La Comunidad Mbya pide «frenar la presión de Arauco de reforestar con pino» en territorio indígena en Garuhapé

GENERAL

En forma pacífica, frente a la Casa de Gobierno de Misiones, ubicado en la capital provincial, se expresaron comunidades Mbya Guaraní con el fin de reclamar por sus derechos territoriales y por políticas ambientales efectivas.

Según el reclamo de los manifestantes, en Garuhapé la comunidad de Puente Quemado II, desde febrero esperan respuestas para frenar el avance de la empresa multinacional Arauco, con planes de reforestación en áreas quemadas que afectaron a la aldea en los incendios que se desataron en febrero pasado.

Dentro de la territorialidad indígen, la comunidad conviven rodeados de plantaciones de monocultivo de pino de la empresa forestal, actualmente viven 13 familias.

La Reforma Constitucional del año 1994, en el artículo 75, inciso 17, reconoce su preexistencia y sus derechos humanos indígenas, entre ellos la ocupación de sus territorios ancestrales, que en caso de la comunidad Mbya Puente Quemado fue relevada en el marco de la Ley 26.160 y está en proceso de titularización comunitaria de las mismas, que determinó le corresponden 659 hectáreas, de las cuales 333 están forestadas con plantaciones de Arauco.

Las autoridades de la comunidad consideran que las quemas y el desmonte para plantación de pinos generan que «no haya recursos para nosotros, no tenemos de dónde sacar para hacer nuestra medicina natural, tampoco para cazar», declaró Santiago Ramos, cacique de la comunidad.

En el mes de febrero realizaron una presentación ante la justicia y el Ministerio de Ecología para impedir que la empresa Arauco reforeste el área quemada nuevamente con pinos, y no consulte previamente el plan de restauración conveniente a realizar desde la visión de las comunidades indígenas afectadas.

Total Page Visits: 11 - Today Page Visits: 1