A dos años del femicidio, comienza el juicio por el crimen de Vilma Mercado

POLICIALES

Desde el lunes, el ex soldado Carlos Villar (21) será juzgado en Eldorado por violar y asesinar a Vilma Mercado (19), el 24 de Octubre del 2019 en Iguazú.

Este lunes arranca en Eldorado, el juicio oral y público contra el ex soldado del Ejercido, Carlos Luis Leandro Villar (21) por el femicidio de la estudiante de 19 años, Vilma Mercado. El crimen fue perpetrado el 24 de octubre de 2019 en Puerto Iguazú y Villar está sospechado de violar a otra joven, antes del femicidio.

El ex soldado voluntario está imputado en la causa por el delito de “abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por femicidio y criminis causa”. La pena para este crimen es la máxima posible, es decir, prisión perpetua. Según información oficial, el Tribunal Penal 1 de Eldorado que juzgará a Villar, estará integrado por los magistrados Atilio León, María Ramos y Lyda Gallardo.

Según prevé varios testigos claves declararán durante el debate oral y público. Entre ellos, familiares, allegados y amigos de la víctima, además de peritos y médicos forenses.

En tanto, se supo que familiares de Vilma Mercado, organizaron una rifa para costear los viáticos de dos jóvenes correntinas citadas a declarar en el juicio que comenzará este lunes. Ellas son Oriana y Karla Nobili, que eran amigas de la víctima.

“En una oportunidad, meses antes de su desaparición, él (por Leandro Villar) fue a buscarla a un lugar donde yo estaba. No logré verlo, pero sí sabía que Leo Villar la iba a ir a buscar”, explicó a el Diario El Litoral de Corrientes una de las testigos, Oriana Nobili.

Villar también está imputado por otra violación e intento de femicidio

Según fuentes tribunalicias, las declaraciones recabadas y las pruebas producidas, junto con declaraciones testimoniales, apuntan al ex soldado voluntario Villar no sólo como el asesino de Vilma Mercado. Además, lo involucran con la violación de una menor de 15 años, en la zona conocida como “Villa Cariño” de Iguazú. Habría empleado el mismo “modus operandi”, aunque con diferente desenlace.

Sin embargo, durante el juicio oral y público que se iniciará el 1 de noviembre, se debatirá exclusivamente el caso del femicidio de Vilma Mercado, ocurrido el 24 de octubre de 2019.

A Villar, el juez de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, Martin Brites, lo imputó por “femicidio y abuso sexual en concurso real” en perjuicio de Mercado, aunque también está imputado por “rapto y abuso sexual con acceso carnal en concurso real” en el caso de la menor violada. En el marco de ese crimen, Villar tendría que enfrentar otro juicio.

Ambos crímenes ocurrieron en un periodo de 13 días en el mismo lugar, la zona de La Rotonda camino de acceso al Parque Nacional Iguazú. Además, el violador y femicida empleó elementos similares en ambos crímenes. Por ejemplo, una cinta de embalaje para amordazar e inmovilizar a las dos jóvenes. Además, trasladó a las víctimas en una moto.

Por otra parte, según las pruebas recopiladas, Villar habría intentado asesinar a la menor violada, 13 días antes de cometer el femicidio. Es decir, primero hubo un ataque sexual y luego un intento de femicidio, en ambos casos. Sólo que la menor logró sobrevivir y Vilma, no.

El femicidio de Vilma Mercado

Según lo que se pudo reconstruir de las últimas horas de Mercado, en la noche del miércoles 23 de octubre del 2019, Vilma salió de su casa ubicada en el barrio Las Orquídeas de Puerto Iguazú. Avisó a sus amigas en un grupo de Whatsapp que se iba a encontrar con un chico y envió una foto de ella esperándolo.

Ese mensaje fue enviado cerca de las 00:05 del jueves 24 coincidiendo con la última conexión de la joven en la aplicación. Luego de eso no se supo más nada de Vilma. Entonces comenzó la desesperada búsqueda de sus familiares.

Sin embargo, el viernes 25 de octubre, el cuerpo de Vilma fue hallado sin vida en una en una zona de mucha vegetación, en cercanías a una antena repetidora de televisión, a la altura del kilómetro 1632 de la Ruta Nacional 12 y a unos 15 kilómetros aproximadamente del casco urbano de la ciudad.

Según las pericias forenses, Vilma sufrió un paro cardiorrespiratorio debido a una asfixia mecánica que le provocó una cinta de embalaje que cubría su cara. Además, sufrió abuso sexual con acceso carnal.

El acusado intentó una poco elaborada coartada ante la familia de la víctima

Al otro día de la desaparición de Vilma, Villar se presentó en la casa de la familia de la joven y manifestó que estuvieron juntos la noche de su desaparición. Pero sostuvo que ella se retiró del lugar donde estaban “en un auto negro”. Y habría revelado que Vilma llevó la cinta de embalaje, con la que cubrieron su rostro para causarle la muerte por asfixia.

Pero Villar mostró varias contradicciones en su declaración como testigo ante la Policía, aquel jueves 24. Y al ser revisado por un médico policial, el sospechoso tenía lesiones en la mano y la pierna izquierda que coincidía con signos de defensa de la joven.

Con este panorama, el juez Martín Brites ordenó un allanamiento en su casa. Allí aparecieron más pruebas en su contra. Los investigadores encontraron el teléfono de la víctima, una soga y una cinta de embalar, similares a las que encontraron en el cuerpo. Villar cumple prisión preventiva en la Unidad Penal III de Eldorado desde su detención.

Total Page Visits: 46 - Today Page Visits: 1