Más guiños de Gerardo Morales a Alberto Fernández

GENERAL

Gerardo Morales, el gobernador jujeño y presidente de la Unión Cívica Radical, realizó una serie de picantes declaraciones, en el marco de la campaña para la instalación de su candidatura para las elecciones presidenciales de 2023.

Morales se refirió a las internas del oficialismo y las diferentes estrategias que compiten en Juntos por el Cambio.  En este último caso fue taxativo: «Si van por Milei, el radicalismo va a decir que no, es la expresión antidemocrática», aseguró, y anticipó que «después se verá qué hace la UCR y Juntos».

También analizó el conflicto dentro del Frente de Todos, que amenaza con hacerlo estallar en cualquier momento. «Se lo quieren llevar al puesto a Alberto Fernández para que Cristina Kirchner se haga cargo del país», enfatizó. Y comparó el comportamiento de la vicepresidenta con la acción de la OTAN en Ucrania. «Nos hace a nosotros lo que el mundo le hace a Rusia. Restricciones, cepo, complicaciones, son fórmulas perimidas”, interpretó.

Volviendo sobre la interna de la oposición, el presidente de la UCR sostuvo que «nosotros tenemos que trabajar en proteger a las micro y pymes, por eso tiene que haber un plan federal de inversiones productivas». Y agregó que «ese es el desafío para el país y que va a generar un debate dentro de Juntos por el Cambio porque no tenemos las mismas concepciones ideológicas, tenemos diferentes visiones del estado, por eso tenemos que dar el debate», reconociendo las profundas diferencias existentes dentro de la coalición opositora.

Las afirmaciones de Morales fueron formuladas en un cónclave de intendentes partidarios, a los que habilitó para hacer política a voluntad. «Hay libertad para que cada uno conforme los acuerdos que crea conveniente en sus localidades», indicó. Pero a nivel nacional trazó un límite muy preciso: «Si van por Javier Milei, el radicalismo va a decir que no, es la expresión antidemocrática, es un emergente de la política que es responsabilidad nuestra y del Frente de Todos».

Por si quedara alguna duda, remarcó que «si avanzan por ese camino yo voy a trabajar para que la convención radical -el órgano del partido que habilita las alianzas- diga que no y después se verá qué hace el radicalismo y Juntos por el Cambio».

Morales realizó además una autocrítica que apuntó directamente al Pro: «Muchos miembros encumbrados de Juntos niegan los errores que cometimos, creen que el pueblo se equivoca». «Hay que entender que si no nos votaron es porque hay cosas que hicimos mal, y esas son las cosas que tenemos que mejorar con un programa de gobierno», postuló. Y llamó la atención sobre los riesgos que entraña la grieta política. 

«El problema que tiene el país es la grieta, y en el partido que gobierna también la grieta, la preocupación es que esa grieta no lo inmovilice», marcó.

Morales diagnosticó que «hay una fractura estructural gravísima y ahí vamos a tener que estar, atentos, para no dejarnos llevar». Y justificó su apoyo al presidente Alberto Fernández al subrayar que «también tenemos que evitar en Juntos por el Cambio aquellos que creen que mientras peor mejor es castigar al pueblo argentino con la responsabilidad que nos toca, no dejarnos tirar por la irracionalidad». 

En su intervención, en clave de candidatura presidencial, descargó una andanada tras otra sobre su socio electoral, el Pro. «Nosotros no queremos ser los dueños de Juntos, pero no nos van a llevar de las narices. Pienso en que el próximo presidente sea radical, después nos puede acompañar -en la fórmula- cualquiera de ellos». Y llamó la atención sobre las conductas antidemocráticas del Pro en su conjunto:  «Hay mucho ruido y ese ruido tiene que ver con que el radicalismo se está poniendo de pie».

Como conclusión, apuntó a fortalecer la moral del radicalismo en su competencia interna, haciendo referencia a la estructura territorial de la UCR: «Les pido -a los intendentes- que creamos en nosotros, no nos entreguemos, primero vayamos con nuestros candidatos a gobernadores radicales, porque si nos entregamos en la provincia a otros candidatos nos vamos a quedar sin partido».

«Los intendentes son fundamentales, claves, para entender la territorialidad a la hora de armar el programa de gobierno que va a estar listo para fin de año, el programa de Juntos por el Cambio. El partido que más intendentes tiene dentro de la coalición somos nosotros», destacó.

Las intervenciones de Gerardo Morales vienen pronunciando su sesgo de candidato presidencial, con un nivel de confrontación que ha sido inédito para el radicalismo desde hace mucho tiempo. En su discurso a los intendentes llamó la atención el elevadísimo nivel de las críticas al Pro, tanto por sus políticas de gobierno como por su actitud antidemocrática de “ningunear” a la UCR.

Esto, sumado a su respaldo a rajatabla al presidente Alberto Fernández invitan a pensar que radicales y albertistas no están muy lejos de componer un espacio político común de cara a 2023. El tiempo dirá.

Total Page Visits: 34 - Today Page Visits: 1