Oscar Parrilli reconoció que además del nuevo blanqueo, el kirchnerismo planea incrementar el entrecruzamiento de datos en el sistema financiero para buscar evasores

GENERAL

El senador que responde a Cristina Kirchner justificó que “no alcanzan” las medidas para combatir la evasión fiscal, y por ello se buscará que la UIF, el Ministerio de Economía y la jefatura de Gabinete tengan acceso a los datos que tienen la Comisión Nacional de Valores, la AFIP y el Banco Central

El senador nacional, Oscar Parrilli, alfil de Cristina Kirchner y defensor del proyecto del Frente de Todos para crear un Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI, a través deun tributo para los argentinos que tengan bienes sin declarar en el exterior, reconoció que el oficialismo planea incrementar el entrecruzamiento de datos en el sistema financiero para buscar evasores.

El ex director de la AFI justificó que la iniciativa se planteó “sobre la base de la idea de Néstor Kirchner, que se sacó de encima y le pagó al Fondo Monetario Internacional, y desde el 2005 en adelante tuvimos autonomía y soberanía económica”. “Incluso Macri no tuvo, cuando asumió, la presión del Fondo ni de ningún organismo internacional”, recordó.

“Sabemos de la gran cantidad de argentinos que tienen dólares en el exterior y no han pagado impuestos”, continuó. Parrilli insistió con que no se trata de un nuevo impuesto ni un blanqueo: “Es una penalidad, es un mecanismo para hacer una recuperación rápida, y el objetivo es reunir el dinero para pagarle al Fondo y no tener más dependencia desde el punto de vista de las políticas para llevar adelante”.

En el Frente de Todos estiman, “si se logra descubrir”, que hay alrededor de 340 mil millones de dólares que están en el exterior. “Hay que ver cuánto de eso está declarado y cuánto no; cuánto se ha fugado”, dijo el senador.

Parrilli insistió con que con este proyecto no se le cobrará a los ricos: “Es para los que evadieron, los que se llevaron la plata afuera y no pagaron impuestos; los que se llevaron la plata producto de la corrupción, la evasión impositiva, del narcotráfico y cualquier figura delictiva”.

En Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich y Martín Lousteau bautizaron el proyecto como la “ley Daniel Muñoz”, en referencia al fallecido ex secretario privado del matrimonio Kirchner. “Que Bullrich haga chicanas es normal en ella, pero pensé que Lousteau tenía mayor altura para discutir”, les respondió Parrilli. “Si vamos a la chicana, se puede llamar la ley Gianfranco Macri, el hermano del ex presiente que en el blanqueo que sí hizo Macri en 2016, donde se blanquearon 120 mil millones de dolares que estaban en el exterior que se habían fugado sin pagar impuestos, el hermano de Mauricio Macri blanqueó 37 millones de dólares; sería bueno que nos digan de dónde salio, si del narcotráfico, el terrorismo, el trafico de armas o de la corrupción”, contraatacó el senador de Cristina Kirchner.

En diálogo, al ser consultado por las herramientas con las que cuenta el Estado, dijo que “no alcanzan”, y que con la iniciativa presentada este lunes se busca darle “muchas más facultades y atribuciones a la AFIP, a la Unidad de Información Financiera y al Ministerio de Economía”. Y reveló que “este proyecto va acompañado de otro que es ampliar la información de los secretos financieros, bursátiles, impositivos.” “Estamos ampliando para que la UIF, el Ministerio de Economía y la jefatura de Gabinete tengan acceso a la información que tiene la Comisión Nacional de Valores, la AFIP, y el Banco Central sobre el movimiento de fondos, porque la plata que se fugó no se la llevaron con un avión en efectivo, se la llevaron con transferencias”, explicó.

“La información está en los bancos, en el sistema financiero, hay que buscarla, comprobar eso con la actividad de cada empresa, con las denuncias que tiene la AFIP y a partir de ahí determinar quiénes tienen los bienes declarados y quiénes no”, agregó.

Parrilli aclaró que “el único destino de ese dinero va a ser para pagarle al Fondo Monetario Internacional” y que lo pagarán entre “cinco mil y diez mil personas” que “son los responsables de que hoy la Argentina tenga la deuda que tiene”.

El senador fue uno de los que votó en contra del acuerdo alcanzado con el FMI, pero ahora destacó que con este proyecto “estamos buscando soluciones” y “por suerte el Presidente, a través de su vocera, ha salido a apoyarlo”. Parrilli está confiado en que será aprobado en la Cámara Alta, pero que “en Diputados va a ser más difícil”. “No digo que no pueda salir, no va a ser fácil, afectamos muchos intereses”, concluyó.

Total Page Visits: 21 - Today Page Visits: 1