Nueve intendentes piden ayuda ante la crisis hídrica

GENERAL

Son del departamento Leandro N. Alem y se reunieron para unificar criterios y analizar la situación de cada municipio. Elevaron un documento a la Provincia con pedidos de asistencia.

Un grupo de intendentes del Departamento de Leandro N. Alem participaron en una reunión que se desarrolló en la sede la CELA (Cooperativa Eléctrica de Alem) el último miércoles por la noche con el objetivo de avanzar en alternativas para paliar la difícil situación hídrica que enfrentan actualmente y gestionar los recursos ante el Gobierno provincial y nacional.

En la oportunidad redactaron un documento en el que detallaron las urgencias y las alternativas posibles de ejecutar en el corto y mediano plazo.

En la reunión estuvieron presentes el alcalde anfitrión, Waldemar Wolenberg y sus pares de Andrade, Almafuerte, Gobernador López, Mojón Grande, Dos Arroyos y Arroyo del Medio, además de los representantes de Caá Yarí y Cerro Azul.

El intendentes de Dos Arroyos, Rosario Becker, explicó  que “nos reunimos junto a varios colegas y directivos de la CELA para analizar la situación hídrica como así también eléctrica porque afectan a las plantas de bombeo de agua. Cada vez se agudiza más la falta de agua en toda la zona, las vertientes se están secando, algunas perforaciones también y otras mermaron el caudal por lo que coincidimos en hacer un documento con el pedido para ser entregado al Gobierno provincial para paliar este momento”.

Agregó que “hay municipios que necesitan una nueva perforación, otros ampliar la red de agua, están quienes necesitan recuperar las vertientes porque el tema es que no se tiene certeza de cuándo lloverá y lo suficiente para recuperar los niveles de agua que se necesita. Ya llevamos muchas semanas en estas condiciones de sequía y eso empieza a golpear duro”.

Luego de la reunión en la CELA se procedió a elaborar el documento “y ahí ya firmamos, así que hoy (ayer) debía ser elevada al Gobernador. En el mismo se detalla la necesidad más inmediata de cada municipio y alguna propuesta a largo plazo o que requiera una inversión más importante”, dijo.

En el caso puntual de Dos Arroyos, el intendente Becker apuntó que “lo que pedimos ahora es una red de caños para impulsión de 500 metros desde la planta de agua hasta el tanque elevado del pueblo porque tenemos una pero que no da abasto. A futuro sí una planta de agua potable con impulsión desde el arroyo López, que está a unos 3.800 metros, que incluso ya está el pedido realizado al IMAS (Instituto Misionero de Agua y Saneamiento)”.

Contó Becker que “actualmente estamos empleando una bomba de agua pero necesitamos poner otra red, poner otra bomba para alternar y que descanse una de ellas, que funcionen en paralelo. Estamos abasteciendo también con el camión cisterna en la colonia para los productores y en determinadas chacras que se están quedando sin agua incluso hasta para los animales”.

Por su parte, el intendente de Mojón Grande, Adrián Solís, también presente en la reunión del miércoles último, aportó a este Diario que “la reunión fue positiva porque todos los municipios reunidos estamos atravesando situaciones complejas referidas al agua, algunos en la zona urbana y otros en la rural. Cada comuna tiene una realidad diferente porque algunos tienen posibilidad de obtener agua de vertiente, por ejemplo y otros no, también de arroyos pero que necesitan realizar el tratamiento correspondiente de potabilización”.

Destacó que “pusimos en común algunas cuestiones para presentar eso al gobierno y de alguna manera facilitar las cosas, porque quedó plasmado la necesidad de cada localidad, lo que urge para salir de este panorama complejo de la falta de agua, pero también aportamos una solución factible, es decir qué se necesita puntualmente, no quedarnos de brazos cruzados esperando porque no hay tiempo. Así nos ahorramos, en el buen sentido, que tengan que venir a cada municipio a ver qué está pasando”.

Total Page Visits: 24 - Today Page Visits: 1