Dengue: advierten desinterés a la hora de tener los patios limpios

GENERAL

Otra vez Dolores Sur y Miguel Lanús presentaron los peores índices. Encuentran gran cantidad de neumáticos en los patios y pocos vecinos descacharran, señalan

Entre el 9 y el 16 de marzo pasado se realizó en Posadas el Levantamiento Rápido de Índices de Aedes aegypti (Liraa) para conocer índices de criaderos de larvas de mosquitos en la capital misionera.

Los datos recabados en las distintas delegaciones son utilizados ahora para tomar decisiones respecto de qué tareas encarar en la lucha contra el mosquito transmisor del dengue. El otoño e invierno son momentos clave de trabajo para anticiparse a lo que pueda pasar en los meses de más calor.

En total se visitaron 13.156 inmuebles, entre casas particulares y baldíos, de los cuales en 6.635 los agentes fueron rechazados o las viviendas estaban cerradas. Hubo 120 personas participando del trabajo de rastrillaje y toma de datos.

Ahora, con los números ya procesados, se supo que las delegaciones de Miguel Lanús y Dolores Sur son las que peores indicadores presentaron, situación que se repite al menos desde los últimos dos operativos Liraa.

La contracara fueron Santa Rita, Villa Urquiza, 32-33, Riberas del Paraná, Itaembé Guazú y Villa Cabello Oeste. En términos medios quedaron Itaembé Miní Este, Itaembé Miní Oeste y la parte Este de Villa Cabello.

Consultado sobre a qué obedece esa realidad, Fabricio Tejerina, director de Vigilancia y Control de Vectores de Posadas, comentó que los factores pueden ser diversos. Entre ellos nombró como el principal que evidencian mucho desinterés a la hora de mantener los patios limpios.

“En Miguel Lanús, por ejemplo, los patios son muy grandes. Entonces la población utiliza una parte del patio y la otra no y allí deja cosas tiradas y ahí es donde encontramos más criaderos. Pero principalmente lo que vemos es relajación de cierta parte de la gente, parece que no pasa nada”, explicó.

Ineficaz

Contó que observan una «ineficaz limpieza de los patios» con tachos o latas que no se descartan o dan vuelta.

“Otra cosa que influye mucho es la lluvia, porque nosotros estábamos haciendo monitoreos en la sequía y teníamos índices bajos, cuando hicimos el Liraa llovió y eso dispara los números. Pero cuando no hay lluvias no es que no haya mosquitos, sino que están en forma de huevos y cuando llueve se inundan los criaderos, el huevo se hidrata y nacen las larvas que después se transforman en mosquitos adultos”, agregó.

Para poder ser más específicos en los motivos por los que hay mejores y peores números en los barrios, señaló que también deben ajustar detalles cómo ver qué tipo de criadero predomina en cada zona de la ciudad.

“Los criaderos más abundantes son los recipientes pequeños que producen pocos mosquitos. Pero nos llama la atención la cantidad de neumáticos que se encuentran en los patios y cuando hay neumáticos en el patio y bajo lluvia, seguro tenés larvas de mosquitos”, indicó Tejerina.

Respecto de las muestras de larvas recolectadas en el operativo, se tomaron 1.353, encontrándose seis especies de mosquitos, de las cuales el 91,2% (1.235) eran larvas de Aedes aegypti, vector de enfermedades como el dengue, fiebre amarilla y zika.

Trabajo artesanal

Si bien los índices generales no sorprendieron y están dentro de los esperados para la época del año, centrarán las acciones en 30 barrios de las dos delegaciones más complicadas (Miguel Lanús y Dolores Sur) para que el panorama no se complique de cada al próximo verano.

“Hay ciertas zonas donde esos indicadores dieron más de lo esperado, pero eso ya lo sabíamos por los relevamientos y tomas de muestra que venimos haciendo semanalmente. También venimos haciendo descacharrados pero evidentemente hay una parte de la población que no descacharra con lo cual hace tres semanas se tomó la decisión de no solo avisar a la gente que saque los elementos en desuso, sino que estamos yendo casa por casa en esta zona pidiendo que nos permitan ingresar a la vivienda y nosotros mismos ayudarlos a limpiar el patio y sacar cosas. Es un trabajo muy artesanal, lento, pero que hay que hacerlo”, sostuvo.

“Lo bueno es que no hubo casos de dengue este año pero sabemos que esto es cíclico y si aflojamos las tareas en invierno, seguramente el verano nos encontrará en peores condiciones”, dijo el funcionario municipal.

Por último precisó que convocarán a las comisiones vecinales para hacer una tarea “más fina y comentarles cómo está el barrio”, finalizó.

Total Page Visits: 30 - Today Page Visits: 1