Debido a la escasez de combustibles, analizan disminuir los servicios de transporte de media distancia en Misiones

GENERAL

Los servicios de media distancia en la provincia de Misiones, podrían disminuir debido a la problemática con la escasez de combustibles que se vive en el país y ya afecta a varias provincias. Esto se da por el desfase entre el precio de venta y el de importación de combustibles, lo que lleva a las petroleras a racionar las entregas a las estaciones de servicio.

Juan Manuel Fouce, gerente de la Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Caemtap), explicó que en el rubro del transporte, no solo se sufre la escasez de combustibles, sino que se trata de un combo.

“Primeramente que el combustible a granel es más caro que el que está en surtidor. En segundo lugar, no hay previsibilidad y nuestras tarifas están por debajo de los valores que deberían tener. Un transporte tiene que llevar más de 40 pasajeros para poder costear los costos”.

Fouce comentó que, dado a que no reciben subsidios, la situación empeora y se vuelve más compleja, ya que les toca adquirir combustible de surtidor. “El problema es de origen, porque nuestro combustible es importado y se adquiere más caro de lo que se vende dentro del país», agregó.

Lo que sucede en Misiones es que, al tener el combustible tan barato a diferencia de otros países limítrofes, los extranjeros vienen a adquirir a nuestra provincia y se genera este desabastecimiento en razón al cupo de combustible que tiene Misiones.

“Si esta situación continúa y se agrava, pensamos disminuir las frecuencias de colectivos. Tendemos a hacer los servicios más rentables. Esta problemática se vive desde hace mucho tiempo; primero se paró el transporte por la pandemia ocho meses, ya veíamos con una tarifa baja, con problemas de subsidio. La mayor cantidad de subsidios están concentrados en el AMBA, eso genera una disparidad».

Entonces, los servicios de transporte de corta y media distancia podrían disminuir en Misiones debido a la falta de combustible y a la difícil situación que viven los transportistas por las limitaciones en la posibilidad de carga de combustibles, además de pagar un producto mayorista no subsidiado.

Julio Horianski, presidente de la Asociación Misionera de Empresarios de Transportes, quien afirmó que la situación es complicada desde el año pasado, también habló del tema y sostuvo que hasta hace un tiempo se resolvía “cargando combustible en otras provincias, antes de entrar a Misiones”.

En los últimos tiempos, Horianski indicó que la situación se complicó ya que una unidad grande, es decir, un camión o un colectivo de larga distancia que tiene un tanque de mil quinientos litros, se le carga 150, a veces 200 litros.

Horiaski, por otra parte, mencionó que para prestar servicio compran combustible mayorista. Sin embargo, el empresario lamentó que el problema es que en los surtidores donde se venden combustible a usuarios particulares el valor está subsidiado por el gobierno nacional.

Por el contrario, el consumo mayorista no esta subsidiado y los empresarios del transporte pagan un valor $160 el litro desde hace varios meses.

Con respecto a la frecuencia del servicio, Horianski destacó que luego de la pandemia la actividad del transporte de media distancia esta normalizada en un 75%. De tal manera, el hombre señaló que hoy empiezan las clases los universitarios por lo que esperan que las actividades se retomen en un 100%.

Mas allá de esto, indicó que desde la Secretaría de Transporte de la provincia deben autorizar la normalidad total de las frecuencias de los servicios. De hecho, lamentó: “Luego de la pandemia hay empresas cuya situación es dramática, no tuvieron mantenimiento o la atención correspondiente para volver a una normalidad total o a una circulación adecuada”.

Debido al atraso en el valor de las tarifas, Horiaski dijo que no se trata de un problema de tarifa sino que habría que buscar otro mecanismo de compensación para no atacar al usuario.

“Durante la pandemia todo lo que respecta al transporte aumentó, además, todo es importado y está dolarizado”, destacó Horiaski. Por lo tanto, el hombre indicó que hubo incrementos en dólares y en pesos con salarios no actualizados, pero no está de acuerdo con que se refleje estas subas en la tarifa que se le cobra a un pasajero.

