Eventos sociales al alza: hay reservas hasta fin de año

GENERAL

Desde el sector señalan que muchas fiestas son las que se habían reprogramado en la época de aislamiento. Ahora la predilección es por las celebraciones al aire libre

La demanda de eventos repuntó de manera exponencial en la provincia de Misiones. Todas esas fiestas de 15, cumpleaños, casamientos y demás celebraciones que quedaron truncadas durante los casi dos años de paralización del sector por la pandemia, comienzan a realizarse ahora y las expectativas crecen.

En este sentido, emprendedores de diferentes rubros ligados a la actividad – como discotecas, salones, decoradores – aseguran que ya tienen consultas, reservas e incluso contratos cerrados hasta, por lo menos, diciembre de este año. Un ejemplo es lo que está ocurriendo bastante con las recepciones, donde los jóvenes ya comienzan a organizar sus fiestas. En ese marco, se estima que a comparación del 2019, la recuperación fue de 82 por ciento.

Sin embargo, más allá de la excelente noticia que esto representa para el sector más golpeado por el aislamiento, los emprendedores plantearon una serie de inconvenientes que son los mismos que provocan que no se puedan superar aún las cifras de la prepandemia: faltante de salones porque cerraron y no volvieron a abrir, recortes en presupuestos debido a la difícil situación económica y la proliferación aún de fiestas clandestinas, son algunas de las problemáticas con las que tienen que lidiar.

Recuperación

Sobre la situación actual del sector se refirió el presidente de la Asociación Misionera de Proveedores y Organizadores de Eventos (Amproe), Gastón Jilek, quien indicó que “la recuperación fue impecable y mejor de lo que creíamos”.

“Sin duda que seguimos con el coletazo de un año y medio parados, pero realmente lo que vemos a futuro es muy bueno. Hay demanda, la gente tiene necesidad de distracción, y eso está muy bueno”, planteó.

Al tiempo que adujo: “Frente al 2019, estamos en un 82 por ciento de recuperación. Ese tramo del 18 por ciento que falta está ligado a la inversión pública que falta, que son esos predios feriales que teníamos antes”, en referencia a los lugares de eventos masivos que se desarrollaban antes, como la Feria Forestal, Expo Mujer, y otros congresos nacionales e internacionales.

Por su parte, el emprendedor obereño Sergio Vallena, propietario de Malú Multiespacio, explicó que “después de la pandemia, tuvimos un incremento prácticamente del 80 por ciento en solicitudes de eventos, una demanda altísima, estamos alquilando ya para eventos durante el año y tenemos alrededor del 70 por ciento de ocupación completa, con la mayor demanda en cumpleaños de 15 y de adultos, casamientos y otras reuniones sociales”.

Asimismo, señaló que la gente se está tirando a optar por los salones que tienen espacios al aire libre, costumbre que quizás, se arraigó con la necesidad de distanciamiento durante la parte más compleja de la pandemia. “Se prioriza mucho el salón al aire libre, la gente busca esos espacios. Tenemos un salón climatizado cerrado que era nuestra vedette, lo que más vendíamos; pero hoy la gente busca el otro salón que está al lado que es al aire libre, como así tamién el patio. Los emprendedores que tengan ese tipo de salones con la opción al aire libre seguro tienen más demanda”, manifestó Vallena.

Y agregó: “La gente busca alternativas para hacer sus eventos, en estos dos años que tuvimos de encierro, fueron de a poco reprogramando eventos que no pudieron hacerse antes, incluso ya hay  consultas para las recepciones en fin de año. Las fecha que me consultan ya son en noviembre y diciembre, tenemos el año completo”.

Por otro lado, en lo que respecta a la parte de decoración, Ángela Berent, del emprendimiento Los Decoradores, manifestó que “en noviembre del 2021 se empezaron a retomar los eventos con más normalidad, siendo meses con muchos eventos desde diciembre a marzo por cuestiones como el clima, que favorece mucho para el desarrollo de los mismos”.

“En cuanto a los meses que se vienen la proyección, la demanda es bastante alta, hay algunos contratos que ya están cerrados y se están armando mucho presupuestos a medida para lo que resta del año. De a poco fuimos volviendo a la normalidad y este año es muy prometedor ya que se podrán llevar a cabo aquellas fiestas que se pospusieron en el 2020 y 2021”, ponderó.

De la misma manera, en el sector de discotecas se pudo ver esta recuperación. Olivio “Pety” Ortiz, propietario de Spectrum Sonido e Iluminación, contó que la demanda es creciente y las consultas se extienden hasta fin de año. “Notamos un cambio importante, incluso desde la apertura de la actividad. Al principio la gente tenía incertidumbre sobre lo que pudiera ocurrir, tenía miedo de contratar y que se vuelva a cerrar todo; pero ahora se animan y apuestan, incluso pensando en los meses que vienen”, remarcó.

En sintonía, Sebastián Reineck de Audio Compacto, resaltó que “hay mucha demanda de consultas, sobre todo en recepciones, por día tengo dos o tres consultas para la discoteca. No obstante, hay problemas en el presupuesto, la gente no está llegando y nuestros insumos son en dólares”.

“La gente piensa mucho antes de cerrar el servicio, la demanda es mucha pero el poder adquisitivo es bajo. La inflación aumenta constantemente y hay que tener en cuenta que es difícil cancelar un servicio con el precio congelado hoy en cuotas hasta diciembre”, apuntó.

Dificultades 

Jilek de Amproe planteó una problemática que preocupa tanto a los emprendedores de eventos como a los mismos demandantes de fiestas: la falta de salones. De acuerdo a lo que mencionó, y haciendo hincapié principalmente en Posadas, adujo que esa es una de las secuelas que dejó la pandemia y llevará tiempo recuperar.

“Hay muchos espacios físicos, como el Gala, la Aventura que se han perdido y eran lugares grandes para hacer eventos. Hoy no hay salones para más de 250 personas y esa es una dificultad, no sólo para el que quiere hacer la fiesta, sino también para quienes debemos trabajar en ellas porque muchas veces no podemos brindar un servicio como corresponde”, explicó.

En ese sentido, apuntó a que eso, sumado a la falta de un predio ferial más grande, es una de las razones por las cuales también la ciudad se pierde de hacer eventos más convocantes. “Tenemos una ciudad muy linda, destacada a nivel nacional, pero hemos perdido espacios para realizar congresos, por ejemplo, que después son hechos en otras provincias. Por eso, necesitamos trabajar en un plan estratégico a 20 años para pensar en el futuro, algún predio como el de La Rural por ejemplo”, dijo.

Otro de los inconvenientes que desde diferentes rubros se está planteando es la necesidad de revisar las instalaciones eléctricas, pues hay constante riesgo de quemar equipos, sin tener la posibilidad de reponerlos por los altos costos.


En cifras

82%
Aproximadamente, fue la recuperación de los eventos en relación a lo que fue el año 2019, previo al aislamiento por la pandemia.

Total Page Visits: 34 - Today Page Visits: 1