Un docente con 34 años de servicio, tarda dos años más para completar su trámite de jubilación, denuncian

GENERAL

Según Norma Renovieski, la secretaria adjunta de Udnam, los educadores de la provincia continúan reclamando por la excesiva burocracia al momento de jubilarse y por el mal funcionamiento del IPS, que afecta sobre todo a suplentes.

Mientras continúan las negociaciones entre el gobierno provincial y el Frente de Trabajadores de la Educación en Lucha (FTEL) por mejoras en los haberes, rediscusión de adicionales y grilla salarial, los docentes de la provincia continúan planteando situaciones que esperan se subsanen, más allá de que hayan quedado postergadas en las mesas de diálogo con la patronal.

Según reveló la secretaria adjunta de Udnam (Unión de Docentes Nueva Argentina Misiones), Norma Renovieski, en las recorridas que vienen haciendo para hablar cara a cara con los docentes recogieron una serie de reclamos e inquietudes, que giran en torno al funcionamiento de la obra social del IPS (Instituto de Previsión Social) y a los trámites jubilatorios.

En diálogo, Renovieski sostuvo que “uno de los reclamos principales para por la cuestión de la obra social. El IPS, no funciona como el docente necesitaría. Los médicos ponen cupos a la atención. Llega el día 20 no hay más lugares para oftalmología. Y también el cobro del plus, que afecta al bolsillo”, describió la sindicalista.

Por otra parte, los docentes que hacen suplencias, pierden la cobertura durante el receso del ciclo lectivo. “Llegan las vacaciones y los suplentes cuando tienen tiempo para hacerse tratamientos, se quedan sin obra social. Es otro de los reclamos, que siga funcionando en vacaciones de verano para los suplentes”, comentó Renovieski.

En tanto, otra de las quejas que manifiestan los docentes según confió Renovieski, gira en torno a las demoras en los trámites jubilatorios. “Los docentes de primario con 34 años que dicen, ‘me quiero ir ya’, comienzan sus trámites jubilatorios y sucede que esos trámites llevan hasta dos años, para que el docente pueda (cobrar) su jubilación. Obviamente, plantean por qué hay tanta democracia. Porque no se trata de achicar los tiempos, de una manera más rápida y menos burocrática (de jubilarse)”, planteó la docente.

Sobre el final de la entrevista, Renovieski sostuvo que el tercer punto de reclamo es “la cuestión de las 42 horas” de trabajo en el nivel medio. “En algún momento se aplaudió porque iba a implicar más dinero, aunque también más trabajo. Pero, a nivel nacional, para el incentivo (Fonid) se les reconoce 30 horas cátedra. Las siguientes 12 horas que el profesor tiene para completar las 42, son horas que vienen sin los beneficios. Y sin los montos que se pagan en las primeras 30 horas”, contó Renovieski, insistiendo en que algunos docentes quieren volver al régimen de 30 horas.

“No siempre cantidad implica calidad. Las 42 horas implica un cansancio extremo para los profesores que también llevan trabajo a su casa con la planificación, (la corrección de exámenes) y demás”, resumió.

Total Page Visits: 12 - Today Page Visits: 2