Por otro lado, el Fondo Monetario Internacional pide a la Argentina que deje de subsidiar servicios y ante esta cuestión, Horianski reflexionó que hay que encontrar un equilibrio. Además, cuestionó que el 80% de los servicios subsidiados quedan en la provincia de Buenos Aires, sin ser beneficiados por la compensación las provincias del interior. “Los usuarios son los últimos afectados por este subsidio que no llega al interior”, agregó Horiaski.

Finalmente, el empresario comentó que los gobernadores del Norte en la cumbre que se realizó hace un tiempo atrás, realizaron un pedido para tener similares condiciones a los subsidiados en Buenos Aires para tener un país más igualitario.

Disminuyó más del 30% la demanda de viajes de larga distancia: empresas de transporte se enfrentan a aumentos de costos

Pese a la mejora de la situación epidemiológica en el país y el regreso de las actividades que se vieron afectadas, desde la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi) sostienen que la demanda de viajes de larga distancia está 31% por debajo de la cantidad de pasajeros que se registró en el primer bimestre del 2020.

La pandemia por el coronavirus afectó a todo el mundo y muchas actividades se vieron interrumpidas y golpeadas. En nuestro país, una de esas fue el transporte de larga distancia, que tuvo un parálisis de movimiento desde marzo a noviembre de 2020. Luego, poco a poco fue recuperándose con la habilitación progresiva de viajes de larga distancia, con la aprobación de ciertas actividades y rubros.

A diferencia de la temporada de verano del año 2021, se logró el regreso de viajes de larga distancia a 1.600 destinos de todo el país, sumado al intenso flujo turístico registrado entre enero y febrero de este año.

Pese a que el escenario actual es diferente al del año pasado, en relación a la mejoría de la situación epidemiológica por la pandemia en el país, desde la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi) sostienen que la demanda de viajes de larga distancia está un 31% por debajo de la cantidad de pasajeros que se registró en el primer bimestre del 2020, cuando el coronavirus inició su proceso de expansión y obligó a una cuarentena estricta.

Además de afrontar las secuelas económicas provocadas por la pandemia, la actividad se ve sumergida en una crisis debido a los incrementos en los costos, más aún teniendo en cuenta que se trata de un rubro que depende exclusivamente del combustible, que aumentó más del 25% e un mes y medio. El 45% de los costos fijos del servicio está ligado a las naftas. Ante esto, también afecta la escasez de combustibles que ya se percibe en algunas provincias.

En relación a todo lo anterior,  Gustavo Gaona, vocero de la Celadi, manifestó en declaraciones periodísticas a un medio provincial que “la demanda actual aún no recuperó los niveles de la prepandemia, ya que el servicio de larga distancia está operando con un 31% menos de pasajeros”. Entre los motivos, atribuyó a los cambios de la pandemia, ya que muchas personas optan viajar en autos en vez de los colectivos.

“En términos de temporada fue muy superior a la primera temporada de regreso del servicio, durante el verano del 2021 luego de nueve meses sin circular, período en el que se registró una merma del 80 por ciento”, agregó.

El mejor período de la actividad se fdio entre el 15 de diciembre de 2021 y el 15 de febrero de este año. “Se habla de récords de temporada, pero para el sector no porque no hubo mucha movilidad en los micros, ya que persisten ciertos temores con el transporte público y muchos optaron por el traslado en autos”, añadió Gaona.

Asimismo, planteó que se vive un escenario preocupante, porque el servicio de viajes de larga distancia carece de subsidio y, luego del verano, deberán afrontar meses de baja demanda, hasta las vacaciones de invierno cuando proyectan mayor movilidad nuevamente.

«Estamos hacia el fin de la pandemia y ninguna empresa de transporte de larga distancia quebró”, resaltó el vocero de la Celadi. “Se logró conectar con 1.600 destinos, y recién ahora se está avanzando con la recuperación de todas las frecuencias, pero que aún no lo está del todo porque se proyecta según la demanda. Es decir, dependiendo del movimiento entre una ciudad y otra se hace y se añade un servicio”.

Total Page Visits: 19 - Today Page Visits: 1