rentas (hoy Agencia Tributaria de Misiones) y la política fiscal considerada “persecutoria”, estaría provocando una caída masiva de proveedores, que ya no quieren operar con la provincia, según lo advirtió el vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, Jorge Lindheimer, quien no dudó en que la política fiscal de la provincia “esta situación está generando más contrabando y más informalidad”. “Lamentablemente nos estamos convirtiendo en una isla comercial y productiva”, enfatizó Lindheimer.

En diálogo con el móvil de MisionesCuatro este viernes, Lindheimer admitió que “son innumerables los pedidos que nos llegan a través de los asociados (de la CCIP) y el personal. Se nos están cayendo muchos proveedores. Lamentablemente nos estamos convirtiendo en una isla comercial y productiva”, reflexionó el empresario. Y aclaró que este planteo “se lo expresamos en dos oportunidades a las autoridades de Rentas (ATM)”.

“Realmente, no están haciendo las cosas bien, tendrían que flexibilizar. No estamos diciendo que no cobren (impuestos), sino que hagan un sistema mucho más equitativo, más transparente y más flexible”, pidió Lindheimer a la Agencia Tributaria. La forma en que se están percibiendo impuestos en la frontera entre Misiones y Corrientes, “provoca que la mayoría de nuestros proveedores que son de otras provincias y de las grandes urbes, no quieran trabajar con Misiones”, alertó.

Según Lindheimer, Misiones es un mercado ínfimo en el movimiento comercial de muchos proveedores, que no dudan en dejar de operar cuando se presentan problemas por la presión fiscal. La provincia “representa el 2% del movimiento y si, además, tiene problemas y los persigue impositivamente, obviamente van a dejar (de operar)”, comentó el vice de la CCIP.

De acuerdo con Lindheimer, las autoridades de la ATM, “quedaron en contestar” a los pedidos de la CCIP. “Estamos esperando las respuestas”, insistió.

Políticas fiscales que estimulan la fuga de divisas

Para el nro. 2 de la CCIP, la persecución fiscal en Misiones “tiene un agravante: al no poder conseguir nosotros las mercaderías que necesitamos, el consumidor lo va a comprar a otros países. Hay fuga de divisas. Esta situación está generando más contrabando, más informalidad. Y creo que, si no hay un cambio de directivas, en poco tiempo, la provincia va a tener un grave problema comercial y productivo”, analizó Lindheimer. Y completó: “eso, a su vez va a generar menor recaudación para Rentas”.

“Están tomando decisiones que atentan contra de la actividad económica y de futuras recaudaciones. Confiamos en que lo entiendan y recapaciten”, subrayó Lindheimer y recalcó: “El problema no es de no pago, sino de gestión”.

“Queremos que nos dejen trabajar”, lanzó el empresario, añadiendo que el problema por los proveedores que dejan de operar en Misiones “abarca todos los rubros”.

Finalmente, Lindheimer clarificó la posición de la CCIP respecto de este reclamo a la ATM. “Confiamos en el buen criterio de las autoridades recaudatorias de la provincia. Hay que retocar el sistema para no seguir perdiendo proveedores, ventas e impuestos. (La vigente política recaudatoria) es como atentar contra la propia producción”, sentenció.

Total Page Visits: 9 - Today Page Visits: 1