Elecciones 2021: Tras la derrota, Alberto Fernández convocó al diálogo y anticipó que enviará un proyecto para acordar con el FMI

GENERAL

La misma noche de la derrota, el presidente se propuso relanzar su gestión. Convocó a la oposición a un acuerdo que apunte a la reactivación de la economía y anticipó que enviará un «proyecto de ley que explicite el programa económico plurianual para el desarrollo sustentable» que incluirá los entendimientos con el staff del Fondo Monetario Internacional en las negociaciones.

Siguiendo la línea discursiva que sostuvo durante la campaña, Alberto hizo una lectura optimista del presente de la economía y anticipó la continuidad del proceso de recuperación que siguió a la brutal caída que registró el PBI el año pasado.

Obligado por la derrota electoral y por el equilibrio de fuerzas que tendrá la próxima conformación de ambas cámaras, hizo un llamado al diálogo con el objetivo principal de avanzar en un acuerdo con miras al crecimiento de la economía.

“Necesitamos que las grandes mayorías generen consenso. A la mayor brevedad voy a dirigirme a los representantes de la voluntad popular para acordar una agenda tan compartida como sea posible”, agregó el Presidente.

«En esta nueva etapa debemos priorizar los acuerdos nacionales. Si queremos resolver los desafíos los que nos enfrentamos, necesitamos consensos. Voy a dirigirme a los representantes de la voluntad popular y a las fuerzas políticas a las que representan para acordar una agenda tan compartida como sea posible. Una oposición responsable y abierta al diálogo es una oposición patriótica», afirmó.

Anticipó que presentará un proyecto de ley que explicite un programa plurianual de crecimiento sustentable que se negocia con el FMI que deberá establecer condiciones para la renegociación de la deuda tomada por el gobierno de Mauricio Macri.

El proyecto contará con un detalle con referencia a los niveles de emisión, inflación, actividad económica y gasto público, entre otros datos, previsto para los próximos años.Lo anunciado por el mandatario se relaciona en forma directa con los trascendidos previos a la jornada, donde el staff del FMI le habría solicitado al Gobierno una hoja de ruta fiscal y económica, pero, sobre todo, un compromiso de legisladores, fuerzas políticas y de parte del empresariado y conducción sindical avalando dicho derrotero.

Con respecto a los resultados electorales, con los que el oficialismo mejoró la performance de las PASO pero igual salió golpeado, explicó: «Con esta elección termina una etapa muy dura de nuestro país; una etapa que estuvo marcada por dos crisis. Una, la crisis económica heredada del gobierno anterior, y de la que aún quedan enormes desafíos por resolver. Otra, la crisis sanitaria, provocada por una cruel pandemia que poco a poco vamos superando».

«Cada vez que el pueblo habla, la democracia nos hace más fuerte. Hablé y escuché a millones de personas. Todas y todos necesitan más certidumbre, saber que cada día vamos a estar un poco mejor. Nos estamos poniendo de pie. Estoy convencido que desde el respeto profundo a la expresión del pueblo en las urnas se abre una etapa nueva para nuestro país», lanzó.

Acto seguido, remarcó que el futuro tendrá como ejes centrales «la recuperación económica, el fortalecimiento de los ingresos, la reducción de la inflación y la creación de empleo, todo ello en el marco de un diálogo constructivo».

Por otra parte, el mandatario destacó que «es necesario seguir el camino del reordenamiento de las cuentas del Estado», pero resaltó que «jamás a costa de un ajuste del gasto. Eso nos impediría nuestro sueño y compromiso de construir una sociedad inclusiva; impediría darle continuidad a esta recuperación económica que estamos viviendo».

«El ajuste fue practicado en distintos momentos de la historia y solo profundizó la desigualdad y la pobreza», añadió, y dijo: «Hoy queremos mirar hacia adelante, pero eso no debe conducirnos a un olvido que signifique un retroceso. Queremos avanzar y poder crecer como sociedad».

Por último, pidió actos a la dirigencia opositora «actos de patriotismo». «Nuestro pueblo necesita de ese patriotismo. Precisamos que la relación entre el Gobierno y el Congreso sea fructífera por el interés general del país. Es tiempo también de resolver el problema derivado de la deuda contraída por el gobierno que me precedió. Es el escollo más grande que enfrentamos para continuar en la senda de la recuperación económica», cerró.

Total Page Visits: 52 - Today Page Visits: 1