De cada 100 misioneros, sólo 39 finalizan la secundaria a tiempo

GENERAL

Sobreedad y abandono son las principales conclusiones de un informe que analiza la situación por provincia. Lengua y Matemática dan mayor dificultad a los alumnos

Se conoció el informe ‘Desgranamiento y aprendizajes desiguales: las dos caras de la misma moneda’ del Observatorio Argentinos por la Educación. Los datos son alarmantes y reflejan la sobreedad escolar y las precarias trayectorias de los estudiantes por provincia.

En un documento de diez páginas, el observatorio da cuenta que a nivel país, de cada 100 estudiantes que con 6 años de edad comienzan su escolaridad en primer grado de primaria, 53 llegan al último año de la escuela secundaria en edad teórica, doce años después.

Al mirar esos números por provincia, sólo 39 misioneros culminaron el quinto año del nivel medio en el tiempo esperado.

En peor posición quedaron San Juan y Corrientes, donde 38 de cada cien finalizan en el tiempo esperado.

El documento tiene autoría de Irene Kit, Sergio España, Gabriela Catri, Martín Nistal y Víctor Volman y analiza la trayectoria escolar de la cohorte que comenzó primer grado en 2009 y llegó al último año de la secundaria en 2020, utilizando los datos del Relevamiento Anual (RA) y las pruebas Aprender 2019. Es decir, no se descarta que los números pudieran haberse agudizado con la población que debió culminar sus estudios durante la pandemia de Covid-19.

Lengua y Matemática

Por otro lado, al combinar los datos de trayectorias con los resultados en las pruebas Aprender se encuentra que a nivel nacional de cada 100 estudiantes que comienzan la escolaridad en primer grado, sólo 16 llegan al último año de escolaridad en el tiempo teórico esperado y con conocimientos suficientes o avanzados en Lengua y Matemática.

Hay varias provincias donde menos de diez estudiantes llegan al último año de secundaria con la edad y los conocimientos esperados en esas dos áreas troncales, entre ellas Misiones, donde seis de cada cien tienen los conocimientos óptimos en Lengua y Matemáticas. En similar posición quedaron San Juan (ocho), Catamarca y Corrientes (siete), Chaco, Formosa y Santiago del Estero (cinco).

“Pasa esto porque hay cosas graves que no se hacen. Hubo un error en la estrategia de evaluación curricular y de actualización de normativas del Consejo Federal de Educación (CFE) que no llega a las aulas”, señaló Susana Decibe, ex ministra de Educación de la Nación.

Para la pedagoga y ex funcionaria, los contenidos que se aprueban en el Consejo Federal de Educación (CFE) y a los que las provincias luego agregan objetivos específicos son muy buenos, pero el docente después no tiene herramientas para bajar esos diseños al aula.

“Creo que no hay una traducción a secuencias didácticas que hagan posible que el docente que está en el aula transforme esto en secuencias de enseñanza. Y esto es un problema serio que hay que solucionar de manera urgente, primero formando a los docentes para que puedan hacerlo, pero esto es en el mediano y largo plazo”, explicó.

Y siguió: “A los que están adentro del aula hoy hay que facilitarles el trabajo, hay que reducir y hacer un concentración de contenidos, destacar los conceptos fundamentales, ayudar a hacer una transferencia didáctica de esos contenidos y competencias para que se puedan trabajar en el aula. Es decir, hay un trabajo adicional que no está ocurriendo y sería urgente empezar a hacerlo en todo el país”.

También sostuvo que debería dictarse una ley de emergencia nacional en educación y que “los mejores docentes puedan ir a las escuelas con más necesidades, que esas escuelas tengan conectividad, que esos chicos tengan bibliotecas especiales, es decir, un programa específico centrado en las escuelas que concentran las poblaciones con mayor pobreza”.

Matrícula

El informe del observatorio también indica que en el país hay un pico de la matrícula de alumnos se alcanza entre el primer y segundo año de la secundaria, con más de 800.000 estudiantes inscriptos en cada uno de esos años.

A partir de ese momento se produce un “desgranamiento”: la matrícula decrece cada año, mientras que aumentan las tasas de abandono y de sobreedad (la cantidad de estudiantes cuya edad supera la edad teórica esperada para el año que están cursando).

Los altos niveles de sobreedad en los primeros años de secundaria sugieren que muchos estudiantes terminan abandonando después de haber repetido al menos una vez. El 25% de los estudiantes del último año de secundaria tienen sobreedad a nivel país.

Al respecto, los autores del informe explican: “Estos comportamientos evidencian los efectos de la no promoción, vigente en el sistema como supuesta ‘solución’ a los bajos aprendizajes: bajo este supuesto, la repetición es una segunda oportunidad para aprender. Según revelan los datos, esta ‘solución’ no es efectiva para la continuidad de estudios ni para la calidad de los aprendizajes. En primer lugar porque la mayor parte de estudiantes que abandonan lo hacen luego de reiterados fracasos”.

Luego, indicaron: “Repetir de grado no es una verdadera ‘segunda oportunidad’ sino la antesala de la partida final. En segundo término porque la no promoción tampoco es garantía de excelencia, tal como reflejan los bajos resultados de aprendizaje aun en sistemas educativos en los cuales son pocos los estudiantes que llegan en edad teórica”.

“Ambas falencias indican que la calidad educativa no depende de la mayor o menor presión que se ponga para aprobar a los estudiantes, sino de los procesos de enseñanza y los mecanismos de acompañamiento que se den a quienes necesitan apoyo para fortalecer sus aprendizajes y continuar sus estudios”, completó.


Más de 70 mil alumnos en secundaria

Hasta 2021, último dato disponible, en Misiones había 74.000 alumnos en nivel secundario y 11.000 docentes para ese nivel.

Este 30 de abril es la fecha límite para que los directivos completen el Legajo Único del Alumno (LUA) con lo que se podrá tener el panorama actual.

Según señaló Viviana Escurdia, directora de Enseñanza Secundaria del Consejo General de Educación, el año pasado 4.000 chicos que salieron del sistema volvieron a tener contacto con la escuela secundaria.

“El número tendría que ser superior este año por todas las estrategias que desarrollaron las instituciones educativas, el acompañamiento de la dirección, de los supervisores, de los centros de apoyo, el proceso de revinculación”, explicó en Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.

“Fue un proceso arduo de identificación de los estudiantes para saber cuántos y quiénes no siguieron la escuela. Después el trabajo articulado con los centros de apoyo pedagógico y la escuela que despliega una infinidad de estrategias para atraer en dos sentidos: que vuelvan al aula y que se sientan atraídos por la escuela secundaria”, agregó.

Total Page Visits: 11 - Today Page Visits: 1